Inicio / Futbol / River ganó con diez y sigue firme en la punta. Boca le respira en la nuca

River ganó con diez y sigue firme en la punta. Boca le respira en la nuca

Santo Borré y compañía festejan el gol del colombiano que abrió el marcador en el Monumental.

¡Uh, noooo! –decían los pesimistas–. A River de local le cuesta, sólo consiguió el 44 por ciento de los puntos en el Monumental. Va a resultar difícil Central Córdoba.

¡Uh, noooo! A River se le va a hacer cuesta arriba con esa cancha tan poceada y pesada que va a conspirar contra su juego de pelota contra el piso y velocidad.

¡Uh, noooo! River se queda con diez por la infantil expulsión de Paulo Díaz apenas a los 13 minutos de juego. No es el día para River,  todo en contra, porque encima en el arranque del partido los santiagueños parecieron más armados, más prolijos. Y si once contra once fueron un poco más, con uno más, ni hablar.

Pero sí hay que hablar. De este fantástico River hay que hablar, de cómo rompe la adversidad, cómo se agranda en los momentos en que los otros se achican, como saca a lucir su orgullo y su rebeldía para que se note que juega con uno y que por el contrario se piense que juega con dos más.

Hay que hablar de todo lo que hizo desde la expulsión de Díaz hasta el pitazo final para redondear una actuación fenomenal, digna de los aplausos más ruidosos. De River hay que hablar, de los vientos favorables que le soplan para destrozar en mil pedazos cualquier pronóstico agorero, de la buena actuación de sus delanteros, de manera especial Matías Suárez, que fue una presencia siempre inquietante para los defensores de Central Córdoba.

El balance de su actuación es notable: participó en el primer gol, le hicieron un penal no cobrado, metió un tiro exquisito en el travesaño, sacó otro remate tremendo que dio en el costado del ángulo entre palo y travesaño. Cuando el DT lo sacó a cinco minutos del final se llevó una merecida ovación.

De Gallardo hay que hablar, que tras la expulsión de uno de los centrales no hizo ningún cambio. Podía haber metido un volante de contención por un delantero, que es lo que hubiera hecho el 90 por ciento de los técnicos del país, pero no, se quedó con la línea de cuatro y contó con que De la Cruz, Nacho Fernández y los de arriba no dejaran solo a Enzo Pérez en la mitad de la cancha y colaboraran en la obstrucción. Gallardo se anima a ese planteo audaz porque sabe que los futbolistas son capaces de duplicar el esfuerzo. Y eso fue lo que ocurrió.

También es cierto que el conjunto santiagueño llegó al Monumental con poco combustible en el tanque de la elaboración. En varios pasajes del partido estuvo en situación de contraataque 4 contra 2 o contra 3, pero sus delanteros y volantes nunca tomaron las mejores decisiones. Fue tan así que la jugada de más riesgo para Armani fueron un centro de Chávez sin potencia a las manos del arquero y un par de pelotazos cruzados que fueron despejados pos los defensores.

En el fondo Rojas fue una muralla, Martínez Quarta cometió un solo error que pasó desapercibido y los laterales cumplieron con lo suyo y hasta tuvieron tiempo para alguna excursión ofensiva como una muy buena de Montiel en la segunda etapa en una gran jugada colectiva.

Cuando quedaba sólo el tiempo extra, Gallardo mandó a la cancha a Pinola por Matías Suárez para cerrar el partido, pero el que aseguró la victoria fue un delantero Nacho Scocco, con una jugada fenomenal (enganche, caño, gambeta sobre la salida del arquero y toque suave a la red).

Fue la frutilla del postre en una tarde que como bien definió el entrenador a River le salió «redonda». A esa altura de la noche, consumado el 2 a 0. el camino al título se veía en Nuñez como una autopista de circulación rápida y super segura.

Síntesis

2 RIVER: Armani; Martínez Quarta, Rojas, P. Díaz; Montiel, I. Fernández, E. Pérez, De La Cruz, Casco; Borré, M. Suárez. DT: Marcelo Gallardo.

0 CENTRAL CÓRDOBA: D. Rodríguez; Quilez, Salomón, Nani, Bay; Alzugaray, Meli, C. Vega, G. Núñez; Cure, J. Herrera. DT: Gustavo Coleoni.

