Inicio / Futbol / El Lobo le regaló una goleada a Diego. Sólida victoria de Talleres

El Lobo le regaló una goleada a Diego. Sólida victoria de Talleres

Todo Gimnasia celebra el primer gol tras un grueso error de Daniel Sappa.

En el regreso de fútbol local después de 228 días, Diego Armando Maradona recibió dos grandes regalos de su Gimnasia. El primero, la victoria 3-0 contra Patronato con un aceptable rendimiento en la primera parte. El segundo, la sensación de que este puede ser un equipo un poco más confiable. Y es que, como el de ayer, el Lobo jugó varios partidos en el torneo pasado (imponiendo condiciones, siendo un poco más que el rival), pero por una razón o otra terminaba con las manos vacías.

Lo buscó y los buscó Gimnasia, especialmente en la etapa inicial. Fue por izquierda y por derecha; fue profundo con Matías García y punzante con el interesante colombiano Johan Carbonero. No fue arrollador el Lobo de Diego, pero si persistente y paciente. De un centro de García casi festeja el primero a los 31 minutos, aunque el cabezazo de Víctor Ayala se chocó con el travesaño. Un rato antes, Daniel Sappa le había negado el gol a Contín luego de un remate lejano. Pero la suerte quiso estar presente en el cumpleaños de Maradona y el ex arquero de Estudiantes metió la pelota en su propio arco después de un disparo débil de Carbonero, que ni siquiera llevaba destino de arco. Se le escurrió entre los pies a Sappa, que intentó embolsar, y la pelota ingresó obediente, como pidiendo permiso, tímida.

Lo de Patronato fue pobre y solo tuvo una situación en el minuto final: un cabezazo de Germán Rivero que encontró una volada de fotografía de Jorge Broun.

En el segundo tiempo, el 2-0 de Coronel sentenció el duelo: Patronato no tuvo fuerzas para buscar el descuento. Y sobre el final, Eric Ramírez, también de cabeza, selló el 3-0 final. Sí, una goleada para Maradona.

Clarín/Deportes

Nahuel Tenaglia marcó el primer gol de la muy buena victoria cordobesa.

Barrió con todas las dudas Talleres, esas que aparecieron por la salida masiva de muchos de sus futbolistas. Tuvo que volver a empezar Alexander Medina y, encima, le tocaba en el grupo de la muerte, con Boca, Lanús y Newell’s. Pero la T se pareció mucho al equipo de días pasados y comenzó con el pie derecho el torneo: venció 3-1 a los rosarinos, que habían empatado parcialmente por un cabezazo del regresado Ignacio Scocco.

Los dos llegaron al debut con un montón de incógnitas y expectativas. Se dijo: Talleres trastocó al otro de la temporada anterior porque se fueron varios y llegaron otros, mientras que Darío Kudelka volvió a apostar por la experiencia de Pablo Pérez y la vuelta de Ignacio Scocco.

Las expectativas de la previa quesuerte, daron en nada en la etapa inicial: Talleres y Newell’s no tuvieron opciones. Apenas un remate de afuera de Méndez que rebotó en Enzo Pérez y lamió un palo. Otro remate de Pochettino,

desviado. Fue un partido muy peleado en la mitad de la cancha. Y existió preocupación cuando Mauricio Caranta se tomó una pierna por un dolor en el aductor. Por pudo seguir. La Lepra no atacó, salvo por algunos chispazos del ex Talleres Sebastián Palacios, que hizo pesar su velocidad. Demasiado poco para uno de los equipos que pretende pelear el campeonato.

Una mención especial merece el árbitro Darío Herrera, que cree que gesticulando demasiado adquiere personalidad. Debería dejar jugar para que el partido tenga más velocidad. Además, ayer omitió un penal tan grande como el estadio de Tenaglia a Scocco: fue un agarrón de camiseta alevoso. La expulsión de Fontanini fue más fina, pero se le puede dar la derecha. Y un elogio para el campo de juego porque las autoridades del Kempes lo mantienen impecable. Y los protagonistas no le podrán echar la culpa al terreno.

Todas las emociones llegaron en el complemento. Nahuel Tenaglia apareció por atrás de todos y mandó a la red un buen centro de Guzmán. Luego llegaría la roja a Fontanini y el partido parecía inclinarse para los locales. Pero apareció el inoxidable Scocco, que con un gran cabezazo venció a Caranta. Todavía festejaban los visitantes cuando Pochettino le rompió el arco a Aguerre. Fue un mazazo. Y a los 39, el movedizo Diego Valoyes, uno de los mejores, puso el 3-1 definitivo.

Ramón Gómez/Clarín

Compruebe también

Libertadores: Estudiantes busca la semifinal ante Paranaense

Estudiantes se jugará gran parte de la temporada cuando este jueves intente concretar su clasificación …

Copa: Vélez volvió a superar a Talleres y tiene cita con Flamengo en la semi

El 3 de enero de este año, Julián Fernández cumplió la mayoría de edad. Sí, …

Dejanos tu comentario