Inicio / Futbol / San Lorenzo se metió en la Libertadores. Racing goleó y quedó primero

San Lorenzo se metió en la Libertadores. Racing goleó y quedó primero

Gastón Hernández festeja tras su cabezazo goleador que selló el triunfo del Ciclón.

El equipo de Insua derrotó 2-0 a Central Córdoba, y logró el pasaje al torneo. Hasta ahora lo acompañarán River, Talleres y Central. La clasificación de San Lorenzo dejó sin chances a Boca, que se prepara para elegir este domingo a su nueva conducción. El resultado también puso a los santiagueños afuera de los playoffs de la Copa de la Liga.

El partido se jugó en el Bajo Flores, pero se miró en La Boca. Para endulzar la amargura por la eliminación de la Copa Argentina al San Lorenzo de Insua le quedaba una sola cosa que hacer: ganar, clasificarse a la Copa Libertadores 2024 y, de paso, dejar afuera a Boca. Y así lo hizo. Superó bien a Central Córdoba y lo sacó de los playoffs. Como Estudiantes igualó con Lanús, terminó en la cuarta posición de la tabla general. Hubo celebración en Boedo y ovación para el Gallego. El Xeneize jugará Sudamericana.

Un esquema espejo, pocos espacios y presión. Así, Central Córdoba le propuso un partido duro a este San Lorenzo necesitado. El equipo santiagueño pisó el Buenos Aires sabiendo que un punto le alcanzaba para meterse entre los cuatro mejores de su zona y ganarse el pasaje a los cuartos de final. Pero, lejos de refugiarse cerca de su área, el visitante apretó en cada sector del campo para impedirle el juego al Ciclón y buscar lastimar.

San Lorenzo, sin Adam Bareiro (sancionado) perdía a su carta goleadora. Pero Federico Girotti tenía al fin la oportunidad de moverse por donde más cómodo le sienta, de centrodelantero. Y la primera fue de él, de hecho. Una media vuelta que buscó sorprender aunque no salió tan potente y quedó en las manos de Matías Mansilla.

Un viento revitalizador de pronto se levantó en el Nuevo Gasómetro mientras los últimos rayos de un sol potente pegaban desde detrás del arco defendido por Augusto Batalla. Parecía que el Ciclón soplaba fuerte en ese arranque . Gastón Hernández sacó una volea que dio en el travesaño tras un tiro de esquina. El gol estaba al caer, pero el elenco norteño dio pelea.

A bordo de un 5-2-3, mismo sistema que San Lorenzo, Omar De Felippe plantó a sus hombres para ocupar todo el ancho del campo y combatir con el cuchillo entre los dientes. Le falta ataque a Central Córdoba y para colmo perdió rápido a Brian Farioli por lesión. Así y todo se las rebuscó para contestarle al dueño de casa con un par de aproximaciones.

Juan Meli se escapó por la izquierda y cruzó toda la pelota para la subida de Sebastián Valdez, que casi emboca el primero. Leandro Maciel probó desde lejos cuando vio el hueco. Todo el sacrificio que los de Santiago hacían para marcar y molestar a San Lorenzo no se traducía en chances.

Los de Boedo jugaban con un ojo en La Plata. Los murmullos del tablón marcaban las novedades entre Estudiantes y Lanús. El minuto a minuto se vivía a pleno en las tribunas. El gol del Pincha generó impaciencia y el empate del Granate revitalizó de afuera hacia adentro. San Lorenzo se animó más, Gonzalo Luján agarró la lanza por la derecha y se mandó. La abrió para Nahuel Barrios, quien levantó la cabeza y vio venir a la carrera a Jalil Elías, que aprovechó el pase a trás para acomodar la pelota al ángulo. Golazo para poner los pies en la Copa justo un minuto antes del descanso.

De Felippe puso al Pulga Rodríguez de cara al segundo tiempo y rompió con los cinco defensores. Debía jugársela para no quedarse afuera de los playoffs. Pero al ‘10’ le costó gravitar ante un San Lorenzo más agazapado. El que casi convierte fue el ‘10’ azulgrana.

A Central Córdoba no le dio más la nafta y se entregó. Se quedó sin los playoffs y la plaza es de Platense. El arco de Batalla le quedó lejísimo y se le apagó toda la ilusión con el cabezazo ganador de Hernández luego de un córner. Eso sentenció la noche, le aseguró el triunfo y la clasificación a la Libertadores a San Lorenzo y enterró las chances de Boca y de Estudiantes. El Gallego lo hizo.

Nahuel Lanzillotta/Clarín-Deportes

RACING GANÓ, GOLEÓ Y GUSTÓ EN EL CILINDRO

Fluye una energía positiva. Los hinchas encienden las linternas de sus teléfonos y parecen luciérnagas. Se canta como en los tiempos más felices. Piden vino, porque “juega la Acadé”. Brilla Racing, como esas luces iluminan las tribunas. Gana, gusta, golea y se queda con el primer puesto de la Zona B. Le da una lección de fútbol a Belgrano y vuelve a ilusionarse.

Dinámica, velocidad, pases cortos al pie, cambios de frente, desbordes y golazos. Racing tuvo uno de los momentos más lúcidos del año y del ciclo de Grazzini.

El técnico interino eligió jugar sin un “9” y Belgrano se quedó sin referencias. Hauche, justo el día de su 37° cumpleaños, se movió libre. Los pibes que lo rodearon, volaron. Baltasar Rodríguez más hábil; Ojeda, explosivo. No obstante, el esplendor fue de Quintero.

El colombiano mostró todo su repertorio. De un cambio de frente suyo nació el 1 a 0. Ojeda frenó la pelota con el pecho, Rojas desbordó y Hauche resolvió de primera.

El segundo tuvo el sello propio. Baltasar y Ojeda armaron la contra que Quintero definió con un misil.

Belgrano se vio agobiado por la intensidad de Racing. A bordo de un 4-2-3-1 en el que intentó conectar Ulises Sánchez y tuvo a Lucas Passerini como punta de lanza, no pudo articular el juego ni lastimar a Arias. Racing fue muy superior, al punto de terminar aplaudido en la etapa inicial y lejos estuvo de aflojar el ritmo en la segunda.

Muy a pesar del ingreso de Matías García y una postura más agresiva de Belgrano, la Academia dominó desde el talento de Quintero y se enfrente se encontró con un adversario que entregó demasiadas ventajas en la línea de fondo.

Hauche casi firma un doblete tras un error no forzado de Rébola, pero su remate bombeado pegó en el travesaño. Hasta que Quintero volvió a hacer su magia y con un zurdazo marcó el tercero.

Grazzini pareció sumarse a la fiesta y sacó al colombiano, que se retiró ovacionado. Entró Vecchio, otro purista. Y con un pase profundo dejó a Ojeda mano a mano con Losada. El chico no perdonó.

Belgrano descontó en el último instante. García, que un ratito antes había reventado el palo, metió un pase exacto para Jara. Poco importó ese gol. Racing celebró el reencuentro con su mejor versión.

Daniel Avellaneda/Clarín-Deportes

OTROS RESULTADOS

Estudiantes 1 – Lanús 1

Newells 3 – Defensa y Justicia 0

Compruebe también

River-Boca pudo ser para cualquiera, pero terminó en un justo empate

El Superclásico en el Monumental fue empate. Pero siempre hay vencedores y vencidos aunque los …

Por Malcorra, la alegría es toda Canalla. Empate en el clásico platense

Y Newell’s no puede. Ya son nueve partidos sin poder ganarle a Rosario Central en …

Dejanos tu comentario