Inicio / Futbol / Atlético perdió, pero está vivo. Vélez resucitó y se clasificó en la agonía

Atlético perdió, pero está vivo. Vélez resucitó y se clasificó en la agonía

El exiguo marcador le da esperanzas a los tucumanos para la revancha del martes.

Atlético Tucumán sufrió una ajustada derrota 1-0 ante Independiente Medellín, en el partido de ida de la fase 3 de la Copa Libertadores que se jugó en Colombia, aunque la serie quedó abierta y se definirá el martes próximo en la Argentina. Andrés Ricaurte marcó el gol que inclinó la balanza a favor de los colombianos en el primer tiempo. Con eso le alcanzó al anfitrión para conseguir la victoria.

La revancha se disputará el próximo martes en el Monumental José Fierro, de la capital tucumana y allí todo puede suceder, ya que si Atlético Tucumán se impone 1-0 habrá definición con remates desde el punto del penal. Pero si gana por dos o más goles avanzará directamente a la fase de grupos.

Independiente Medellín jugará la revancha con un mínima ventaja y por eso se clasificará si gana, empata y hasta si pierde por un gol, pero convirtiendo al menos uno en condición de visitante. El ganador de esta serie avanzará a la fase de grupos donde integrará la zona H, junto con Boca Juniors, Caracas (Venezuela) y Libertad de Paraguay.

El director técnico Ricardo Zielinski sorprendió con la presencia de Ramiro Carrera desde el comienzo, y el volante fue uno de los destacados de la visita ya que generó las pocas acciones ofensivas de peligro, incluyendo un tiro libre que desvió con esfuerzo el arquero Andrés Mosquera.

El equipo colombiano lució peligroso cuando pudo sorprender con ataques precisos y veloces. Por esa vía llegó el gol de Ricaurte, luego de una mala salida defensiva de los tucumanos que dio origen a una réplica que definió el capitán local, con un remate cruzado.

Luego de esa conquista, Independiente Medellín no pudo imponer el protagonismo ante un rival que tuvo más la pelota, pero careció de precisión y de ideas para inquietar a Mosquera.

Síntesis:

1 I. MEDELLIN: A. Mosquera; D. Delgado, Murillo, Cadavid, Y. Gómez; L. Angulo, Arregui,  Ricaurte, Reina; M. Balanta, Caicedo. DT: Aldo Bobadilla.

0 A. TUCUMAN: Lucchetti; G. Ortíz, M. Ortíz, Gissi, Toledo; G. Acosta, Erbes, A. Rojas,  Carrera; Melano, Toledo. DT: Ricardo Zielinski.

Estadio: Atanasio Girardot (Medellín).

Arbitro: Bruno Arleu (Brasil).

Gol: 16m Ricaurte (IM).

Cambios: 61m L. Castro por Balanta (IM), 71m L. Díaz por Carrera (AT), 74m N. Aguirre por Rojas (AT), 76m Y. Díaz por Angulo (IM), 77m E. Mosquera por Reyna (IM), 89m L.  Heredia por G. Toledo (AT).

Thiago Almada festeja a grito pelado su conversión de penal que le dio el pasaje al Fortín.

Vélez Sarsfield se clasificó anoche para la segunda fase de la Copa Sudamericana al eliminar a Aucas de Ecuador, en los 2.850 metros de altura de Quito, pese a perder 2-1, sacando ventaja del triunfo logrado en la ida con la victoria 1-0 y la doble validez del gol de visitante, conseguido mediante un tiro penal del juvenil Thiago Almada en el quinto minuto de descuento, después de jugar casi tres cuartas partes del duelo con un hombre de más.

Los dirigidos por Gabriel Heinze parecieron sofocados ya desde el arranque mismo del encuentro, aunque después el técnico dijera que el equipo «no sufrió los efectos de la altura», cuando varios de sus integrantes abrían sus bocas casi con desesperación para encontrar algo de aire.

Sin embargo, todo parecía encaminado para los argentinos durante esa primera etapa, ya que Aucas, que contó con los argentinos Alejandro Frezzotti, Víctor Figueroa, Alejandro Manchot y Tomás Oneto, se quedó con diez hombres apenas superada la media hora, por la doble tarjeta amarilla recibida por este último.

