Inicio / Teatro/Cultura / #YoMeQuedoEnCasaLeyendo y los libros gratis en Internet

#YoMeQuedoEnCasaLeyendo y los libros gratis en Internet

La española Rosa Montero liberó su obra La Vida Desnuda para ser leída en la web.

“La infelicidad (o la desgracia) del hombre se basa sólo en una cosa: que es incapaz de quedarse quieto en su habitación”. La multicitada frase del matemático y filósofo francés Blaise Pascal, que tuvo una salud frágil y era un hipocondríaco con fobias y alucinaciones, resuena como una premonición anticipada en el siglo XVII de estos tiempos de cuarentena. Una parte central de la condición moderna, la movilidad, el estar haciendo siempre algo, el ser “productivos” para que la economía siga creciendo, una suerte de máxima invisible del capitalismo, está en jaque a causa del coronavirus. Ahora hay que quedarse en casa. No salir. En tiempos de aislamiento por la cuarentena total, leer libros gratis ofrece la posibilidad de viajar a otros mundos. Las editoriales y las plataformas de lecturas liberan sus contenidos para acompañar la campaña #YoMeQuedoEnCasaLeyendo. Anagrama liberó cinco títulos, entre los que se destacan los cuentos de Las cosas que perdimos en el fuego, de Mariana Enriquez, que lo compartió en su cuenta de Twitter, donde escribió: “Si les da la cabeza para leer ahí están desde hoy y no cuestan nada de nada”.

Anagrama, editorial con sede en Barcelona, liberó también Un buen detective no se casa jamás, de la española Marta Sanz, considerada como “una moderna novela detectivesca y un cuento de hadas que transcurre en el castillo de un país de nunca jamás y acaba con un banquete de celebración”; Años felices, del catalán Gonzalo Torné, un estudio de caracteres repleto de estilo e inteligencia acerca de cómo se abre paso la vida a fuerza de ambiciones y cómo se desmorona; Fiesta en la madriguera, del mexicano Juan Pablo Villabos, definida como la crónica de un viaje delirante para cumplir un capricho, pero al mismo tiempo el acercamiento a las dos formas de México: “a veces un país magnífico y, en otras, un país nefasto”; y por último, Mis documentos, del chileno Alejandro Zambra, once breves novelas que relatan la incesante búsqueda del padre, la obsolescencia de objetos y de sentimientos que parecían eternos (los libros están disponibles en distintas plataformas como Amazon, Bajalibros y Google Play, entre otras). El grupo Planeta ha puesto a disposición una selección de algunos de los títulos más populares y vendidos para ser descargados de manera gratuita, entre los que se destacan La sombra del viento, de Carlos Ruiz ZafónEl código Da Vinci, de Dan BrownEl tiempo entre costuras, de María Dueñas; Los hombres que no amaban a las mujeres, de Stieg Larsson Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario, de C.S.Lewis. Estos títulos se podrán descargar hasta el 31 de marzo en la página web www.keepreadingencasa.planetalibros.com y en las plataformas de libros electrónicos habituales.

Leamos, un servicio de lectura digital por suscripción, pone a disposición la descarga de miles de libros digitales y audio libros en español desde el sitio leamos.com y su aplicación, de forma gratuita por un mes. Hay para hacerse un festín de lecturas, con títulos como Psicoanálisis: por una érotica contra natura (Indie Libros), de Alexandra KohanMorriña, una novela sobre un hombre que está solo y espera, de Enzo Maqueira; El fin de la salud, de Rafael Spregelburd, una ácida y lúcida pieza de teatro donde está presente la idea de “final” como mecanismo lingüístico de dominación y de poder; Diario de Eslovenia, de Alejandra Laurencich, sobre las raíces que la escritora tiene en ese país del que su padre, su abuela y su tía se fueron en un barco que los sacó de la miseria y de la amenaza del fascismo, y sobre la reanudación de los lazos con esta tierra, que comenzó cuando viajó a un festival literario de ese país; El camino de las hormigas, de Gabriela Saidon, diez relatos breves, urbanos y rurales, en los que la autora parece preguntarse cómo contar el dolor; O juremos con gloria a morir: Una historia del Himno Nacional Argentino, de la Asamblea del Año XIII a Charly García (Eterna Cadencia), de Esteban Buch; cuatro títulos de Federico JeanmaireWërra (Anagrama), Amores enanos (Anagrama), Tacos altos (Anagrama) y El destetado (Indie Libros); y tres de Walter Lezcano: Los Wachos (Editorial Conejos), Rejas Un millón de latitas (ambos por Indie Libros).

La editorial Norma también liberó una parte de su catálogo (https://www.normainfantilyjuvenil.com/ar/libros/coleccion/golu ). Para bajar los títulos hay que cliquear la portada y luego optar por la pestaña “recursos” para llegar finalmente a la descarga digital. Entre los títulos disponibles están Los cazadores de ratas y otros cuentos feroces, de Horacio QuirogaLa vida es sueño, de Pedro Calderón de La Barca; el Martín Fierro, de José HernándezRomeo y Julieta, de William Shakespeare; la Odisea, de HomeroEl matadero, de Esteban EcheverríaFrankestein, de Mary ShelleyLas aventuras de Huckleberry Finn, de Mark TwainEl fantasma de Canterville, de Oscar Wilde; y El extraño caso de Dr.Jekyll y Mr.Hide, de Robert Louis Stevenson, entre otros clásicos de la literatura universal.

La española Rosa Montero liberó una de sus obras, una colección de artículos. “Intentemos reconvertir esta situación tan rara para tener un tiempo de calidad y un tiempo propio, pues el Covid-19 nos da la oportunidad de intentar aprender a vivir el presente y hacer de éste un tiempo propio, enriquecedor y de calidad. Es por eso que colgaré La vida desnuda en las redes para su lectura gratuita”, anunció la escritura en un video que subió a su muro de Facebook. Unsam Edita, el sello de la Universidad Nacional de San Martín, tiene audiolibros con clásicos de la literatura, como El Fausto, de Estanislao del Campo, leído por el actor Juan Palomino, con edición y música de Diego Gambero; Realidad Nacional desde la cama, de Luisa Valenzuela, con lectura de Claudia LapacóCuentos fatales, de Leopoldo Lugones, leídos por Norma Aleandro; y Las memorias de mamá Blanca, de Teresa de la Parra, con lectura también de Aleandro, entre otros (http://www.unsamedita.unsam.edu.ar/audiolibros/ ). La tendencia de liberar títulos continuará. Habrá más libros para resistir en tiempos de cuarentena.

Silvina Friera/Página 12

Compruebe también

Mariana Enriquez, por Nuestra Parte de Noche, ganó el Premio de la Crítica 2019

“Lo primero que se pierde de los ausentes es la voz”, advierte el narrador con …

Mariana Dimópulos habla de su novela Quemar el Cielo, candidata al Medifé Filba

“La loca de mierda de Lila”, repite el tío anciano cada vez que Monique pregunta …

Dejanos tu comentario