Inicio / Futbol / Entre el recuerdo del Diego y los golazos de Cardona, Boca volvió al triunfo

Entre el recuerdo del Diego y los golazos de Cardona, Boca volvió al triunfo

El colombiano marcó la diferencia y rindió homenaje al Diego.

Un triunfo en un clima de emoción, de nostalgia e impacto. Una victoria repleta de lágrimas y de reconocimientos. Al cabo, un “excusa” de 90 minutos pero que sirvió para que la pelota número 5 rodando el césped de Brandsen 805 se transformara en una pieza más en este rompecabezas que quedó hecho el fútbol con la partida de Diego Maradona. Y Boca ganó bien, cómodo. Porque empezó metido en el juego, como para ahuyentar cualquier duda sobre lo que pasó en los últimos dos juegos con caídas.

Un Boca mucho más titular (al menos 6 jugadores de los que iniciaron el juego serán titulares en Brasil por la Libertadores ante Inter) rápido encontró un gol lleno de congoja y talento. Tras varios minutos con Newell´s pisando el área de Andrada a través de envíos aéreos sin peligro, el local se encontró con una genialidad. Un tiro libre al borde del área le dejó el mejor escenario posible a la calidad de Cardona. El colombiano tomó apenas pasos de carrera y la colgó del ángulo derecho del arco de la cabecera de Casa Amarilla. Poco más había pasado hasta ese momento, pero la pincelada (rememorando aquel golazo en el Monumental) quedó de lado rápido: el equipo tomó una camiseta, se paró frente al palco de Maradona y ante el llanto de Dalma, su hija presente, aplaudieron. Directo al archivo histórico de Boca y del fútbol argentino. Las lágrimas de la hija atravesaron el corazón futbolero. Una sutileza Maradoniana.

El partido, ya en desventaja, le quedó incómodo para siempre a Newell´s, que encima perdió a Ignacio Scocco. Por eso, y porque Maxi Rodríguez no gravitó, jamás asustó a Boca en el desarrollo del juego. Tras el gol de ventaja, el equipo de Russo siguió concentrado, metido, veloz en las transiciones y conectado entre líneas. Por eso tras una buena combinación entre Ábila con Capaldo, otra vez Cardona mostró su jerarquía: esperó un segundo de más en el área, ahí donde algunos titubean, engañó a todos con un centro atrás y tocó entre las piernas del arquero Macagno para el 2 a 0. Demasiada distancia.

Desde el buen pie de Cardona y el oxígeno de Capaldo en la mitad de la cancha, el local se empezó a sentir el dueño de todo. Fabra subió en la izquierda, como es habitual, y Villa empezó a tener espacio en la derecha. La visita, desorientada, solo recurrió a infracciones para retener cada sociedad azul y amarilla. Así, a los 40, Gabrielli se fue expulsado luego de dos infracciones duras sobre el sector derecho. Final del juego para los de Rosario, aunque todavía le quedaran 45 minutos en el campo de juego.

El segundo tiempo se jugó a otro ritmo. Y Boca pudo golear de no ser por un sinfín de malas definiciones y un par de buenas respuestas del arquero de Newell´s. Un penal insólito que cometió el chico Moreno (tomó la pelota con las manos tras un tiro de esquina) fue una chance inmejorable, pero Wanchope tiró el remate por encima del travesaño. Muy lejos, después de sacarle (y no tanto pedirle) la pelota a Cardona. Pareció irse del encuentro con eso el punta.

Al juego le quedó tiempo para un par de oportunidades de Mauro Zárate que evitó Macagno y para el estreno del chico Exequiel Zeballos, el primer juvenil que debuta en el ciclo de Miguel Ángel Russo, quien metió un zurdazo de presentación que sacó el arquero rosarino. Poco más ocurrió en lo que quedaba. Las emociones pasaron antes. Adentro, con Cardona. Y afuera, con Dalma. Porque Maradona estuvo presente en Brandsen 805.

Matías Bustos Milla/Clarín

Compruebe también

River va a Santiago, Talleres recibe a Central y tres atractivos cotejos más

En un sábado con partidos atractivos, saltan a la cancha el puntero Talleres y los …

Estudiantes empató con Platense y Vélez ganó en Junín

Tenía que ganar Estudiantes para alcanzar en la punta a Talleres y meterle presión para …

Dejanos tu comentario