Inicio / Polideportivo / Tras los Oros en Lima 2019, el Canotaje va por los pasajes a Tokio 2020

Tras los Oros en Lima 2019, el Canotaje va por los pasajes a Tokio 2020

Sabrina Ameghino, Oro en los Panamericanos,  juega todas sus fichas para clasificarse para los Juegos Olímpicos.

El canotaje argentino de velocidad vivió unos Juegos Panamericanos históricos. Los palistas nacionales brillaron en la Albufera Medio Mundo y se colgaron siete medallas: cuatro de oro, una de plata y dos de bronce. La cita continental, sin embargo, no fue el objetivo principal en la temporada. El compromiso más importante es el Mundial de Szeged, Hungría, que arrancará hoy y en el que los argentinos buscarán sacar pasaje para los Juegos Olímpicos del próximo año. Tendrán una tarea complicada porque no son muchas las plazas para Tokio 2020 que se pondrán en juego y porque el certamen reunirá a los mejores del mundo. Pero llegan con la confianza bien alta luego de la gran experiencia que tuvieron en la capital peruana.

Con la histórica Sabrina Ameghino, ganadora de un oro y de un bronce en Lima, y el bicampeón panamericano Agustín Vernice a la cabeza, 15 palistas argentinos se presentarán en el torneo. Ameghino, quien a los 39 años sueña con clasificarse a sus segundos Juegos Olímpicos, competirá en el K4 500 junto a Magdalena Garro, Micaela Maslein y Brenda Rojas e irá por uno de los 10 lugares para Tokio. El cuarteto es el mismo que logró el bronce en Lima 2019, en los que la platense además ganó la dorada en K1-200.

El K4-500 masculino integrado por Manuel Lascano, Ezequiel Di Giácomo, Juan Ignacio Cáceres y Gonzalo Carreras, campeones en Lima, intentará adueñarse de uno de los diez pasajes a Tokio que se repartirán. Para Vernice, el panorama es más complicado. Es que el olavarriense, quien en la capital peruana ganó dos oros en el K11000 y el K2-1000 junto a Lascano, buscará la clasificación en la prueba individual, que sólo entregará plazas a los cinco primeros.

También cinco boletos entregarán el K1-200 masculino, en el que se presentará Rubén Rézola, que consiguió un bronce en Lima, y el femenino, que contará con Paulina Contini, sexta en los Panamericanos.

Ellos dos y Omar De Andrés, que competirá en el K1 500, prueba no olímpica, serán los únicos que debutarán este miércoles, cuando disputarán las series clasificatorias de sus categorías. Contini, además, correrá el domingo la final del K1-5000, que tampoco forma parte del programa de Tokio.

Daniel Dal Bó y Agustín Rodríguez serán los representantes argentinos en el K2-1000 y Contini y Constanza Gasparoni disputarán el K2-500, que fue bronce en Lima de la mano del binomio Garro-Rojas. Esos dos botes pondrán en juego seis pasajes olímpicos, pero también entregarán plazas que se repartirán luego en los Preolímpicos continentales. Los tres mejores botes de tres continentes diferentes -sin contar el europeo- se llevarán dos boletos que se distribuirán en los clasificatorios del año próximo. Así, será importante para los argentinos -y para los americanos en general- terminar lo más alto posible, para que en el torneo que se disputará en mayo en Valparaíso, Chile, haya chances de clasificarse a Tokio. El desafío es grande, pero con el enorme envión anímico de los Juegos Panamericanos, los palistas argentinos afrontarán el gran desafío de esta temporada.

                 Luciana Aranguiz/Clarín

Compruebe también

La Copa Argentina de Vóley Masculino se jugará en Mar del Plata

Mar del Plata será sede de la primera ‘burbuja’ de la competencia oficial de la temporada …

Tokio mantiene la esperanza de que haya público en los Juegos Olímpicos

La pandemia por coronavirus obligó a postergar, por lo menos un año, los Juegos Olímpicos …

Dejanos tu comentario