Estadio: River. Arbitro: Néstor Pitana. Goles: 47m Santos Borré (R); 92m Scocco (R). Cambios: 57m J. Rodríguez por Bay (C) y C. Chávez por Curé (C); 72m Ponzio por Pérez (R); 74m Scocco por Borré (R); 75m Cristaldo por Quilez (C); 90m Pinola por Suárez (R).

Incidencias: 13m expulsado P. Díaz (R).

Juan José Panno/Página 12

Salvio lo asistió y el colombiano Villa señaló el primer gol xeneize en la Docta.

Boca no debía perderle pisada a River, por lo que su triunfo 2-1 ante Talleres resultó vital para mantener sus aspiraciones en el torneo, y de paso le sirvió romper una racha de 29 años sin ganar como visitante en Córdoba. Sebastián Villa en la primera etapa y Carlos Tevez en el complemento marcaron para el equipo de Miguel Angel Russo, en su primer triunfo oficial. Martín Valoyes descontó para la T, que no repunta y cosechó su segunda derrota al hilo.

No se cumplía el minuto y Villa emprendió una eléctrica corrida que luego, de puro atropellado, la finalizó mal. Poco después, el delantero colombiano se enfocó mejor y metió un peligroso centro que no encontró por poco la cabeza de Soldano.

Boca ejercía dominio, pero dejaba demasiado solo en mitad de cancha a Campuzano, por lo que, en la réplica Menéndez se escapó a las espaldas de Buffarini y su remate salió cerca de un poste. Entonces llegó la gran jugada de contragolpe encabezada por Salvio que dejó a Villa de cara al arco: el colombiano esta vez no falló y puso el 1-0.

Talleres acusó el golpe, pero le faltaba profundidad para llegar con peligro al arco de Díaz. Y con algunos espacios libres, Boca parecía tener controlado el trámite.

Al rato, un encendido Salvio armó un desparramo al dejar atrás a cuatro rivales, la pelota le quedó a Fabra, éste abrió para Tevez, quien cedió de nuevo para Salvio, aunque el ex Lanús, molestado por defensores, no pudo definir bien, en lo que hubiera sido un gol para poner en un cuadro.

De vuelta de los vestuarios, Boca seguía jugando mejor y pudo aumentar si Villa no equivocaba tanto en los últimos metros. Al rato, Carlitos escapó, en su centro se interpuso Tenaglia y milagrosamente la pelota dio en el palo.

Pero Tevez tuvo revancha: pelotazo largo de Díaz, Villa le ganó a un defensor y el capitán anotó el segundo. Entonces el equipo xeneize pareció relajarse y no fue una buena decisión.

Porque a puro coraje, la T pudo descontar con el ingresado Valoyes y estuvo a tiro del empate. Sin embargo, Boca, que pasó algún sofocón y se perdió el tercero en los pies de Villa, sostuvo el resultado y se trajo tres puntos de oro desde Córdoba.

1 TALLERES DE CORDOBA: G. Herrera; Tenaglia, Komar, Gandolfi; E. Díaz; Godoy, J. Méndez, Fragapane, Mauri, J. Menéndez; D. Moreno. DT: Alexander Medina.

2 BOCA JUNIORS: M. Díaz; Buffarini, L. López, J. Alonso, Fabra; Salvio, Campuzano, Villa, G. Fernández; Tevez, Soldano. DT: Miguel Angel Russo.

Estadio: Mario Kempes (Córdoba). Arbitro: Fernando Rapallini.

Goles: 13m Villa (B), 63m Tevez (B), 81m Valoyes (T).

Cambios: 55m Parede por Godoy (T), 60m Obando por Salvio (B), 65m Payero por J. Méndez (T), 73m Marcone por Campuzano (B), 78m Valoyes por J. Menéndez (T), 82m G. Avila por Fabra (B).

Favio Lannutti/Página 12

Compruebe también

Boca pisó fuerte en Asunción y River mereció más que un empate en San Pablo

Boca tardó cinco minutos en llegar al arco de Libertad y convertir el primer gol en la  …

Nacional sorprendió a Racing. Goleó Defensa y cayó Tigre

No pudo Racing en la reanudación de la actividad: perdió con Nacional on un gol …

Dejanos tu comentario