Inicio / Polideportivo / Taekwondo: cuatro ilusiones argentinas buscan en Costa Rica a Tokio 2020

Taekwondo: cuatro ilusiones argentinas buscan en Costa Rica a Tokio 2020

Martín Sío, Gianella Évolo, Lucas Guzmán y Sofía Tournier buscarán ser olímpicos esta semana.

Los Juegos Olímpicos de Tokio están a la vuelta de la esquina. Durante los últimos tres años, diferentes procesos clasificatorios entregaron boletos para la gran cita del deporte, que se realizará entre el 24 de julio y el 9 de agosto. Al menos, según fue ratificado por ahora por el Comité Olímpico Internacional, aun en plena epidemia del coronavirus. Son 141 los deportistas argentinos clasificados hasta hoy para ir a la capital japonesa. Y cuatro más buscarán esta semana sumarse a ese selecto grupo.

Martín Sío, Lucas Guzmán, Sofia Tournier y Gianella Évolo son los cuatro fantásticos que disputarán el Preolímpico de taekwondo en Costa Rica. Allí llegaron luego de una larga y extenuante preparación en Monterrey y enfrentarán a rivales del continente con el objetivo de cumplir el sueño olímpico.

“Trabajamos mucho viviendo el día a día y entrenándonos muy duro para llegar de la mejor manera. El trabajo previo es muy importante, así que entrenamos motivados y con muchas ganas para poder obtener las plazas”, asegura Guzmán, quien a sus 25 años es el más nombrado en los últimos tiempos.

Es que el nacido en Merlo se fue a Manchester en mayo del año pasado para colgarse la medalla de bronce en el Mundial y apenas dos meses después ganó el oro en los Juegos Panamericanos de Lima, subiéndose al podio como cuatro años antes en Toronto. Estuvo cerca de ser olímpico en Río de Janeiro 2016, pero cayó en el Preolímpico ante un rival ecuatoriano. Costa Rica será su revancha.

“El Preolímpico es un torneo totalmente diferente al resto. Se vive con muchísima tensión y es muy agitado, porque se clasifican sólo dos atletas por categoría -le anticipa Sío a Clarín-. Cada uno tiene su presión, sabe cuánto se entrenó para lograr el objetivo y eso pesa. Muchos se quedan sin patear o se cansan con mayor velocidad, por lo que tenemos que estar lo más concentrados posible y elegir la mejor táctica y estrategia para llevar a cabo los combates”.

El porteño de 34 años es el más experimentado del equipo. Lleva 20 años en el seleccionado nacional. Campeón argentino y medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007, estuvo cerca de clasificarse a Beijing 2008, pero no pudo superar el clasificatorio. Incluso peleó con una mano fracturada, pero no alcanzó.

Tournier y Évolo son las mas chicas, con 19 y 18 años, respectivamente. Están ante su primera oportunidad de ir a unos Juegos Olímpicos. Ni siquiera pudieron participar de los Juegos de la Juventud de Buenos Aires 2018, ya que no superaron el clasificatorio. Entre viajes y concentraciones se hicieron intimas amigas y se propusieron llegar a Tokio.

“Fue duro llegar hasta acá. Fueron muchos años de preparación y ambas venimos soñando hace rato con esta posibilidad”, cuenta Évolo. La oriunda de Canning se explaya sobre la oportunidad que se fue ganando a partir de una frustración. “Cuando quedé afuera de los Juegos de la Juventud, me puse la meta de clasificarme a unos Juegos Olímpicos. Saber que estoy muy cerca me emociona y me motiva mucho más a seguir entrenándome”, revela.

A Tournier también la desvela ese objetivo. “Se me mezclan varios sentimientos de nervios, ansiedad y agresividad de querer que sea todo ya, pero siempre estoy manejándolo para que salga todo de la mejor manera. No quiero que una emoción me condicione una pelea”, explica la joven nacida en La Plata. La intensa preparación fue clave y así lo manifiesta cada uno de los integrantes. “Estuvimos atentos a todos los detalles, cuidando la alimentación, el físico y las lesiones”, agrega Tournier.

Los cuatro llevan meses compartiendo entrenamientos y concentraciones. Son un grupo de amigos con afinidad de familia. La experiencia de Sío lo convirtió en capitán del equipo y los demás aprovechan su conocimiento y trayectoria para pedirle algún que otro consejo. “Siempre nos da algunos tips sobre cosas que se nos escapan en la lucha por falta de experiencia y eso suma muchísimo”, recalca Sofía, a lo que Gianella añade: “Se toma muy bien el rol de capitán y cuando nos ve un poco nerviosas, nos hace un chiste para que nos distraigamos un poco”.

Martín dice que el diálogo con sus compañeros “es muy fluido», porque “están todo el tiempo prestando atención y preguntando”. ¿Qué conclusiones saca el más veterano? “Me ayudan a aprender cómo piensan las nuevas camadas. Trato de orientarlos para que salgan adelante en el deporte y que cada uno se pueda ganar su lugar”, expresa el aguerrido atleta, a quien le gustaría dirigir un seleccionado cuando se retire.

Se viene la semana clave y Tokio 2020 los anima a ir por sus sueños. Los pasajes a la capital japonesa están al alcance. Solamente falta hacer el último gran esfuerzo, luchar y ganárselos.

Matías Calomarde/Clarín

Compruebe también

Bryson DeChambeau: Ganó el US Open con su golf científico y la nueva silueta

Es noticia que el estadounidense Bryson DeChambeau ganó el US Open de golf con una …

El esloveno Tadej Pogacar se quedó con el Tour de France 2020

A un día de cumplir 22 años, el esloveno Tadej Pogacar completó este domingo el trámite que …

Dejanos tu comentario