Por ello fue que Heinze ideó un segundo tiempo pensando en preservar las energías de sus futbolistas, defendiendo la ventaja alcanzada en Buenos Aires con aquel golazo de Ricardo Centurión, pero con la necesidad de resguardar además esa ventaja numérica de futbolistas en cancha.

Y en esa idea estuvo el error fatal que lo terminaría condicionando en esos 45 minutos finales, ya que su decisión fue la de sacar al amonestado volante Gastón Giménez para poner en su lugar al zaguero central uruguayo Matías De los Santos. Eso provocó que Vélez perdiera el control de la pelota en la mitad de la cancha, y ya no pudo descansar en ello, permitiendo que los locales se le fueran encima y lo obligaran a correr hacia atrás.

La situación derivó en la rápida apertura del marcador tras una pérdida en ataque de Almada, que logró Alexander Alvarado hiciera resquebrajar la estructura ideada por Heinze, que se terminó de quebrar un cuarto de hora más tarde cuando Jairo Espinoza doblegó por segunda vez al arquero ecuatoriano Alexander Domínguez. A partir de ello entonces, y contrariando todos los preceptos que refieren a la altura y los «fatales últimos 20 minutos» en los que sólo cabe aguantar, Vélez en cambio tuvo que prodigarse en pos de un descuento indispensable, para no quedar prematuramente eliminado de la competencia.

Heinze se vio forzado también a dar un giro total en sus decisiones y pasó a poner a un delantero como Lucas Janson por un volante como Lucas Robertone y, redoblando la apuesta, un centroatacante como Tobías Zárate, en reemplazo del un zaguero central como el peruano Luis Abram.

con mucha desesperación, cuando el quinto minuto de descuento expiraba, Janson quebró por derecha, el lateral Carlos Cuero se «comió» el amague y lo derribó, derivando en el consecuente tiro penal que Almada, el más chico de todos, terminó convirtiendo con la sapiencia de un grande, para darle la clasificación a su equipo en una acción en la que ni siquiera había rebote.

«La verdad que se sufrió demasiado y es una alegría clasificarnos así, pero después tendremos que ver lo que hay que corregir para no llegar a esta instancia teniendo un hombre más. Pero personalmente estoy feliz por el momento que estamos viviendo», indicó Ricardo Centurión al término del encuentro.

«Me sentía con mucha confianza para patear el penal, así que esperé que el arquero se moviera para pegarle. De todas formas, no se si esta es la manera más linda de ganar, porque con un hombre de más sufrimos demasiado», expresó en el mismo sentido el autor del gol de la clasificación, el juvenil de 18 años Thiago Almada.

Síntesis:

2 AUCAS: Frascarelli; J. Espinoza, Oneto, Manchot, Cuero; Frezzotti, Cazares, E. Rodríguez, Figueroa; Alvarado, Montaño. DT: Máximo Villafañe.

1 VELEZ: A. Domínguez; Guidara, Gianetti, Abram, Cufré; G. Giménez, M. Pittón, Almada,  Robertone; Centurión, M. Romero. DT: Gabriel Heinze.

Estadio: Gonzalo Ripalda (Quito).

Arbitro: Rodolpho Marques (Brasil).

Goles: 49m Alvarado (A); 66m Espinoza (A); 90m Almada de penal (V).

Cambios: 46m De los Santos por Giménez (V), 60m Janson por Robertone (V), 68m T.  Zárate por Abram (V) y E. Carcelén por Rodríguez (A), 79m J. Pereira por Alvarado (A), 82m C. Arboleda por Cuero (A).

Incidencias: 36m expulsado Oneto (A).

Página 12/Deportes

Compruebe también

Boca pisó fuerte en Asunción y River mereció más que un empate en San Pablo

Boca tardó cinco minutos en llegar al arco de Libertad y convertir el primer gol en la  …

Nacional sorprendió a Racing. Goleó Defensa y cayó Tigre

No pudo Racing en la reanudación de la actividad: perdió con Nacional on un gol …

Dejanos tu comentario