Inicio / Polideportivo / Atletismo: arranca el Mundial de Doha. Reducida participación nacional

Atletismo: arranca el Mundial de Doha. Reducida participación nacional

Belén Casetta fue medalla de bronce en los Panamericanos Lima 2019 en 3000 metros con obstáculos.

El Khalifa International Stadium de Doha será sede desde este viernes de la 17ª edición del Campeonato Mundial de Atletismo, el primero de la era post Usain Bolt. Un certamen que promete ser único, y no solo porque no tendrá a la leyenda jamaiquina para hacer vibrar el tartán con su velocidad y a los espectadores con su carisma. La amenaza de calor extremo, las sospechas de corrupción y las grandes ausencias serán algunos de los factores que dejarán a esta cita en la memoria por muchos años.

La preocupación por el calor. En la previa se decidió correr la fecha del torneo -se disputa en agosto- para evitar la época de mayor calor en la capital qatarí. Pero eso no fue suficiente. La temperatura de Doha en los últimos días alcanzó los 40 grados y la humedad llegó al 85 por ciento. Por eso se instaló en el estadio un sistema de refrigeración, ya probado en las reuniones de la Liga de Diamante, que puede mantener el recinto semicubierto a 23 grados mientras afuera el termómetro registra 40. En tanto, el maratón y los 20 y 50 kilómetros de marcha se programaron para la medianoche y a orilla del mar -con temperaturas de unos 30 grados-.

Doha, bajo sospechas de corrupción. La investigación de la justicia francesa de un pacto de corrupción entre Rusia y la anterior cúpula de la IAAF, especialmente su ex presidente Lamine Diack, para esclarecer casos de doping derivó en las sospechas sobre las elecciones de las sedes de los Juegos Olímpicos de 2016 y 2020 y también de los Mundial de atletismo de Londres 2017 y Doha. Ese proceso judicial se aceleró en mayo con las acusaciones a varias figuras del mundo deportivo, entre ellos el catarí Nasser Al Khelaifi, dueño del París Saint-Germain. Los jueces estudian dos pagos de US$ 3,5 millones en total en 2011 por parte de la empresa dirigida por Khalid Al Khelaifi, el hermano de Nasser, en beneficio de una empresa de marketing deportivo dirigida por Papa Massata Diack, hijo del expresidente de la IAAF, que está en el corazón del escándalo de corrupción.

Una cita marcada por grandes ausencias. Habrá varios campeones que no podrán defender sus títulos en Doha. La ausencia más resonante será la de la sudafricana Caster Semenya, campeona en 800 metros en 2011, que no competirá para no someterse a la medicación para reducir sus niveles de testosterona que exigen las nuevas normas de hiperandrogenismo de la IAAF. Otro es el del sudafricano Wayde van Niekerk, campeón olímpico, quien se quedará con las ganas de buscar otro festejo en 400 metros por un problema en la rodilla. Además, la etíope Genzebe Dibaba, plata en Río 2016 en 1.500 metros, será baja por una fascitis plantar. El tayiko Dilshod Nazarov, vigente oro olímpico de lanzamiento de martillo, fue excluido tras dar positivo en un control antidoping de 2011. En tanto, el keniano Elijah Manangoi (1.500), alemán David Storl (bala) y la polaca Anita Wodarczyk (martillo) tampoco estarán por diferentes lesiones.

Rusia, Kenia y el doping. La IAAF extendió la suspensión de Rusia, vigente desde noviembre de 2015, mientras la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) investiga una posible falsificación de los datos del laboratorio de Moscú, que le fueron entregados en el marco de la investigación por el escándalo de dopaje de estado. Por eso, los 29 atletas de ese país que competirán en Doha lo harán bajo bandera neutral. Kenia camina por la cuerda floja luego de que la televisión alemana ZDF emitiera un informe en el que afirma que al menos dos atletas de ese país que competirán en Doha se doparon con EPO y que la federación nacional encubrió los resultados. Desde la nación reina de la larga distancia -que estuvo cerca de ser excluida de Río por esta misma razón- niegan las acusaciones.

La tensión geopolítica y el desinterés general. Desde junio de 2017, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto, imponen un bloqueo diplomático y económico a Qatar, acusando a Doha de no tomar la suficiente distancia con Irán, potencia regional rival de Arabia Saudita, y de apoyar a grupos islamistas radicales, algo que la capital qatarí niega. Los ciudadanos de esos países no pueden normalmente viajar a Qatar, lo que impacta también en la venta de entradas. Apenas se vendieron 50.000 para los diez días de competición con un estadio que tiene capacidad para 46 mil espectadores. Los organizadores esperan que la llegada de público extranjero genere un mayor impulso en ese aspecto.

Las grandes atracciones y la búsqueda del heredero. Allyson Felix se robará los flashes en la última jornada del Mundial cuando compita en la posta 4×400 metros. Tras no clasificarse a las pruebas individuales, la estadounidense de 33 años intentara ampliar su récord de 16 medallas mundialistas (11 oros) que acumula desde Helsinki 2005. Otros que quieren ser protagonistas serán la venezolana Yulimar Rojas y la colombiana Caterine Ibargüen en triple salto; el estadounidense Sam Kendricks (garrocha), el sueco Daniel Stahl (disco), el cubano Juan Miguel Echevarría ( Largo) y la etíope Sifan Hassan (1.500). Aunque las atracciones principales serán los velocistas estadounidenses Noah Lyles y Christian Coleman, principales favoritos para transformarse en los herederos de Bolt. Lyles estará presente en los 200 metros, distancia en la que consiguió este año la cuarta mejor marca de la historia, 19s50. En tanto Coleman correrá los 100, luego de ser absuelto tras una investigación de la Agencia Estadounidense Antidopaje por haber cometido tres faltas a su obligación de localización para controles antidopaje en menos de un año.

Los argentinos. Argentina dirá presente con tres atletas, el número más bajo desde Helsinki 2005, cuando también llevó un trío de representantes. Belén Casetta, finalista en Londres 2017, se clasificó gracias al nuevo ranking de la IAAF, el mismo que dejó afuera a otros compatriotas. Y hoy correrá el heat 3 de los 3.000 metros con obstáculos a las 13.27 de nuestro país (TyC Sports). Joaquín Gómez consiguió su lugar por el ranking mundial y disputará la clasificación de lanzamiento de martillo el martes desde las 10.30. En tanto, Florencia Borelli, que aseguró su plaza al consagrarse campeona sudamericana en Lima, se presentará en los 5.000 metros el sábado 5 a las 15.25.

       Clarín/Deportes

 

Compruebe también

Tokio 2021: primeros ensayos de protocolos anti Covid-19

Parecen lejanas aquellas semanas en las que todavía estaba pendiente la decisión de si este …

La historia de Annet Negesa, discriminada y malograda por ser intersexual

Annet Negesa era la mejor atleta ugandesa y la joven mediofondista que enorgullecía a Africa. …

Dejanos tu comentario