Inicio / Combate / Tyson Fury noqueó a Wilder en cambiante y espectacular combate

Tyson Fury noqueó a Wilder en cambiante y espectacular combate

Fury impuso su mayor técnica en una pelea que pinta para la mejor del año.

Lo que prometía ser la pelea del año, efectivamente no falló. En un combate para el recuerdo, que tuvo cinco caídas y cumplió con todas las expectativas de espectáculo, el británico Tyson Fury noqueó al estadounidense Deontay Wilder y retuvo el título de campeón de peso pesado del CMB. Así, con una pelea épica, se cerró una trilogía que quedará para siempre en la historia del boxeo.

Después de un empate en el primer enfrentamiento entre ambos, Fury logró su segunda victoria seguida frente a Wilder (42-2-1), esta vez por knockout en el 11º asalto. De esta manera, mantuvo su invicto de 31 peleas ganadas (22 por KO) y un empate frente a los 15.820 espectadores que estuvieron en el T-Mobile Arena.

“No duden nunca de mí”, reclamó el británico tras la pelea y agregó: “Cuando las cosas se pongan feas, siempre cumpliré”. Además, aseguró: “Fue una gran pelea esta noche, como cualquier trilogía de la historia. No voy a poner excusas, Deontay es un gran boxeador. Siempre digo que soy el mejor peleador del mundo y él es el segundo”.

Claro, para llegar a la victoria, Fury tampoco la pasó bien durante el combate. Es que si bien arrancó tirando a la lona a su rival con un gancho de derecha en el tercer round, en el cuarto fue él quien cayó y en dos oportunidades. Pero todo se dio vuelta en el décimo asalto, cuando The Gypsy King volvió a tirar al The Bronze Bomber.

El cierre llegó uno antes del límite, cuando un nuevo gancho de derecha dejó ya sin oportunidades a Wilder. A sus 33 años, Fury podría buscar ahora una pelea de unificación de coronas de la AMB, FIB y OMB.

Wilder, de 35 años, ofreció un gran espectáculo, pero no fue suficiente para recuperar el cinturón que cedió en 2020 a Fury tras un lustro en su poder.

Tras hacer esperar su salida al ring, Wilder arrancó fuerte el combate conectando los primeros golpes en cuerpo y cabeza de un Fury que presentaba el mayor peso de su carrera (125,6 kg).

El Bombardero de Bronce se llevó el primer asalto pero Fury comenzaba a dar los golpes más certeros del combate. El británico iba tomando ritmo hasta que en el tercer asalto mandó por primera vez a la lona a Wilder con un gancho de derecha.

El estadounidense resistió hasta la campana y dio rápidamente vuelta el combate gracias a su temible derecha, con la que envió dos veces a Fury al suelo en el cuarto asalto. Con ambos púgiles tocados, Wilder y Fury trataron de asentarse de nuevo sobre el ring concediéndose una pequeña tregua en tres igualados asaltos.

En el séptimo, el británico estrelló una potente derecha contra Wilder que le dejó temblando pero el estadounidense seguía en pie y dispuesto a resistir. Wilder, un especialista en nocauts, mantenía la esperanza de encontrar un golpe ganador pero fue Fury quien le hizo hincar de nuevo la rodilla en el décimo asalto.

El británico también resentía los golpes de Wilder pero, con un minuto y 10 diez segundos para el final del undécimo asalto, consiguió conectar un fulminante gancho de derecha del que Wilder ya no pudo recuperarse.

La trilogía entre Fury y Wilder arrancó en 2018, con un primer combate en Los Ángeles que se saldó con un empate, después de que el británico sobreviviera a dos caídas, una de ellas en el 12º asalto.

Fury noqueó a Wilder en el séptimo asalto del segundo combate, que tuvo lugar en febrero de 2020 en Las Vegas (Nevada), la última ocasión en que ambos púgiles se habían subido a un ring.

En lugar de enfrentar de nuevo al estadounidense, Fury tenía previsto este año un combate de unificación de cinturones de peso pesado contra su compatriota Anthony Joshua, pero un arbitraje independiente le ordenó conceder a Wilder un tercer combate de revancha.

La pelea del sábado estaba programada para julio, pero fue pospuesta después de que Fury y miembros de su equipo dieran positivo por coronavirus.

“Agradezco a mi equipo, sin el cual no habría llegado adonde estoy hoy. Me hizo crecer en mí mismo y seguí su camino. Soy el rey y aún estoy aquí”, subrayó Fury.

El Gipsy King espera ahora combatir con el ucraniano Oleksandr Usyk, campeón de los pesados de la Asociación, de la Organización y de la Federación Mundial de Boxeo y también de la Federación Internacional de Boxeo, que primero deberá otorgar la revancha al también británico Anthony Joshua, a quien despojó de sus coronas en septiembre. La categoría reina promete más espectáculo en poco tiempo.

Clarín/Deportes

Compruebe también

Bopp aplastó a la venezolana Blanco Zuñiga. Todo el boxeo televisado de hoy

Fue sumamente superior, y la liquidó. Yésica Bopp destruyó a la entonces invicta venezolana Johana Blanco Zúñiga, …

Yesica Bopp va a Colombia a defender su corona en difícil pelea

La bonaerense Yésica Bopp defenderá este viernes por 23ra. vez el título minimosca AMB ante …

Dejanos tu comentario