Inicio / Futbol / Sarmiento agudizó el mal momento del Ciclón. Ganó el Lobo y dos empates

Sarmiento agudizó el mal momento del Ciclón. Ganó el Lobo y dos empates

Jonathan Torres marcó los dos goles en la importante victoria de Sarmiento.

La crisis de San Lorenzo no encuentra fondo. Ayer volvió a perder, ahora por 2 a 1 contra Sarmiento en Junín con dos goles de Jonathan Torres.

Así llegó a su cuarta derrota en la Copa de la Liga, competencia en la que tan sólo ganó una vez.

A San Lorenzo el verano le quedó demasiado lejos. En aquellos partidos de la pretemporada Pedro Troglio había encontrado una idea, más allá de los buenos resultados. La esperanza se apoderó de los hinchas. Pero duró hasta que arrancó la competencia oficial y nueve fechas después el desconcierto es total porque los flacos resultados preocupan menos que la falta de esa idea. Luce como un equipo sin rumbo San Lorenzo y eso es lo que más le debe doler al entrenador.

De Troglio se sabe que es un entrenador trabajador. Pero le cuesta mucho encontrarle el pulso al equipo. Cambió de esquema y de futbolistas y el equipo no arranca. Bastante más: da pasos para atrás. Por eso Sarmiento, ese conjunto que había mostrado una imagen pálida la semana pasada en el Cilindro, impuso sus condiciones y se fue al entretiempo con una ventaja lógica y tal vez reducida.

Ataca poco y defiende mal San Lorenzo. Los locales tomaron en un par de oportunidades mal parada a la defensa y los postes postergaron el grito del equipo juninense. En ambas oportunidades el que remató fue el zurdo Yair Arismendi y el palo derecho de Torrico primero y el travesaño después le negaron el festejo. La justicia arribó a los 27 minutos cuando Jonathan Torres cabeceó al gol un corner ejecutado desde la izquierda.

San Lorenzo no inquietó a Ayala. El único que se reveló fue el juvenil Martegani, que con sus corridas tiró al equipo para adelante. Sucedió que nadie lo acompañó. Estuvo deslucido Ricardo Centurión por la izquierda y Braida no participó por la otra banda. De los atacantes, el más movedizo fue Nicolás Fernández, aunque quedó lejos de su compañero Adam Bareiro. ¿Jugadas de peligro? Pocas: un remate simple desde afuera de Fernández Mercau y un desvío de Fernández dentro del área chica que fue marcado como posición adelantada, aunque si terminaba en gol hubiese tenido que intervenir el VAR porque la acción fue muy finita.

Y no tiene suerte San Lorenzo. Porque arrancó mejor en el complemento, con un Sarmiento replegado. Entonces el perdedor jugó cerca del arco rival. Agustín Martegani tuvo tres situaciones en dos minutos: en una la tiró de volea por arriba del travesaño, en otra Ayala le tapó un disparo de zurda y en la última cabeceó débil. La igualdad estaba cerca. Hasta que Néstor Pitana se mandó una de las suyas. Federico Gattoni le hizo una falta chiquita a Toledo y el árbitro le mostró la segunda amarilla. Si se tiene en cuenta que el defensor ya estaba amonestado, el misionero pudo haber omitido la segunda tarjeta.

Encima, unos minutos después Gordillo metió la mano en el vértice del área y el VAR, luego de debatir un rato largo, determinó que el colombiano estaba adentro. Penal que Jonatahan Torres cambió por gol para ponerle punto final al duelo. Iban 33 minutos.

San Lorenzo, igualmente, fue a buscar el descuento con orgullo. Bareiro tuvo su chance y su definición se desvió en una pierna rival cuando la pelota pareció llevar el destino del gol. El descuento llegó en la última jugada del partido, tras otro penal marcado por el VAR y que Néstor Ortigoza transformó en el resultado final.

A San Lorenzo le quedan las preguntas, las dudas. Sucede que cada vez son más y las respuestas no llegan. En la semana, el miércoles, el duelo por la Copa Argentina contra el Racing cordobés podrá ser un mojón para Troglio. Y no porque los dirigentes del club de Boedo piensen en un cambio sino porque el propio director técnico destacó que daría un paso al costado cuando entendiera que los futbolistas no le responden. Se verá.

