Inicio / Basquet / Todos los sentimientos de Facundo Campazzo, ya instalado en Denver

Todos los sentimientos de Facundo Campazzo, ya instalado en Denver

Facundo, Consuelo y la pequeña Sara arribaron a la fría Denver.

“Es loco y cuesta que caiga la ficha. No sé, yo me veo cuando era pibe y jugaba a ser Steve Nash, a saltar una silla creyéndome Vince Carter y pensar que ahora efectivamente voy a jugar en la NBA… Cuando lo miro así sí me parece muy loco pensarlo y no me cae la ficha”, admite Facundo Campazzo.

La conversación telefónica no necesita de imágenes: uno sabe bien cuando el interlocutor habla con una sonrisa dibujada en el rostro. Es lo que le pasa al nuevo argentino en la mejor liga del mundo, al nuevo hombre de Denver.

Ya instalado en la ciudad que lo cobijará -en principio- por los próximos dos años, al cordobés la vida le sonríe. Hace pocos días la pequeña Sara, fruto del amor con Consuelo, cumplió su primer añito. Enseguida se le cumplió el gran sueño de su vida profesional, ese que ayer tuvo su primer capítulo con el comienzo del campus de entrenamiento.

“Vengo con nervios, ansiedad, un poco de todo. Me pregunto qué será. Es un nuevo equipo, un nuevo país, volver a empezar. Entonces esa intriga es la que me está matando, pero a la vez la disfruto porque sabía que iba a sentir esto cuando este momento llegara”, reconoce el ahora ex base de Real Madrid.

Por estas horas todo lo moviliza a quien, cuando salga a la cancha -posiblemente el 12 ante Golden State, en el primer amistoso de la pretemporadaserá el primer argentino de la era post Manu Ginóbili, una etapa que se cerró en 2018 con el retiro del mejor de la historia nacional.

Campazzo cierra los ojos y se imagina lo que vendrá. “Creo que ese día, cuando me den la camiseta para vestirme, me va a caer la ficha. Es más, tengo miedo de emocionarme cuando llegue ese momento”, se ríe.

Y agrega: “Pero creo que ahí recién me voy a terminar de dar cuenta. En ese sentido es muy emocionante. Mi hermano me decía que veía videos míos con el Madrid, con Murcia, con Peñarol y que se emocionaba. Escucharlo de él, que es quien me acompañó todo el tiempo, me hace súper emocionar a mí; ahí entendés un poco lo que significa todo esto no sólo para uno”.

En el camino a la NBA hubo mucho hermetismo. Se sabía que era una decisión tomada desde hacía meses e incluso habían trascendido algunos equipos, pero ni siquiera los más prestigiosos periodistas estadounidenses, esos que cuentan las cosas incluso antes de que se enteren los propios protagonistas, dieron por segura la franquicia a la que iría.

El estaba tranquilo, pero se divierte pensando cómo tenía que calmar a las fieras. “Hasta el día 20, cuando se abrió la agencia libre, había bastante incertidumbre. Hasta ese momento estábamos buscando la rescisión sin saber adónde iría. Y todos me preguntaban ‘¿Y qué vas a hacer, adónde vas a ir?’”.

Cuenta Campazzo que recién el día del último partido que jugó con la camiseta del equipo madrileño ante Manresa por la Liga ACB que lo vio brillar en los últimos años, les contó a sus afectos.

-Bueno, ma, me voy a ir a Denver. -Oooohhh, ¿te vas? Pero es lindo Madrid. A mí me gusta.

-Jaja, ya sé, pero bueno, me voy a cumplir mi sueño.

“A mi mamá le cuestan un poquito más los cambios; pero bueno, este será un cambio para nosotros más que nada”, asegura quien apenas reveló su destino en su círculo íntimo empezó a recibir “amenazas” para permitirles a todos ir a ver su debut. “Todo dependerá de que la gente pueda ir a los estadios, pero quieren venir todos; están como locos”, asegura y admite: “Yo los entiendo. Mi sueño era jugar la Liga Nacional; imaginate lo que es esto…”.

-Ya no tenías la “obsesión” que habías reconocido en su momento, pero ¿cuándo fue que dentro tuyo dijiste “listo, ya está, estoy para jugar en la NBA”?

-No sé si hubo un momento puntual. El bichito siempre estaba, incluso cuando renové con el Madrid y supe que el muro para llegar a la NBA se hacía más alto. Pero no quería quedarme con la duda de no haberlo intentado.

Mauricio Codocea/Clarín

 

Compruebe también

Gabriel Deck jugará la G League en la filial de los Thunder

Malas noticias para el básquet argentino. El alero argentino Gabriel Deck está viviendo un duro presente …

Con un muy buen Campazzo y el regreso de Jokic, Denver volvió al triunfo

Facundo Campazzo tuvo uno de sus mejores partidos de la actual temporada en la NBA, …

Dejanos tu comentario