Inicio / Teatro / Antonio Leiva pone en escena Galería, de Carlos Mathus, en el Empire

Antonio Leiva pone en escena Galería, de Carlos Mathus, en el Empire

Leiva fue integrante del elenco de La Lección de Anatomía, la obra escrita por Mathus.

Galería se llama una de las últimas obras que escribió el rosarino Carlos Mathus, recientemente estrenada en el teatro Empire ubicado en Hipólito Yrigoyen al 1900. La dirección de estas 8 historias de 8 minutos cada una está a cargo de Antonio Leiva, quien tuvo la idea de rendir un homenaje al autor que se hizo famoso con la creación de La lección de anatomía.

El mismo Leiva formó parte del elenco original de este espectáculo que está consignado como el de mayor permanencia en cartelera -36 años- del teatro argentino. Estrenada en 1972, la pieza estuvo en cartel de manera ininterrumpida hasta 2008, en Argentina, Uruguay, Paraguay, Venezuela, Chile, Brasil, España y el festival de Gaz, en Austria. Solamente relacionada con aquella obra por desarrollar historias independientes entre sí, Galería presenta un conjunto de personajes que ahondan en algún aspecto de su personalidad. Actúan Marcos López, Elisa Calvo, Sofía Gelpi, Cristian Frenczel, Candela Baez, Omar Ponti,Yamila Gallione y Javier Salas.

Cuenta Leiva en la entrevista con Página/12 que siendo desde muy joven un asiduo espectador de teatro y ópera, decidió tomar clases con Mathus al asistir a uno de sus espectáculos en el Instituto Di Tella. Poco después ya integraba los elencos de las obras que Mathus dirigía para el ciclo Teatro Universal de Canal 7 y hasta participó de El jardín de las delicias, obra invitada al prestigioso Festival de Nancy. “Ya cuando volvimos de la gira los actores le pedimos a Carlos que escribiera algo que tuviera que ver directamente con nuestras experiencias”, cuenta Leiva.

Lo que Mathus trajo al iniciar los ensayos de lo que sería el nuevo espectáculo fue el boceto de un conjunto de escenas que, en principio, duraban unos 40 minutos cada una. El psicoanalista Néstor Breyter, el propio terapeuta del autor y director, intervino en el ordenamiento del material que demandaba un fuerte compromiso emocional y físico. Y como la obra hacía foco sobre la fragmentación del individuo y la necesidad de comprender sus conductas, “nos acercamos a la Gestalt y al análisis transaccional, incluso Marie Langer nos vino a dar charlas”, según recuerda Leiva.

El resultado de aquellos ensayos fue La lección de anatomía, obra que fue estrenada en un congreso de medicina psicosomática en el recientemente inaugurado Hotel Sheraton. Fue allí donde se terminó de constituir el espectáculo, que luego se hizo famoso por iniciarse con el desnudo integral de todo el elenco y un final que consistía en el saludo o reconocimiento que los actores dedicaban a los espectadores.

-¿Cuáles eran los temas que abordaba?

-Pensemos que fue estrenada en 1972 y se hablaba del aborto, del sometimiento de una hija por parte de su padre, de la carrera por el éxito. Y del amor, que es lo único que puede salvar al mundo. Pero por el desnudo inicial, después de estrenarla en el Sheraton no encontrábamos teatro. Hasta que el Theatron (sala ubicada en una galería, en Santa Fe y Pueyrredón), nos dijo que sí, a pesar de que podía prohibirnos o llevarnos presos. Pero no ocurrió. En un solo día se acababan las entradas de toda la semana. Hacíamos funciones de martes a domingos. Y los sábados hacíamos tres funciones: a las 21, a las 23 y a la 1 de la mañana.

-El estreno en el Theatron fue en 1973, con la llegada de un gobierno democrático. Pero ¿Qué pasó cuando llegó la dictadura?

-En 1976 interrumpieron una función. Llegaron al teatro con metralletas y entraron a la sala pidiendo documentos. Fue justo en la escena del desnudo, así que una de las actrices les dijo: “¿No ven que estamos trabajando? ¿Dónde quieren que tengamos los documentos?”. Les obligaron a las actrices a tener una libreta sanitaria, nos pusieron multas por cualquier cosa, nos amenazaron, pero nunca pudieron parar la obra. Cuando cumplimos 10 años de funciones, Carlos Rottenberg nos invitó a festejarlo en el Tabaris.

La lección de economía» hizo funciones, además, en el Ateneo, el Alfil, en el Lorange, el Bauen, el Blanca Podestá. Finalmente, en 1997, llegó al Empire. ¿Cuántos años estuviste en el elenco?

-Estuve 36 años haciendo La lección…Llegamos a tener tres compañías, la que hacía la obra en Buenos Aires, la que hacía giras y luego las que se formaban con actores de otros países. Yo empecé a dirigirla en Caracas, en Chile y en Paraguay.

-¿Y por qué pensaste en reponer Galería?

-Porque quise hacer un homenaje a Carlos, mi compañero de vida por 48 años, a 7 años de su partida. Es una obra que presenta 8 historias contadas por 8 actores. Yo mismo la hice, allá por 2008. Pero esta vez tomé otras historias de entre las 16 que había escrito él originariamente. Carlos siempre buscó reflejar comportamientos humanos y aquí aparecen con fuerza, entre otros temas, la violencia en la escuela, la imposibilidad de asumir compromisos, la solidaridad que no es comprendida y la vida a través de los recuerdos. También estoy pensando en reponer un cabaret que estrenamos el año pasado.

-¿Cómo es este espectáculo?

-Se llama Buenos Aires Berlín, una noche de cabaret ligeramente demencial. Muestra algo muy parecido a lo que estamos viviendo, tan cercano al temor, la desconfianza y el desaliento del Berlín de los primeros años 30, cuando en Alemania gobernaba la social democracia que luego derivó en la llegada de Hitler. Y aquí comenzaba la década infame y teníamos en Discépolo a nuestro Bertolt Brecht.

Cecilia Hopkins/Página 12-Espectáculos

Compruebe también

Marcelo Lombardero dirige Ariadna en Naxos en el Colón

“Ariadna en Naxos fue lo último que hice en el Colón”, recuerda Marcelo Lombardero al comenzar la charla con Página/12. …

Franco Verdoia presenta Matar a un Elefante en la sala Luisa Vehil del Cervantes

Cada vez que se apagan las luces y el público se acomoda en las butacas …

Dejanos tu comentario