Clarín/Deportes

GIMNASIA GANÓ EN TUCUMÁN

Un duelo de necesitados se da en el Monumental José Fierro, Gimnasia venció 2-1 a Atlético Tucumán. Los goles del partido los anotaron Cristian Tarragona, para la visita, y Marcelo Ortíz para los locales.

Gran victoria del Lobo platense, que logró sumar tres puntos y ahora suma 12 unidades para ubicarse en el puesto 7 de la Zona 1 de la Copa de la Liga. Por su parte, el Decano alcanzó su sexta derrota en lo que va del torneo y sigue en la última ubicación del grupo con sólo 5 puntos.

Después del primer tanto de Tarragona, a los 16′, Marcelo Ortiz puso el empate (40′) antes del cierre de la primera etapa. Ya en el segundo tiempo llegó la jugada que definió el partido y que también provocó que el juego estuviera demorado durante varios minutos.

Jorge Baliño, a través del VAR, cobró penal para la visita. Tarragona lo cambió por gol, pero luego, el asistente Damián Espinoza recibió un proyectil y fue agredido. Como el juez de línea le dijo que podía continuar, el encuentro continuó.

infobae.com/Deportes

EMPATE Y SHOW DE GOLES EN SARANDÍ

Lo que parecía una victoria fácil para Godoy Cruz y una derrota más para Arsenal, que en el torneo ganó apenas una vez, terminó siendo un partido bárbaro. Un partidazo de seis goles y dos expulsiones. El equipo de Sarandí perdía por 3-0, pero recuperó el amor propio y terminó empatando. ¡Y de chilena!

Arsenal no puede levantar cabeza, pero la remontada para alcanzar la igualdad -la quinta consecutivadice mucho más que hace seis partidos que no suma de a tres puntos. El conjunto mendocino no pudo haber tenido un mejor escenario para golear que el que tuvo: ganaba (Ferrari, de cabeza; Lucas Suárez, en contra; y Ortíz) y Arsenal había perdido a un jugador (Suárez) por expulsión. Pero en lugar de cerrarlo, lo empezó a perder. Primero, en la misma acción, Ortiz hizo un penal y se fue expulsado. Descontó Lomónaco que no falló desde los 11 pasos y antes de que Godoy Cruz acusara recibo, volvió a pegar. Kruspzky achicó la diferencia a uno y a cinco minutos del final Gariglio puso el 3 a 3.

El partido terminó a puro gol y en el balance estuvo bien por la paridad entre ambos.

Clarín/Deportes

CENTRAL Y COLÓN NO SE SACARON VENTAJAS

Tras tres derrotas consecutivas y un cambio de DT, Central empató 2 a 2 con Colón. El equipo rosarino estuvo cerca de ganarlo, pero la visita reaccionó a tiempo gracias al ingreso de algunas de sus figuras.

La noche de Central arrancó de la peor manera posible por un blooper del arquero Gaspar Servio. Favorecido por el esquema defensivo de su rival, el equipo de Leandro Somoza superó el mal momento y llegó a dar vuelta el marcador con un rendimiento superior en el segundo tiempo.

En Colón, Ramón Abila quedó muy lejos como único delantero aunque la historia cambió cuando Julio Falcioni metió a los titulares que había guardado por el debut en la Copa Libertadores.

Colón quedó en desventaja justo cuando inclinaba la cancha a su favor. Central no se replegó en el momento en que se puso en ventaja y dejó los espacios que su adversario no desaprovechó. Así llegó el empate de Abila como un castigo duro a un error defensivo en un momento clave.

Lucas Aranda/Corresponsalía Rosario de Clarín

Compruebe también

Futsal: Argentina conoce sus rivales para el Mundial Uzbekistán 2024

La Copa Mundial de Futsal de la FIFA se llevará a cabo desde el próximo 14 de …

River y Boca a la cancha. San Lorenzo visita Mendoza y Ñuls-Defensa

River Plate quiere dejar atrás la dura eliminación en la Copa Argentina e intentará buscar un nuevo …

Dejanos tu comentario