Inicio / Teatro / Liquidación Total: entre la mentira y la verdad en pleno corazón de Palermo

Liquidación Total: entre la mentira y la verdad en pleno corazón de Palermo

liquidaciontotalteatro.jpg

Una tienda de ropa vintage en Palermo se transforma en el escenario de un diario íntimo actuado por dos personas. La temática parece hecha a pedido del local: una de las actrices es original, la otra es trucha. Una es real y la otra es falsa. Una miente, la otra dice la verdad.

El teatro no convencional ha mejorado su trama de necesidades y urgencias: antes era actuar para 300 personas en un lugar con telón pintado a mano. Ahora puede que convoquen al sótano de un comercio, te hagan lugar entre las perchas y sientas que más que público sos parte de la Logia Lautaro.

Linda gente la que se pone creativa en los intersticios de la vida artística. Ves Liquidación total! y te das cuenta de que el talento puede estar en cualquier parte. Un día antes de la función plantan en el WhatsApp de quien tiene la entrada algo que ya casi no existe: expectativa.

Convocan con recomendaciones a tener en cuenta para poder formar parte del asunto. Tan íntimo todo que sentir que las actrices están haciendo la obra para vos no es ningún delirio. Un ruido de feedback captado en varias frecuencias. Eso es y eso sucede en esta tienda preciosa de dos plantas, donde hay camperas Adidas por 60 lucas y te hacen el 10% de descuento si viste la obra.

Fulana y Mengana. De entrada no sabemos el nombre de las actrices, perdón. Son dos chicas. La real y la copia. La más alta y la más baja. La obra utiliza la ropa usada para preguntarse sobre la “calidad” de los recuerdos y las “marcas” que nos dejaron. ¿Son nuestros recuerdos realmente nuestros, o imitaciones deformes de lo que fuimos?

Una prenda de vestir que hace de mamá, otra de ex novio, los recuerdos de una playa en algún lugar entre Barcelona y Mar Chiquita. Una lona estampada que sirve para franelearse a Messi. Confecciones y ficciones que se desobedecen entre remanentes de stock.

Habrá intervenciones irritadas sobre la propiedad intelectual y su capacidad para ser reproducida. Aparecerá el elemento peligroso de la copia. Pensamos en La Saladita y en la Escuela de Frankfurt. Podría ser un teatro político que refleja realidades insoslayables.

El texto es de Eliana Murgia, una argentina que vivió dos años y medio en Madrid. Actúa, dirige y escribe. Si le preguntás por su trabajo, dice que ve lo “artístico” como un espacio expandido donde “mixturar lenguajes y articular deseos”.

Su compañera es sensacional. Actriz, productora y flautista, Fiorella Cominetti, chilena ella, es capaz de desnudar nuestras emociones sin un ápice de solemnidad.

Imposible no querer saber más sobre esta muchacha que arrasa desde ese microescenario y a una microdistancia donde su interpretación nos vuelve cómplices.

Liquidación Total

Lugar: Dudou Vintage, Malabia 2105 (Palermo, CABA).

Funciones: domingos a las 13 y miércoles a las 20.30.

Entradas: desde $7.000.

Hernán Firpo/Clarín-Espectáculos

Compruebe también

Café Central, con la dirección de Daniel Marcove, en El Tinglado

“El teatro es una trinchera de la cultura”, definen el director Daniel Marcove y el actor …

Quiero Decir Te Amo arranca hoy en El Picadero. Hablan los protagonistas

Hay una carta que está dirigida a un «hermoso desconocido» y lleva la firma de …

Dejanos tu comentario