Inicio / Combate / Santiago Ponzinibbio, recuperado de lesiones y Covid, está listo para volver

Santiago Ponzinibbio, recuperado de lesiones y Covid, está listo para volver

El argentino se siente superior a todos y quiere la pelea por el título.

La última vez que lo vimos en escena, luciendo toda su potencia dentro de la jaula fue justamente en nuestro territorio. En aquella oportunidad, en el único evento que UFC desarrolló en Buenos Aires allá por noviembre de 2018, fue cuando pudimos disfrutar de una nueva victoria de Santiago Ponzinibbio​, quien noqueó a Neil Magny en el cuarto asalto.

Cumplió el sueño de pelear en nuestro país e hilvanó su séptima victoria en fila en la categoría welter, lo que lo dejaba a las puertas de ir por el título. Sin embargo, los años siguientes todo fue cuesta abajo y no pudo volver a combatir. Después de superar diversas lesiones y de recientemente haberse curado de Covid-19​ tras 25 días siendo positivo, el nacido en La Plata habló con Olé y contó en primera persona todo lo que sufrió. Además, dijo que ya está en gran forma y enfocado en pelear en algún evento de los que haya en septiembre.

-Casi dos años sin poder pelear y muchas lesiones. ¿Cómo fue en detalle todo el proceso que te llevó a estar tanto tiempo inactivo?

-Mucha gente se pregunta cuándo peleo, por qué no vuelvo y la verdad es que aparecieron muchas trabas. Todos ya saben que tuve un problema bien complicado de salud, pero fue mucho más complejo de lo que salió a la luz, yo en su momento no quise dar entrevistas. Tuve una infección en la sangre, fue muy grave, y estuve internado dos veces con un tratamiento bien complicado. Después los médicos demoraron mucho tiempo en encontrar que al mismo momento de la infección también tenía una artritis reactiva que me inflamaba los tendones. Entonces yo comencé la rehabilitación cuando los médicos ya me habían sacado el catéter, que es una manguera que entra abajo del brazo y va al corazón, donde me ponían medicamentos. Cuando me recupero de eso después de tres meses de medicamentos me voy a Las Vegas a hacer la recuperación y el músculo no mejoraba. Empezamos a hacer chequeos y ahí se descubrió lo de la artritis reactiva, la cual producía inflamación en ciertas partes de mi cuerpo y hacía que los músculos no trabajen, eso me sacó un montón de meses. Cuando pude empezar la rehabilitación, todo esto fue en noviembre, con corticoides y medicamentos, empecé a recuperarme. Salió que iba a pelear con Robbie Lawler, todo mentira, yo nunca confirmé esa pelea porque yo no podía caminar, estaba en Las Vegas haciendo la rehabilitación muy complicado.

Para fin de noviembre, con traumatólogo y corticoides, comencé a hacer mi rehabilitación y empecé a entrenar fuerte. Me fui a Brasil, volví entrenando y la idea era pelear en abril en el evento de Khabib Nurmagomedov con Tony Ferguson. Después vino la pandemia, se pasaron los eventos para mayo. En la primera vuelta que hicieron los tres eventos no conseguí meterme para pelear, estábamos viendo para hacer algo el 30 de mayo (Woodley vs. Burns).

-Ahí ya estaba todo bien, parecía que volvías apenas se te diera la oportunidad…

-Me llamó Dustin Poirier para que le haga de sparring en su pelea contra Dan Hooker, estaba entrenando súper bien y le di una patada frontal y se me quebró el dedo del pie. Lo cual hizo que una semana no entrenara, después volví con una bota y no estaba pudiendo entrenar bien. Y la otra semana se me inflamó la rodilla por un corte, así que otra vez antibióticos y una semana sin ir al gimnasio. Volví otra vez y en dos semanas entré en ritmo, pero después me empecé a sentir muy cansado, me pareció raro. Al otro día no me podía levantar, me agarró diarrea, dolor de cabeza, nauseas, dolor atrás de los ojos, eran todos los síntomas del Covid-19. Me hice el test y me dio positivo. Hasta que me dio negativo fueron 25 días, recién pude volver a entrenar la semana pasada. Ya estamos visualizando una pelea para septiembre, eso es un poco el porqué no pude volver a pelear. Lamento al tipo que me pongan adelante, porque le voy a arrancar la cabeza y voy a demostrar que puedo ser el campeón de la división.

