Inicio / Automovilismo / Guillermo Ortelli anunció su retiro del automovilismo

Guillermo Ortelli anunció su retiro del automovilismo

Tras el anuncio, el multicampeón de Salto fue levantado en andas por sus hinchas en la puerta de la ACTC.

Este martes 16 de noviembre de 2021 será un día marcado para siempre en la historia del automovilismo argentino: Guillermo Ortelli, el mejor piloto de la era moderna del Turismo Carretera y siete veces campeón, anunció su retiro de la actividad. Su despedida al volante del Chevrolet número 91 será el 5 de diciembre en San Juan, cuando se cierre la temporada, aunque también tendrá una carrera homenaje en 2022.

Con la voz entrecortada y las manos temblorosas, soltó sus emociones como nunca antes. «Llegó la hora. La próxima, en Villicum, va a ser la última», afirmó en la conferencia de prensa el nacido en Salto hace 48 años. «Todos los días agradezco a quienes me dieron la vida, mi vieja (Nelly) y mi viejo (Hugo)», alcanzó a decir en los segundos previos a quebrarse y romper en llanto a la par del presidente de la ACTC, Hugo Mazzacane, y bajo la atenta mirada de muchos de sus familiares, amigos y colegasTambién mecánicos, excompañeros, jefes de equipo y dirigentes dijeron presente en el salón Octavio Suárez de la sede de la categoría, donde recibió un enorme trofeo conmemorativo.

«Me di el gusto de correr con mis ídolos, con los hijos de mis ídolos y con los nietos de mis ídolos», dijo en la calle Bogotá del barrio porteño de Caballito, donde ‘La 15’ y cientos de hinchas lo llevaron en andas y lo acompañaron tres de las siete Chevys con las que alcanzó la gloria máxima -las de 1998, 2008 y 2011, además de la actual-. Es que solamente Juan Gálvez consiguió más títulos que él (9, con Ford) en una época mucho más riesgosa y artesanal pero también menos competitiva: era otro mundo, con pruebas más largas y menos autos en condiciones de pelear de igual a igual. Es decir, la paridad no era tan grande como a fines del Siglo XX y principios del XXI, con corredores y equipos totalmente profesionalizados.

Debutó en las 2 horas de Buenos Aires -el 11 de septiembre de 1994- como dupla de Fabián Acuña y se llevó la victoria tan solo después de dos años de experiencia nacional en la Fórmula Renault, impulsado por Oscar Castellano y Tulio Crespi. Desde ese punto, paradójicamente con un Ford, nació una cosecha de éxitos que lo convirtió en el máximo exponente de Chevrolet. Sin desmerecer a los hermanos Gálvez ni a los míticos Emiliozzi, o glorias como Roberto Mouras, Juan Manuel Fangio, Héctor Gradassi, el propio Castellano y Juan María Traverso, lo de Ortelli puede considerarse como la gesta más signicativa en las ocho décadas que lleva el TC. ¿Por qué?

Después de dos años enteros de adaptación en un Falcon, pasó a la marca que luego le dio estatus de Rey en 1997, el último año con carreras en la ruta. En el ’98 logró su primer título ganándole un intenso mano a mano ni más ni menos que a Traverso. Hilvanó tres más entre 2000 y 2002 dejando atrás al Gurí Martínez con una superioridad notable a excepción de 2001, año en el que se consagró con dramatismo en Río Gallegos cuando hasta las banderas anticipaban como campeón al entrerriano. También en 2008, con la controvertida implementación de la Copa de Oro -una definición en cinco fechas-, volvió a coronarse. Lo mismo en 2011 y 2016, tras el milagro de La Plata. Entre los tres pasaron 18 años.

Cambió la generación, los reglamentos y la técnica del TC, pero no el talento de Ortelli. Los siete los logró en distintas condiciones: mediante equipo propio, con el JP Racing y bajo el techo del Dole, también diversos preparadores. Pasaron variantes en los motores -de varilleros a multiválvulas-, las cajas de cambios -en H o secuenciales-, en la aerodinamia -con o sin-, los lastres, los acompañantes, las tecnologías aplicadas, las medidas de seguridad… La lista es larga y demuestra que atravesó épocas. Supo imponerse sobre los Martínez, Traverso y Silva, pero también a los Ardusso, Rossi, Canapino y Werner. Todos ellos, y tantos otros, lo admiraron y respetaron, porque traspasó la rivalidad entre las marcas.

En San Juan, tras 27 años, será su 407ª carrera. Nadie largó más que él, pero no gana desde 2016 y en los últimos cinco años sumó muchas más decepciones que sonrisas. Aunque a nadie se le ocurrió bajarlo de ningún pedestal, el Guille decidió que es momento de dedicarle más tiempo a su esposa Analía, su hijo Mateo, los caballos y el campo, quizá sin despegarse de su amado TC (seguiría como director deportivo del JP Carrera, su último equipo). Atrás quedará un legado de 71 récords de vuelta, 98 podios, 32 pole positions e igual cantidad de victorias en finales. No será el más campeón ni el más ganador, pero esos récords no hacen falta. Como Gálvez, seguro que no habrá otro igual.

– 406 carreras

– 71 récord de vuelta

– 98 podios

– 32 victorias en finales

– 92 en series

– 32 pole position

– 7 campeonatos: ’98 ’00 ’01 ’02 ’08 ’11 ’16

Juan Manuel Collazo/TyC Sports

Compruebe también

La Fórmula 1 corre este fin de semana en el callejero más rápido de la historia

Max Verstappen podría conquistar su primer título de Fórmula 1 en el debutante Gran Premio …

Agustín Canapino y las sensaciones de un nuevo logro, con Alberto muy presente

Se lo ve entero. No hay euforia ya, pese al enorme esfuerzo por conquistar el …

Dejanos tu comentario