Inicio / Futbol / Redención para Vecchio y Sigali en la agónica victoria de Racing ante Boca

Redención para Vecchio y Sigali en la agónica victoria de Racing ante Boca

Vecchio y Sigali, cuestionados en Avellaneda, le dieron la victoria a la Academia.

Se avecinaba otra jornada de malhumor en Avellaneda. Boca le había empatado a Racing en tiempo de descuento tras un error compartido entre Leonardo Sigali y Gabriel Arias. El zaguero, silbado en los últimos duelos, podía ser el centro de la bronca de los muchos hinchas que llegaron al Cilindro una tarde de día de semana. Pero es hermoso el fútbol porque casi siempre da revancha: el cancelado por Fernando Gago, Emiliano Vecchio, que volvió tras un año y fue figura, le sirvió el gol al Oso y de cabeza puso el 2-1 para el delirio de todos los académicos. Y para el desahogo de Sigali y del cuerpo técnico interino encabezado por Grazzini.

Como es de esperar, Boca juega con un ojo y algo más puesto en la gran final de la Copa Libertadores del 4 de noviembre contra Fluminense en el Maracaná. Así, deja que los partidos pasen sin grandes proyectos de juego ni ambiciones desmedidas. Se podría decir que el elenco que comanda Jorge Almirón se presenta en los duelos de esta Copa de la Liga para cumplir con el objetivo primordial de que no se lesione ningún futbolista, como sucedió con Darío Benedetto a poco de iniciado el duelo (se retiró con una molestia en el aductor izquierdo). Aunque ojo: no quiere decir esto que tire o regale los partidos ni mucho menos porque con la jerarquía de sus jugadores le alcanza para ser competitivo. Además, se enfrenta con rivales de pálidas versiones, en este caso el necesitado Racing.

Se plantó a esperar el visitante con un 5-3-2 con la inclusión de Lucas Janson como interior por izquierda. Por su naturaleza de atacante, al ex Vélez le costó demasiado encontrar su lugar. Por el sector opuesto hizo su primera presentación Jabes Saralegui, el juvenil número 34 en debutar durante la gestión de Juan Román Riquelme. Y el nacido hace 20 años en General Ramírez, Entre Ríos, tuvo interesantes minutos iniciales, con lindas conexiones por la banda derecha con Marcelo Weigandt, que estrelló un remate en el travesaño en la más clara de la etapa inicial.

El Racing del interino Sebastián Grazzini esta vez se presentó con un 4-4-2 que no fluyó. Manejó mucho la pelota el local porque Boca se replegó y no disputó la tenencia. Ocurrió que los futbolistas académicos ocuparon casi todos los mismos sectores del campo y por varios pasajes se chocaron entre sí. Acumuló mediocampistas de similares características y Roger Martínez quedó demasiado solo en el ataque. De todos modos, logró inquietar a Sergio Romero por el simple hecho de ir y de manejar la pelota cerca del área rival. Pero Chiquito -que esta vez recibió aplausos y no silbidos del Cilindro- sigue estando en un estado de forma fenomenal y despejó cada uno de los remates de los académicos.

El quiebre del juego se produjo a los 13 minutos del complemento con el ingreso de Emiliano Vecchio. Se encendió la esperanza en el estadio, que aplaudió con fuerza. El enganche regresó luego de más de un año, dejando atrás una lesión ligamentaria y una pelea con Gago, el ex entrenador que lo marginó por problemas de sobrepeso. Es cierto que no luce en gran forma el ex Rosario Central, pero tiene talento y ángel. Ingresó para jugar de segundo delantero y casi no había participado hasta que Almendra lo habilitó para que definiera dentro del área con un toque de distinto.

Almirón mandó a los titulares (Medina y los Fernández) a la cancha y Boca mejoró. Sometió a Racing, que se llenó de defensores. Miguel Merentiel empató luego de las dudas de Sigali y Arias y de un enorme centro de Saracchi. Parecía igualdad y nueva furia del Cilindro. Hasta que Sigali metió la cabeza y todo fue alegría.

Maximiliano Uría/Clarín-Deportes

OTROS RESULTADOS

Argentinos 1 – Huracán 2

Instituto 0 – Rosario Central 0

Unión 0 – Defensa y Justicia 0

Compruebe también

Estudiantes quedó cerca de clasificar. Boca deberá ganarle al Tomba

Un grosero error, un blooper. Eso era lo que tenía que pasar para que Estudiantes …

River ganó bien, pero sufrió más de la cuenta para vencer a Nacional

Se abrazan con fuerza Paulo Díaz y Franco Armani cerca del arco que defendió el …

Dejanos tu comentario