Inicio / Cine / Falleció Roger Corman, productor de films Clase B y descubridor de talentos

Falleció Roger Corman, productor de films Clase B y descubridor de talentos

El productor estadounidense le dio oportunidades a grandes directores y actores de Hollywood.

Murió Roger Corman, conocido como “rey de la clase B”, que ayudó a producir clásicos de bajo presupuesto como La tiendita del horror y les dio su primera oportunidad a muchos de los actores y directores más famosos de Hollywood. Tenía 98 años.

Corman murió el jueves en su casa de Santa Mónica, California, según un comunicado publicado el sábado por su esposa y sus hijas. “Era generoso, de buen corazón y amable con todos los que lo conocieron”, indicó el comunicado. “Cuando se le preguntó cómo quería que se le recordara, dijo ‘yo era un cineasta, sólo eso’”.

Desde 1955, Corman ayudó a crear cientos de películas de clase B como productor y director, como escorpión negro, El falso escultor o El clan Barker . Tenía una gran habilidad para identificar el talento y contrató a aspirantes a cineasta como Francis Ford Coppola, Ron Howard, James Cameron o Martin Scorsese. Corman recibió un Oscar honorífico en 2009.

“Hay muchas limitaciones asociadas a trabajar con un presupuesto bajo, pero al mismo tiempo hay algunas oportunidades”, dijo Corman en un documental de 2007. “Uno puede arriesgarse un poco más. Puede experimentar. Puede encontrar una forma más creativa de resolver un problema o representar un concepto”.

Las raíces de la era dorada de Hollywood de los ‘70 se pueden encontrar en las películas de Corman. Jack Nicholson hizo su debut en el cine como el protagonista de El crimen ronda por la noche (1958), producida por Corman, y se quedó en la compañía para hacer filmes de motociclistas, terror y acción, algunas de las cuales produjo y escribió. También Robert de Niro, Bruce Dern y Ellen Burstyn comenzaron sus carreras con Corman.

La aparición de Peter Fonda en The Wild Angels, dirigida por Corman, fue precursora de su propia película de motociclistas, la emblemática Busco mi destino. Pasajeros profesionales, protagonizada por Barbara Hershey y David Carradine y producida por Corman, fue una de las primeras películas dirigidas por Scorsese.

En 1963, Corman inició una serie de películas basadas en la obra de Edgar Allan Poe. La más notable fue El cuervo: tuvo buenas críticas, algo poco común en sus películas.

Los directores de Corman recibían presupuestos mínimos y a menudo instrucciones de terminar las películas incluso en cinco días. Pese a ello, mantenían relaciones cordiales con Corman, que jamás despidió a ninguno. Cuando Ron Howard le pidió medio día mas para refilmar una escena de Grand Theft Auto en 1977, Corman le dijo “Ron, podés volver si querés, pero aquí no habrá nadie más”.

Al principio sólo los autocines y salas especializadas proyectaban sus películas, pero cuando los adolescentes empezaron a llenar las funciones, las cadenas nacionales cedieron. Para su época, las películas de Corman eran francas sobre el sexo y las drogas. Como The Trip (1967), una historia explícita sobre el LSD escrita por Nicholson y protagonizada por Fonda y Hopper.

Entre tanto, Corman descubrió un lucrativo negocio paralelo de estrenar películas extranjeras de prestigio en Estados Unidos, como Gritos y susurros, Amarcord o El tambor de hojalata.

Algunos de sus antiguos subalternos lo recompensaron años más tarde. Coppola lo incluyó en el elenco de El padrino II, Jonathan Demme en el de El silencio de los inocentes y Filadelfia, y Ron Howard le dio un papel en Apollo 13.

Clarín/Espectáculos

Compruebe también

Cannes: Coppola volvió a patinar con una decepcionante Megalopolis

Hace casi cuarenta años, en la conferencia de prensa que dio durante el Festival de …

Meryl Streep volvió a Cannes y recibió la Palma de Oro de Honor

Como toda institución, el Festival de Cannes tiene sus tradiciones, pero -parafraseando a Groucho Marx- “si no …

Dejanos tu comentario