Inicio / Cine / A 50 años de Emmanuelle, con Sylvia Kristel, un film ícono del erotismo

A 50 años de Emmanuelle, con Sylvia Kristel, un film ícono del erotismo

kristelsylvia.jpg

Es la madre de cualquier otra criatura. Es la película erótica por excelencia. Nueve semanas y media, Bajos instintos o Atracción fatal son deudoras de Emmanuelle, aquella película francesa de 1974 protagonizada por Sylvia Kristel.

Hubo muertos durante alguna función. La noticia decía que en “una escena de excesivo erotismo”, un jubilado de 67 años había fallecido en la butaca. La película continuó mientras el cuerpo era trasladado en una camilla. Se habló de un “asesinato erótico”. Según publicó entonces la agencia EFE, que Sylvia Kristel mandó un mensaje de condolencias a la familia.

Durante el casting para la peli, Kristel hizo que su vestido se soltara, pero continuó como si nada con los productores delante, desnuda de la cintura para arriba.

En sus memorias, la actriz neerlandesa escribió sobre ese momento: “Tengo 20 años, tengo valor y quiero conquistar el mundo. Uso una aburrida pregunta sobre mi educación para mover el brazo y el gesto hace que una de las tiras se caiga. Sigo hablando. La brisa me endurece los pezones. Mi relajación me hace parecer desnuda y ellos parecen hervir con las puntas de la lengua afuera”.

En una entrevista de 1994, Kristel asumió que lo del vestido que se había deslizado por casualidad no había sido así. “No tuve problemas para convencer al director de ser la persona indicada para el papel. Me pidió que me sacara el vestido y no lo pensé, porque era un vestido fácil de quitarme. No estuve inhibida

La holandesa Kristel. para nada. Había hecho muchos desnudos en modelaje y él pensó que yo tenía mucha gracia”.

Esta historia había arrancado 15 años antes, con una novela que se llamaba igual que la película y había sido escrita por Emmanuelle Arsan en 1959. Allí se cuentan escenas de sexo, masturbación, y hay unas cuantas páginas dedicadas a una bailarina exótica metiéndose un cigarrillo en la vagina.

Lógicamente, la película que lanzó a Kristel y cuenta la historia de un ama de casa sexualmente promiscua, fue calificada “X”. Gracias al morbo de esa calificación, se convirtió en un éxito internacional. El estreno fue un 26 de junio de 1974. La vieron 300 millones de espectadores en todo el mundo.

Emmanuelle Arsan, la supuesta escritora, se convirtió en una figura de culto. Más tarde se sabría que era el seudónimo de la tailandesa Marayat Rollet-Andriane, pero el autor real de la novela habría sido su marido, el diplomático francés Louis-Jacques Rollet-Andrianen.

Se escribieron kilómetros sobre el filme del francés Just Jaeckin: “Es una exaltación de la libertad sexual dentro del matrimonio, donde nadie ejerce un derecho sobre nadie, los celos son una aberración y la fidelidad, un bajo instinto”.

Fue un boom social inédito. En el año de su estreno, sólo en Francia la vieron nueve millones de personas y estuvo en cartel durante ¡13 años! La protagonista, hasta entonces modelo profesional, cobró apenas seis mil dólares. El éxito invitó a la secuela un año más tarde, pero esta vez la audacia de Kristel valió cien mil dólares.

En su autobiografía de 2006, la estrella -fallecida de un cáncer de garganta en 2012, a los 60 años- contó que había sido víctima de abuso sexual a los nueve años. Actuó en más de 50 películas, pero sólo se recuerdan Emmanuelle, Emmanuelle 2, Goodbye Emmanuelle (1977) y Emmanuelle 4 (1984).

Su libro personal tiene pasajes dolorosos, con experiencias de drogas que no tardaron en convertirse en problemas, dependencias recurrentes al alcohol y la constante necesidad de encontrar una figura paterna que la llevó a mantener “relaciones traumáticas” con hombres mucho más mayores que ella.

Después de un paso intrascendente por Hollywood, Kristel se alejó de la actuación y encontró un refugio impresionista en el sur de Francia donde dedicó su tiempo a pintar retratos de mujeres y flores.

Educada severamente en un convento, había trabajado en un bar de Amsterdam hasta que alguien vio que podría ser modelo. Y tuvo razón: la belleza de Kristel y sus piernas largas fueron descubiertas en 1972, cuando la eligieron Miss TV Europe. Fue apenas el comienzo.

Hernán Firpo/Clarín-Espectáculos

Compruebe también

El Gobierno cerró la plataforma gratuita Cont.ar

  El gobierno de Javier Milei sigue apagando medios. En su afán de destruir pantallas públicas, …

A 42 años del estreno del film The Wall, basado en el clásico de Pink Floyd

Si era Kiss, Gene Simmons con esa lengua viperina, bueno, vaya y pase. Pero viniendo …

Dejanos tu comentario