Inicio / Futbol / Si su rodilla lo deja, el Pocho Lavezzi quiere jugar en Rosario Central

Si su rodilla lo deja, el Pocho Lavezzi quiere jugar en Rosario Central

Lavezzi festeja un gol en el PSG con Ibrahimovic de compañero.

Jugó en San Lorenzo, en Napoli y en Paris Saint-Germain. Vistió la camiseta de la Selección Argentina durante diez años y disputó el Mundial de Brasil 2014. A fines de 2019, con 34 años y aquejado por un problema en la rodilla derecha, Ezequiel Lavezzi se retiró del fútbol. Siete meses después, evalúa el regreso. Si se concreta, ya no será en Europa o en China, el mercado exótico donde anotó sus últimos goles y tiró las gambetas finales de su carrera profesional. La vuelta podría ser cerca de su casa natal de Villa Gobernador Gálvez, en el sur del Gran Rosario, vistiendo la camiseta del club sus amores: Rosario Central .

Lavezzi está en París. No hubo conversaciones formales con la dirigencia de Central. Pero sus íntimos cuentan que hay alguien muy influyente, que se ha convertido en el principal impulsor, una pieza clave para convencerlo: Tomás, su hijo de 14 años, es fanático de Central e insiste para que Pocho se sume al equipo que ahora conduce Cristian González.

González jugó su último partido en la Selección en 2005, cuando Pocho llegaba a la Sub 20 pero, mantienen una relación cercana y de afecto. “Sé que se muere de ganas de ponerse la camiseta. Está tirado en la playa, pero es cuestión de hablar con él”, aseguró Kily en La Oral Deportiva. El llamado ya existió. El DT se preocupó en conocer su situación y le dijo que tiene abiertas las puertas para sumarse al equipo. Los dirigentes no movieron una pieza y les inquieta el

costo ecnómico, algo que no le preocupa a Lavezzi. Lo inquieta más tener claro cuál sería su respuesta dentro de la cancha. No por sus condiciones, sí por la respuesta que pueda tener con una rodilla que en enero de 2019 lo obligó a una artroscopía en meniscos y cartílagos.

Por eso rechazó venir a Central a fin de año cuando desde el club lo buscaron, pero él optó por retirarse ante las dudas que le generaba su rodilla. Jugó su último partido, en el Hebei Fortune, en noviembre. Hizo un gol y su equipo se salvó del descenso

Sus íntimos aseguran que se entrena y que se siente bien en París. Que lo entusiasma la posibilidad del regreso y cumplir con una vieja cuenta pendiente con Central. Por ello no descarta una visita a un profesional del más alto nivel de Barcelona para consultar por su rodilla. Llegado el caso, habría que pensar en un Lavezzi canalla para mediados de 2021.

Hay otro elemento que lo entusiasma además de la presencia del Kily en el banco de los suplentes: Lavezzi sueña con una vieja promesa de su amigo, Angel Di María, otro canalla que prometió volver para retirarse en Central. Fideo termina su vínculo con el PSG en junio próximo. Es otra posibilidad que Pocho mira de reojo.

Otros dos datos de peso para creer que la vuelta es posible. Su hermano Diego, ex candidato a vicepresidente de Central, sugirió en una publicación en redes sociales que va a regresar. El muchacho se mostró con un tatuaje con la figura de su hermano, que no está completo: sugirió que le falta pintarlo con la camiseta de Central. “¡Qué lindo va a quedar terminado el ‘tatoo’ cuando lo pinte con la camiseta más linda del mundo! Siempre fuiste por la gloria y los sueños siempre los cumpliste”, completó Diego.

Lavezzi nunca mencionó públicamente que en su contrato con Hebei existía una cláusula de salida que podía ejecutar en su último año. Podía marcharse si tenía una propuesta de Central. Nunca se concretó.

Clarín/Deportes

Compruebe también

La TV amenaza con no pagar más y el Fútbol quedó entre la espada y la pared

El fútbol en cuarentena podría estar peor: sin jugarse como hasta ahora pero además, sin …

Dalila Ippólito está muy cerca de firmar para la Juventus

A través de los años, Argentina ha sido un semillero de futbolistas talentosos que, luego de destacarse …

Dejanos tu comentario