Inicio / Cine / La Academia de Hollywood y los cambios en la ceremonia de los Oscars

La Academia de Hollywood y los cambios en la ceremonia de los Oscars

La idea es levantar el rating que en los últimos años había caído enormemente.

No es un secreto que desde hace años la ceremonia del Oscar dejó de ser una gala esperada. El número de espectadores que se sientan a ver la entrega de premios más importante del mundo del cine viene cayendo en picada. Pero este año la Academia de Hollywood se propuso revertir esta situación .

Para este domingo, las autoridades decidieron replicar un formato que hicieron por primera y única vez en el año 2009: cinco ganadores del pasado van a presentar a los nominados en las categorías de actuación. En aquel entonces, este emotivo momento convirtió a la ceremonia en una de las más queridas por el público (y, quizás, la única memorable de los últimos años).

Con la esperanza de repetir aquella ovación de pie por parte de los presentes, la Academia confirmó que busca que esta forma de entregar los premios se convierta en una tradición.

Si bien nunca se divulga quién está a cargo de la entrega de cada categoría, sí se publica la lista de los presentadores. La semana pasada se confirmó qué ganadores de la categoría de actuación del año pasado serán algunos de los encargados de hacer entrega de las estatuillas: Brendan Fraser, Michelle Yeoh, Ke Huy Quan y Jamie Lee Curtis .

También se especula con que están involucrados otros ganadores en la categoría mejor actor, como Matthew McConaughey, Al Pacino y Nicolas Cage. En cuanto a las que tienen en casa un estatuilla a mejor actriz, se cree que una de las elegidas para esta emotiva entrega será Jessica Lange, que ya está confirmada como presentadora, al igual que Lupita Nyong’o, ganadora como mejor actriz de reparto.

A la larga lista de presentadores, ayer se sumaron Ariana Grande, Ryan Gosling y Steven Spielberg. La Academia informó que la selección también contempla a Emily Blunt, Cynthia Erivo, America Ferrera, Sally Field, Ben Kingsley y Tim Robbins. Entre las estrellas que se agregaron además figuran Melissa McCarthy, Issa Rae, Mary Steenburgen, Anya Taylor-Joy, Charlize Theron, Christoph Waltz y Forest Whitaker.

Que el premio sea entregado por ganadores del pasado es un llamado a las audiencias que eran fanáticas del Oscar y fueron perdiendo el interés. Pero la Academia está jugando todas sus cartas esta vez, y no sólo quiere atraer nuevamente a las audiencias perdidas, sino ganar nuevos adeptos que empiecen a interesarse por la gala.

Para lograr esta difícil tarea no sólo sumaron la transmisión por streaming en Max para tener la posibilidad de captar la atención de las generaciones que ya no ven televisión. También anunciaron con bombos y platillos que traían un presentador insólito: Bad Bunny.

El puertorriqueño se subirá al escenario del Dolby Theatre de Los Ángeles, pero todavía no se sabe cuál es exactamente el galardón que va a entregar. Esto generó un gran revuelo en redes sociales, en especial entre los fanáticos del trap y el reggaetón.

Todavía no está confirmado si va a cantar algo de su repertorio durante la ceremonia, o simplemente será presentador. Lo que es seguro es que la Academia está logrando su cometido: las nuevas generaciones (y sobre todo las latinas) se empezaron interesarse en los Oscar y están hablando de ellos.

Después de la polémica por la ausencia de Greta Gerwig y Margot Robbie en las categorías principales, y del descargo posterior de Ryan Gosling en redes (casi pidiendo disculpas por estar nominado), la Academia decidió usar las críticas como estrategia de marketing.

Los actores de Barbie protagonizaron la publicidad de la ceremonia junto al presentador Jimmy Kimmel, y hasta bromearon con el escándalo de las nominaciones. Esto demuestra que, en realidad, no estaban tan enojados con la Academia como les dijeron a los medios en su momento.

Otra gran sorpresa fue que la canción I’m Just Ken, interpretada por Gosling, está nominada. Esto dejó afuera a otra canción de Barbie que estaba entre las favoritas de la temporada de premios: Dance the Night, de Dua Lipa. La indignación de los fanáticos, sumada al descargo del actor que interpreta al famoso muñeco, les hizo creer a todos que a pesar de que es tradición, Ryan Gosling no iba a interpretar su canción nominada en vivo. Pero se confirmó que sí la va a cantar.

También está nominada otra de las canciones de Barbie, What Was I Made For?, escrita por Billie Eilish y su hermano Finneas O’Connell. Billie cantará en la ceremonia.

Habrá que ver si toda la movida de marketing en la que la Academia puso tanto empeño valió la pena, y los Oscar logran volver a tener el rating que alguna vez tuvieron.

Milagros Jarzun/Clarín-Espectáculos

Compruebe también

Cien Años de Soledad, de Gabriel García Márquez, será serie en 2024

Según Gabriel García Márquez todo relato solo podía responder a esas tres cuestiones: amor, vida y muerte. …

Inside Video 2024: estadísticas del consumo audiovisual de los argentinos

El 91 por ciento de los argentinos usa diariamente el teléfono móvil y el televisor, …

Dejanos tu comentario