-¿Cómo fue el proceso después de dar positivo de coronavirus?

-Inmediatamente dejé de ir al gimnasio incluso antes de que me dieran el test. Con respecto a los síntomas del corona fueron la primera semana, especialmente los primeros cuatro días. Después más tranquilo, a veces nauseas y dolor de cabeza a la noche pero a la tercera semana estaba súper bien, normal, pero me seguía dando positivo. Eso fue un poco lo que pasó en los últimos meses. Ya estoy loco por volver, estoy desesperado por representar a Argentina y a toda Latinoamérica.

-¿Cómo viste la división en este tiempo que estuviste afuera? ¿Y la pelea de Usman?

-Eso es otra cosa que aparte de estar lesionado, que es horrible, también me produce mucha frustración: ver que tengo el talento para ganarle a todos. Yo entreno con atletas de alto nivel en el American Top Team, y el otro día la pelea de Usman… sin arrogancia, pero yo sé cuál es mi juego y cuál es mi valor, con mi footwork, con mi distancia, lo puedo noquear tranquilamente, lo único que necesito es la oportunidad. Claro, peleas son peleas en el alto nivel, pero viendo la división tengo chances de ganarle a todos y ese es uno de los motivos por los cuales uno tiene tanta frustración cuando está del otro lado del octágono. Yo sé que estoy en los mejores años de mi carrera, sé que tengo el nivel y quiero estar ahí adentro conquistando lo que es mío. Estas son las cartas que me tocaron ahora y esto es parte de la vida, que pasen estas cosas. Gracias a Dios ya pasé la página, estoy recuperado y me quedan muchos años de carrera.

-¿Pensás que ahora te va a tocar otra vez empezar a remar de cero?

-En la UFC no hay reglas, el ránking no tiene mucho sentido. Está bien, yo no peleo desde 2018, pero Brian Ortega peleó tres semanas después que yo, y desde entonces nada. El sigue rankeado número 2, viene de derrota, y le dieron la pelea contra el 4 del mundo, el Korean Zombie, que después no se pudo realizar. A mí me removieron del ránking y tal vez sea difícil conseguir un atleta rankeado para pelear, aunque vengo de siete victorias consecutivas. Si aparece una contra un atleta rankeado voy a estar preparado, y si me quieren dar otro también le voy a arrancar la cabeza y ya van a ser ocho victorias consecutivas, ahí van a tener que volver a ponerme en el ránking. Lo importante es que estoy motivado y bien de salud, siempre jugué en posición de desventaja y usé eso para motivarme. Me pongan a quien me pongan le voy a romper la cabeza, voy a seguir ganando y va a ser inevitable que me den la pelea por el título mundial.

-Más allá del nombre de Usman, que es el obvio, ¿pensaste en alguno que te gustaría enfrentar especialmente para tu vuelta?

-Si es por querer, Tyron Woodley es un ex campeón mundial y es una pelea que me gusta. Aunque la última vez no lució bien, es una pelea que siempre quise. El propio Colby Covington, que antes entrenaba en mi equipo y ahora salió sería excelente, es de los mejores y está rankeado número 2. Incluso con Stephen Thompson podríamos hacer un combate muy emocionante por nuestros estilos de pelea de pie. Ah, Leon Edwards, que viene bien, ganando todo. Cualquiera de esos tipos que son del top de la división me gustaría poder pelear y demostrar que puedo ir por el título. No sé cuáles son los planes de UFC. Igual en este juego no hay nada escrito, a veces se cae una pelea y te metés. Lo vimos con Dominick Cruz que después de 3 años peleó directamente por el título. Yo estoy esperando una buena oportunidad.

Federico Nogueira/Olé

Compruebe también

Viernes y sábado de boxeo por ESPN. Acordaron Lomachenko-Teófimo

El dos veces campeón Supermediano del Consejo Mundial de Boxeo, David ‘Bandera Roja’ Benavídez, encabeza …

Alberto Palmetta tiene todo listo para su pelea más importante

El ex olímpico Beto Palmetta peleará este sábado ante norteamericano Tre’Sean Wiggins, por un título …

Dejanos tu comentario