Inicio / Cine / Soul, la nueva genialidad de Pixar, en clave de jazz por Disney+

Soul, la nueva genialidad de Pixar, en clave de jazz por Disney+

La película es dirigida por Pete Docter, el mismo director de Up.

Por qué hago lo que hago, vivo como vivo y sueño lo que sueño. Y por qué no hice antes lo que anhelaba desde mi niñez.

Esas preguntas se hace Joe, el protagonista de Soul, la primera película de Pixar en presentar a un protagonista afroamericano.

Y todas esas disquisiciones, reflexiones y razonamientos alcanzan a todos los espectadores, que disfrutarán de otra maravillosa experiencia de Pixar, aunque desde el televisor o la tablet, ya que la pandemia del coronavirus impidió que Soul estrenara en las pantallas grandes de los cines, el lugar al que estaba destinada.

Y el destino es, también, uno de los ejes de la nueva película de Pete Docter. Joe es un profesor de música en un colegio secundario de Nueva York. Su anhelo, desde que su papá lo llevó a ver jazz en una sesión en vivo, es tocar jazz en una banda. Y cuando esa oportunidad se le presenta, su mundo tiene otra perspectiva, sólo está atento a que su deseo se vuelva realidad, y mete la pata donde no debe.

Joe pasa a otra dimensión, y como se niega a aceptar su muerte, ingresa al Gran Antes, donde se preparan los espíritus antes de llegar a la Tierra. Joe, que ya no se ve como un humano, sino que sus trazos son distintos, como los de las almitas azuladas que lo rodean y a las que se les construye una personalidad, buscando un propósito para existir, será el mentor de una de ellas, 22, que tiene una visión desesperanzadora de la vida, por lo que no quiere “bajar” a la Tierra.

Visualmente más que atractiva – por su concepción, el delineado de los dibujos, por el mundo que imagina Pete Docter en el Gran Antes, por sus colores, por sus puntos de vista más que mensajes-, Soul merecería una oportunidad en los cines.

Soul entronca con toda la filmografía de Docter, por lo que es fácil definirla como un cine de autor. Cine de autor, pero de masas, algo no siempre sencillo de combinar. Con Monsters, Inc. la une ese mundo más allá de lo terrenal; con Up, las preocupaciones por la muerte y cómo un adulto ayuda a un menor en su vida (o antes de la vida, en el caso de Soul); con Intensa mente, el entramado y la manera en que presenta las emociones abstractas, sí, y también las cuestiones o preguntas metafísicas.

Soul no pretende ser trascendental, pero de a poco, escena tras escena, logra que el espectador se pregunte lo mismo que los personajes, por el propósito de estar vivos, y las “chispas” que despiertan su pasión y su anhelo -otra vez- por vivir. Y como muchas películas de Docter -y de Pixar- Soul tiene un público de rango amplísimo. Porque aunque haya guiños para los adultos, lo que plantea la trama interesa, preocupa y nos concierne a todos, estemos conscientes o no de ello. La banda sonora es tan integradora como lo que se ve en imágenes. Docter tiene una imaginación tan frondosa como imprevisible. Técnicamente, los dedos de Dorothea tocando su saxo, o la luz de Nueva York parecen tomados de la vida real, y no producto de la animación digitalizada. Y, en la Tierra, presten atención a la escena de la barbería.

Docter y su codirector Kemp Powers han contado con un talento de voces (Jamie Foxx como Joe; Tina Fey como 22 encabezan el elenco) que hacen natural el desarrollo de la película. ¿Qué la visión es algo desalentadora, o descorazonada? La tristeza, ya lo vimos en Up, puede servir como motor impulsor de las cosas. Soul quizá tenga más impacto en los adolescentes y adultos que en los más pequeños, porque toda su carga simbólica inquieta, desvela.

Pablo O. Scholz/Clarín

Compruebe también

Se largó la segunda temporada de La Casa del Dragón

La segunda temporada de House of the Dragon (ayer fue su estreno por HBO y Max) se inició …

Regresa Thomas Shelby: los Peaky Blinders se transforman en película

Thomas Shelby ha vuelto. El ganador del Oscar Cillian Murphy regresará como el temible gángster …

Dejanos tu comentario