Inicio / Rugby / Los Pumas tenían todo para ganar, pero Gales se lo empató

Los Pumas tenían todo para ganar, pero Gales se lo empató

De La Fuente a punto de apoyar el segundo try argentino en Cardiff.

En un partido durísimo, donde Los Pumas jugaron con 14 desde los 28 del primer tiempo, Gales alcanzó lo igualó sobre el final y el duelo terminó 20 a 20. Argentina no tuvo un gran rendimiento pero con los tries de Matera y De la Fuente había puesto de rodillas al Dragón. 

Una condena que no ilusionó. Tal la cantidad de penales cometidos por Los Pumas, que le facilitaron a Gales la obtención cuando el partido lentamente, allá por el promedio del primer tiempo, empezaba a tomar cierta forma en el lugar de la cancha en el que se jugaba -cerca de los 22 galeses- y al ritmo de Cubelli y Sánchez.
Y entonces, los problemas máyores: amarilla a Tetaz Chaparro y la tarjeta roja a Mallía. Todo en uno. El jugador más solvente hasta ese momento del partido, el fullback, fuera por un tackle peligroso.

Hasta ahí había sido un partido con cierta paridad en el desarrollo. Eso, no quiere decir «un buen partido», sino uno para Los Pumas con desprolijidades en el traslado, inestabilidad en las formaciones fijas y falta de control para evitar caer en la trampa galesa de marcar de afuera hacia adentro, que invita a caer en esa «jaulita» fácil de defender, trampa que funcionó en varios pasajes.

De todas maneras, el trámite, que fue favorable a Los Pumas sin que sobrara nada, no se pudo ver trasladado al campo. Sí, algo que empezó a mostrar signos de ser una llave para abrir huecos, fue el maul. Pero para eso, hubo que ajustar porque no había arrancado bien.

Punto a favor de Los Pumas en ataque. Ese primer tiempo, con todas sus vicitudes, desprolijidades, complicaciones y fallas, los tuvo arriba en el marcador.

Gales, por su parte, todo lo bueno que hizo en defensa no logó llevarlo al ataque. Sus ingresos a 22m argentinos no redituaron en puntos y ahí, la falta de resolución, las dudas del equipo de Pivac fueron mayores que la de Los Pumas en la misma situación del otro lado de la cancha. En ese punto, los argentinos fueron más eficientes.

Esos cuarenta minutos iniciales -nuevamente- lejos estuvieron de traer esperanzas, porque Los Pumas fueron desprolijos, con poco brillo y destrezas, pero se fueron al descanso ganando. Sin embargo, al lado de lo que se había visto ante Rumania, ese primer tiempo fue Disney.

El inicio de la segunda etapa, los primeros minutos, insinuaron a Gales con intenciones más aviesas de jugar hacia afuera para aprovechar el hombre de más… pero fueron Los Pumas los que anotaron primero, otra vez, luego de una jugada sensacional de Chocobares quebrando y posibilitando con un offload, la entrada de Jero de la Fuente abajo de los palos.

La diferencia se achicó otra vez a siete puntos con el try de Rowlands. De todas formas, Los Pumas mantuvieron la intensidad, algo que sí se puede destacar como algo que se mejoró sensiblemente. Esa intensidad permitió superar la diferencia numérica o al menos, disimularla.

Otra buena es que en esa primera mitad de los segundos cuarenta minutos, Los Pumas lograron solucionar lo de los penales absurdos, gratuitos. Igual, Gales empezó a ir. Por arriba, por abajo, con cajones, todo para jugar en territorio argentino y buscar desde ahí. Le quedaban veinte minutos…

Hizo de todo Gales para empatar. Jugó penales rápidos, fue al line, al scrum, la tiró afuera buscando manos… una cantidad enorme de minutos en el ocaso del partido. El try de Tomos Williams y el empate llegaron a diez del final.

Y en esos diez finales, se hizo tenso. Los Pumas jugaron con el pie -mal- y tuvieron en un penal de Miotti que se fue afuera, la chance de ganarlo. Gales también, en la jugada final, un error infantil, obsceno de Los Pumas al desprenderse de una pelota propia -mal, con el pie otra vez- en campo rival, le otorgó al local la posibilidad -con un penal absurdo, otro más- de llevarse un triunfo que por suerte no pasó.

En una semana tiene que haber más cosas por mejorar y las tienen que hacer. Lo de hoy, con muchos altibajos, no alcanza para conformar. Se vieron algunas cosas, pero demasiado pocas para un equipo de este calibre.

Argentina (20): Nahuel Tetaz Chaparro, Julián Montoya (cap) y Francisco Gómez Kodela; Guido Petti y Marcos Kremer; Pablo Matera, Facundo y Rodrigo Bruni; Tomás Cubelli y Nicolás Sánchez; Santiago Cordero, Jerónimo de la Fuente, Matías Moroni y Santiago Carreras; Juan Cruz Mallía.
Suplentes: Facundo Bosch, Facundo Gigena, Santiago Medrano, Tomás Lavanini, Matías Alemanno, Gonzalo Bertranou, Domingo Miotti y Santiago Chocobares.
Entrenador: Mario Ledesma.

Gales (20): Nicky Smith, Elliot Dee y Dillon Lewis; Ben Carter y Will Rowlands; Ross Moriarty, James Botham y Aaron Wainwright; Kieran Hardy y Callum Sheedy; Owen Lane, Jonathan Davies (cap), Uilisi Halaholo y Jonah Holmes; Hallam Amos.
Suplentes: Ryan Elias, Gareth Thomas, Leon Brown, Josh Turnbull, Taine Basham, Tomos Williams, Jarrod Evans y Nick Tompkins.
Entrenador: Wayne Pivac.

Tantos en el Primer Tiempo: 16 y 35′, Penales de Sánchez (A); 18 y 26′, Penales de Sheedy (G), y 39′, Gol de Sánchez por Try de Matera (A).

Amonestados: 27′, Tetaz Chaparro (A) y Lewis (G).
Expulsado: 28′, Mallía (A).
Resultado Parcial: Argentina 13 – Gales 6.

Tantos en el Segundo Tiempo: 5′, Gol de Sánchez por Try de De la Fuente (A); 10 y 30′, Goles de Evans por Tries de Rowlands y T. Williams (G).

Estadio: Principality Stadium, Cardiff.
Árbitro: Nika Amashukeli (GRU).

Eugenio Astesiano/aplenorugby.com.ar

Compruebe también

Pampas va a Montevideo contra un necesitado Peñarol

El equipo con sede en Buenos Aires definió su formación para jugar este viernes ante …

Pumitas: positivo Rugby Championship y bien perfilados para el Mundial

La primera participación en el Rugby Championship M20 resultó altamente positiva para el seleccionado argentino …

Dejanos tu comentario