Inicio / Tenis / Argentina arrancó a pleno la nueva Davis: 3-0 a Chile. Hoy con Alemania

Argentina arrancó a pleno la nueva Davis: 3-0 a Chile. Hoy con Alemania

Diego Schwartzman le ganó con contundencia a Garín y puso 2-0 la serie.

Argentina ganó su primera serie de Copa Davis con el nuevo formato: derrotó 3-0 a Chile y se adelantó en el Grupo C de las Finales de Madrid. Guido Pella y Diego Schwartzman se lucieron en los singles para sellar el triunfo y la pareja conformada por Máximo González y Leonardo Mayer agrandó la ventaja en un punto clave con vistas al objetivo de pasar a cuartos de final. «El 3-0 sin perder sets nos deja muy bien parados para avanzar de ronda, que es el primer objetivo que vinimos a buscar», describió el capitán Gastón Gaudio, tras el contundente triunfo frente al equipo de Nicolás Massú.

Pella fue el encargado de abrir la jornada en la cancha central contra Jarry, que venía de cerrar un año irregular y se encuentra lejos de su mejor versión. El bahiense desplegó un planteo consistente desde la base, obligó a su rival a tener que buscar las líneas para ganar los puntos y lo derrotó 6-4 y 6-3. Así lo analizó el propio Pella: «Era muy difícil por muchas circunstancias. Éramos favoritos y teníamos la presión, pero hice un partido inteligente y Jarry se sintió incómodo. Pude neutralizar su saque durante todo el partido, salvo cuando metió de esos que no puede agarrar nadie. Jugué muy sólido y en la desesperación de no encontrar huecos los jugadores suelen errar».

Gaudio, por su parte, coincidió con el zurdo: «Trató de ser sólido en la línea, erró muy pocas bolas; Jarry sintió la impaciencia y se la tuvo que jugar. Haber provocado sus errores fue mérito de Guido».

En uno de los entrenamientos previos, Pella le había dicho a Gaudio que no confiaba en él, a modo de broma. El capitán refleja parte de su personalidad con el actual número 25 del mundo: «Lo que pasa es que Guido se bajonea mucho, es bastante parecido a mí. Es así como pesimista, como cuando yo jugaba. Cada vez que toca la bola siento que la estoy tocando yo. No quiero que se tire para abajo».

A continuación fue el turno de Schwartzman, líder del plantel nacional y 14° del ranking ATP. El Peque exhibió lo mejor de su fortaleza de fondo y borró de la cancha a Garin, la mejor pieza del conjunto chileno: se impuso 6-2 y 6-2 casi sin atenuantes y de esa manera selló una victoria bisagra para la Argentina. «Garin me mostró algunos errores desde el principio y eso me dio confianza para seguir jugando sólido, punto por punto. Fue uno de los mejores partidos que tuve en Copa Davis», detalló el jugador de 27 años. Su performance le valió los elogios de su propio capitán: «Lo del Peque fue fabuloso, tácticamente jugó perfecto, hizo todo lo que habíamos pensado. Erró tres pelotas pero el resto del partido estuvo bárbaro».

En el nuevo formato de la Davis el doble cobra una mayor preponderancia: puede resultar muy valioso incluso con la serie ya definida por la sumatoria de triunfos, sets y games con vistas a los cuartos de final, instancia a la que se clasificarán los seis primeros de cada zona y los dos mejores segundos.

Ante la ausencia de Horacio Zeballos, quien arrastra una lesión en el aductor derecho y no pudo disputar el punto de dobles, Máximo González y Leonardo Mayer superaron 6-3 y 7-5 a la dupla conformada por Jarry y el especialista Hans Podlipnik. Como sustituto natural del plantel, el correntino desplegó un tenis potente y se sumó al oficio de Machi para quedarse con un partido que podría cobrar una importancia superlativa.

El tandilense contó por qué ganaron: «Me sentí muy bien con Leo; nos entrenamos apenas dos días juntos pero nos pudimos adaptar. Empezamos nerviosos y después jugamos más libres, sobre todo porque ya estábamos 2-0 arriba».

Alemania será el próximo escollo del equipo de Gaudio, que asegurará meterse entre los ocho mejores en caso de conseguir un nuevo éxito este miércoles, aunque no será nada fácil. Pese al triunfo ante Chile, el capitán quiere ganar para no tener que hacer cuentas: «No vamos a especular; siempre hay que ganar. Vamos a tratar de ganar como sea. Si tenemos la mala suerte de perder empezaremos el juego matemático para ver si pasamos de ronda, pero la idea no es otra que ganar».

Como segundo singlista, Pella volverá a actuar en la apertura de la serie, esta vez contra el experimentado Philipp Kohlschreiber. Después Schwartzman tendrá un duro desafío contra Jan Lennard Struff, a quien analiza como un rival distinto: «Va a ser muy diferente al partido que jugué contra Garin, más que nada porque a Struff le gusta cortar mucho más los puntos. Saca muy fuerte, le gusta ir mucho para adelante, hacer saque y red, devolución y red, pero tendré que estar atento para conseguir que pueda errar».

El doble será el punto más adverso para la Argentina, ya que Alemania cuenta con dos expertos en la modalidad. Kevin Krawietz, 9° del ranking, y Andreas Mies, 11°, se consagraron este año en Roland Garros y vienen de disputar el Masters de Londres. La Argentina repetirá dupla porque Zeballos, el número cuatro del mundo y la mejor carta de la albiceleste en el rubro, será preservado y tampoco podrá actuar. En efecto, Gaudio fue claro: «No sé cómo está Horacio porque me la pasé en la cancha. No hablé con él por cómo se siente, pero no creo que llegue. Seguro lo vamos a cuidar».

Pablo Amalfitano/Página 12

Compruebe también

Lourdes Carlé empató la serie con Kazajistán tras la derrota de Podoroska

La bonaerense María Lourdes Carlé mostró un muy buen nivel y derrotó este viernes a …

Argentina, con Podoroska, frente a Kazajistán por la Billie Jean King

Pasaron 14 meses de la última presentación del equipo argentino femenino de tenis. Incluso la …

Dejanos tu comentario