Inicio / Polideportivo / Nuevo Código Mundial Antidopaje, penas reducidas a las drogas recreativas

Nuevo Código Mundial Antidopaje, penas reducidas a las drogas recreativas

Las nuevas reglas fueron anunciadas por la Agencia Mundial de Antidopaje.

Con el cambio de calendario entró en vigencia el nuevo Código Mundial Antidopaje y, con él, la aparición del artículo 4.2.3 que marca una significativa modificación respecto a la consideración y el castigo relacionado al uso de drogas de las llamadas recreativas: la cocaína, la heroína, el éxtasis y el cannabis son ahora catalogadas como “drogas de abuso”.

No salieron de sus categorías habituales en la lista de sustancias prohibidas: siguen apareciendo como “estimulantes” la cocaína y el éxtasis, como “narcótico” la heroína y como “canabinoide” el THC, y continúan en la sección “sustancias prohibidas”.

Sin embargo, ahora entran en esa nueva subcategoría de “drogas de abuso”. Las mismas están definidas como “sustancias que están identificadas como tales porque hay un frecuente abuso de ellas en la sociedad fuera del contexto del deporte”.

En ese sentido, la pena por su utilización, que hasta el último día de 2020 podía ser de hasta cuatro años, se ve ahora reducida a tres meses en tanto los atletas puedan demostrar que su consumo no tenga relación con el deporte.

Incluso, la sanción puede bajar a apenas 30 días si el/la deportista en cuestión acepta tomar parte en algún programa de rehabilitación aprobado por el comité antidopaje local.

Esto, de todos modos, vale para el consumo fuera del período que incluya la disputa de algún certamen, dado que -lo dicho- la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, según la sigla en inglés) reconoció que las sustancias son pasibles de consumo por razones ajenas a la competencia.

Si el dóping por alguna de estas sustancias ocurre durante la competencia, el castigo será de dos años, también cuando los atletas puedan probar que el consumo no esté relacionado al rendimiento deportivo.

El nuevo código, en la lista que entró en vigencia con el primer día de 2021, califica a la cocaína, la diamorfina (heroína), la metilendioximetanfetamina o MDMA (éxtasis) y el tetrahidrocannabinol o THC (cannabis) como “sustancias de uso indebido”. Es decir que su utilización sigue estando prohibida, pero las consecuencias pueden ser mucho menores.

La WADA llegó a esta decisión luego de un proceso de consultas y evaluaciones que demandó dos años y que fue finalmente aprobado en la reunión del Comité Ejecutivo del organismo a mediados de septiembre pasado.

La fase de consulta arrojó diversas miradas. Por ejemplo, las autoridades francesas cuestionaron la intervención de las leyes antidóping cuando el consumo ocurre fuera de competencia. “No se debería tener que lidiar con casos que no tienen que ver con el deporte”, argumentaron en 2019, y agregaron: “Es potestad de la justicia criminal del país el prohibir o no el uso de drogas recreativas no relacionadas al deporte”.

Pero en Alemania, por ejemplo, fueron por el camino contrario. “Las sustancias mencionadas son drogas en el más estricto sentido. Y las drogas en el deporte deben estar estrictamente prohibidas”, expuso Regine Reiser, de la agencia de aquel país. Y fue más allá: “La influencia de las drogas sociales en el rendimiento no está exenta de importancia y debe ser castigada, pero dos o tres meses es muy poco. No es aceptable que un deportista sea castigado más severamente por comprar una medicina que por tomar cocaína”

El gobierno canadiense, por su parte, adhirió a la aplicación de este cambio en el código pero sugirió que la potestad de la rehabilitación no debería recaer en la organización antidopaje ya que le sería “muy difícil determinar qué casos la requerirían”.

Organismos independientes, como la UEFA o World Rugby, por su parte, estuvieron de acuerdo con la aplicación propuesta por la WADA, mientras que la Unión Ciclista Internacional (UCI) había sugerido una sanción máxima de 3 meses.

Al margen de opiniones a favor y en contra de la medida, es un cambio significativo en la historia moderna del dopaje en el deporte. Se trata de un nuevo régimen en el tratamiento de las sustancias prohibidas y también un agiornamiento a los tiempos que corren.

Mauricio Codocea/Clarín

Compruebe también

Natación de Doha: muchas ausencias y dominio de China. Bien Agostina Hein

En el año de los Juegos Olímpicos de París, casi todos los países líderes concurrieron a Doha …

La World Athletics plantea un cambio radical en la competencia de Salto en Largo

Desde que asumió al frente de la World Athletics en 2015, Sebastian Coe tiene un …

Dejanos tu comentario