Inicio / Automovilismo / Matías Milla ganó en el STC 2000. Mal fin de semana argentino en WTCR

Matías Milla ganó en el STC 2000. Mal fin de semana argentino en WTCR

La alegría de Milla en el podio de El Zonda de San Juan.

Es parte del automovilismo. Más allá del glamour de las principales categorías, cada vez que se calza un casco, el piloto sabe que se expone a riesgos máximos. En cada salida a la pista. En cada aceleración, en cada frenaje. Vaya si lo sabe bien Matías Milla, que cuando era muy chico, con apenas 15 años, fue protagonista de un accidente mortal cuando debutaba en la Fórmula Renault, en Río Cuarto, donde falleció su rival y colega, Matías Rico, tras un golpe a 170 km/h.

La victoria de Milla en el Súper TC2000 tuvo un sabor demasiado especial. Es que la logró en el mismo majestuoso, imponente pero también exigente y peligroso circuito El Zonda-Eduardo Copello, en San Juan, donde el año pasado perdió el control de su Renault en un entrenamiento y se estrelló “contra la montaña”, como se dice habitualmente en el trazado cuyano.

El Fluence quedó desconocido, transformado en hierros retorcidos. De allí adentro, casi milagrosamente (en realidad, gracias a las normas de seguridad de la disciplina) Milla salió conmovido por el tremendo impacto. Por eso ayer festejó a lo loco. Jamás se alejó de su gran amor, el karting, y hace una semana se clasificó para el Mundial de la especialidad, que se disputará en pocas semanas en Nápoles. “Debo bajar 6 kilos para llegar bien. Ese es un desafío mayor”, bromeó feliz, tras su gran conquista.

Milla es el tercer piloto del poderoso equipo Renault, que viene de ganar dos campeonatos de la mano de Facundo Ardusso y que en la temporada actual tiene a Leonel Pernía como referente en el certamen. Suele ser el “escudero” de sus compañeros consagrados. Sin embargo, esta vez supo pelear para saltar del 5° puesto de la grilla de largada a la punta de una carrera que ganó con contundencia. Así, por primera vez, se impuso en el Súper TC2000.

“Siempre es difícil volver a una pista donde tuviste un accidente de semejante magnitud y sabiendo que se produce al quedarte sin frenos. Estás pensando que no vuelva a pasar. La pista mete miedo cuando llegás, pero poco a poco vas afianzándote y encontrando los límites. Yo me he preparado mucho para esta fecha”, argumentaba en la previa.

La excursión del Súper TC2000 por El Zonda fue fantástica. En un escenario que suele proponer muy buenos espectáculos, la atracción se instaló desde la largada, cuando Agustín Canapino ( poleman con su Chevrolet) no pudo defenderse por una falla. Y allí se amontonaron todos.

Bernardo Llaver, Mariano Werner (Fiat), Milla (Renault), Pernía (Renault) y Matías Rossi (Toyota) pelearon por el gran protagonismo. En la horquilla, Werner se rozó con Milla, que a su vez se tocó con Pernía. El entonces líder del campeonato pagó las peores consecuencias, ya que su despiste lo derivó al último lugar.

Llaver marcaba el ritmo, aunque había recibido una sanción por haber “cortado” la chicana ante los embates con Werner. Sin embargo, pasaron las vueltas, Milla -ya en el segundo puesto- se puso a la cola del Chevrolet del piloto mendocino y en el momento en que lo superó para ganar la vanguardia, le mostraron la bandera negra a Llaver.

Rossi, conocedor del destino de Pernía y de su nueva condición de líder del certamen, se esforzaba para superar a Werner, que con un Fiat competitivo le oponía resistencia al piloto de Toyota. En la vuelta 14, Werner se pasó en la horquilla, el lugar más claro para los sobrepasos en el trazado sanjuanino, y allí Rossi y Santero ganaron un lugar. En ese momento, Milla ostentaba una ventaja de 11 segundos en la vanguardia.

En una gran actuación, Facundo Chapur, que había largado penúltimo, se colocaba tercero, tras el abandono de Julián Santero. Pernía pudo acceder al 8° puesto y sigue siendo el referente de Renault, tras un domingo magro para Ardusso. Pero la alegría máxima fue para Milla.

                                  Roberto Berasategui/Clarín

Un pálido octavo puesto rescató Néstor Girolami, lo único cosechado por los argentinos en Ningbo.

Esteban Guerrieri y Néstor Girolami no tuvieron un buen fin de semana en el circuito de Ningbo, cita de la séptima fecha de la Copa del Mundo de Coches de Turismo, ya que solo el Bebu pudo sumar los puntos del octavo puesto de la tercera carrera con el Honda Civic Type R del equipo Münnich Motorsport.

En la clasificación, Guerrieri quedó en el sexto puesto y Girolami tercero, pero el cordobés fue sancionado con la quita de la mejor vuelta por haber molestado a Ma Qinghua y quedó en el 12º lugar.

En la primera carrera, Esteban, quien partió quinto, se vio involucrado en un incidente entre Benjamin Leuchter, Augusto Farfus y Tiago Monteiro y terminó contra las vallas de contención. Néstor, en tanto, marchaba 14º pero tuvo que ingresar a boxes por un inconveniente en la suspensión delantera derecha. El húngaro Norbert Michelisz fue el ganador de la prueba y ascendió a lo más alto del torneo.

Un rato después, en la segunda competencia del día, Guerrieri cayó al 8º puesto en la largada y Girolami ganó tres posiciones para colocarse detrás de su compañero de equipo. Pero en la vuelta 7, el de Mataderos tuvo que abandonar con un problema en la rueda delantera derecha y el de Isla Verde, tras pelear con Ma Quinghua por la posición, se quedó con el 8º sitio.

De esta manera, Michelisz se retiró del trazado chino como nuevo líder del campeonato con 247 puntos, seguido por Guerrieri con 231. Girolami se ubica en el sexto lugar, con 186.

La próxima fecha del año será entre los días 25 y 27 de octubre en el circuito de Suzuka, Japón.

campeones.com.ar

Compruebe también

El STC2000 tendrá público en las tribunas. ¿El TC también en San Juan?

De la mano del Súper TC2000, el público está de vuelta en el automovilismo después de …

Mick Schumacher será piloto Haas en 2021. Barhein: Russell a Mercedes

Lo que era un secreto a voces finalmente se confirmó. El piloto alemán Mick Schumacher, hijo del …

Dejanos tu comentario