Inicio / Basquet / San Lorenzo está 1-0 en la final LNB contra la Gloria. Descontó Barcelona

San Lorenzo está 1-0 en la final LNB contra la Gloria. Descontó Barcelona

José Vildoza aprovechó sus minutos en cancha para ser el goleador de la noche.

San Lorenzo (CABA) (1) 71-69 (0) Instituto (Córdoba)

El Juego 1 de la gran final entre San Lorenzo e Instituto empezó a puro nervio y con Penka Aguirre y Marcos Mata sentados en el banco local. La clara muestra: Sims errando tiros accesibles, Instituto sin buenas ejecuciones en el pick and roll y cinco faltas en los primeros tres minutos de partido.

En la Gloria empezó a aportar un poco de claridad en el poste bajo el uruguayo Esteban Batista (7 puntos y 2 tapas en el primer período), mientras que para los locales aparecían los triples de Tucker y Sims (9 puntos en los primeros 10). Con 2.30 minutos por jugar el goleo seguía siendo sumamente bajo y era muestra de lo que se veía: 8-8.

Hacia el cierre del cuarto empezó el show con algunos puntos en transición rápida, pero igualmente fue un período plagado de errores, poca movilidad útil de los perimetrales de ambos lados y muchas pérdidas: 3 para San Lorenzo y 4 para el conjunto cordobés. Además cerró con porcentajes muy bajos en tiros de campo (SL 38% – Inst 31%) y transcurridos 10 minutos la primera final estaba 19-15 para los dirigidos por Gonzalo García.

El arranque del segundo cuarto parecía tener la misma tónica de lentitud, propuesta por la visita, pero San Lorenzo supo sobreponerse con un Meyinsse dominante y José Vildoza sumándose a los tiros externos (2 de 5 en la primera mitad): parcial de 7-0 en dos minutos y tiempo muerto pedido por Facundo Müller. Gonzalo García movió el banco más de lo normal y lo puso en cancha a Marcos Mata, que volvió a tener minutos 14 días después de su poca acción contra Boca en el Juego 5 de los cuartos de final, y encontró a un Maxi Fjellerup con frialdad en la zona de definición (4 de 7 en tiros de campo para 8 puntos) y logrando su mejores minutos en estos playoffs, 24 horas después de que Oveja Hernández anotará su nombre entre los 15 preseleccionados para los Juegos Panamericanos Lima 2019, ¿casualidad o causalidad?

La novedad a esa altura de la noche pasaba por Penka Aguirre, que esperó sentado en el banco y no vio minutos en la primera mitad, mientras que José Vildoza (8 puntos) no tuvo descanso. Con 20 minutos transcurridos, San Lorenzo supo ajustar en ataque y en un partido pobre se fue al entretiempo 38-31.

El tercer cuarto arrancó con Rodney Green haciendo de las suyas en el uno contra uno y Batista dominando fuertemente en defensa: robos, rebotes y tapas. Además, Whelan también encontró grietas y puso a su equipo a cuatro puntos de distancia (42-38). Para colmo, Marcos Mata se retiró faltando 4 minutos para terminar el tercer período, con 0 de 3 en triples y un fastidio considerable. Sin embargo, San Lorenzo volvería a recomponerse: Meyinsse aprovechaba los minutos de Clancy en cancha para machacar en el poste bajo, sumar 4 de 5 en tiros de campo y sacarle la cuarta falta personal al americano.

Chuzito lideró la mínima reacción de Instituto, que no era suficiente para amedrentar la experiencia del tricampeón. Y como si fuera poco, a falta de dos minutos para terminar el tercer cuarto llegó la primera gran ovación de la noche porque Gonzalo García mandó a la cancha a Penka Aguirre con el partido 51-46 (sí, por fin descansó Vildoza). Con dos puntos del número 7, San Lorenzo entró en el último cuarto 53-48 arriba ante un Instituto que comenzaba a perder variantes.

Batista inauguró el último cuarto, pero la zurda de Tucker desde el perímetro apareció en el ataque siguiente, aunque unas jugadas más tarde se fue a sentar con gestos de cansancio. Ante la poco dinámica de Instituto, que no podía generar sus circuitos habituales, apareció el San Lorenzo arrollador con una llave inesperada: rebote y doble más un triple de Ramón Clemente para llegar a 7 puntos. ¿Quién iba a completar la ráfaga? Penka Aguirre y un triple para poner a San Lorenzo 64-51. Como si fuera poco, después del tiempo muerto pedido por Facundo Müller, Sam Clancy llegó a su quinta falta (en 13 minutos en cancha).

Para el cierre, San Lorenzo sacó chapa y con paciencia aprovechó la fatiga (más mental que otra cosa) del retador en este Juego 1 de las finales de la Liga Nacional. A eso le sumó a José Vildoza, mucho más fresco, para ponerle cifras definitivas, pese a algún sobresalto en el minuto final y la reacción que intentó Instituto de la mano de Chuzito González (17 puntos). Un partido discreto, pero que se vivió minuto a minuto con la tensión de una final.

San Lorenzo se adelantó en la serie definitoria y estiró su racha invicta en finales en el Pando (7-0). El resultado final fue 71-69 y la figura José Vildoza con 12 puntos, pese al goleo repartido del equipo. En la visita se destacó el uruguayo Batista, con 13 puntos y 14 rebotes.

Camilo Marchetta/basquetplus.com

Facundo Campazzo marcó 18 puntos, pero resbaló en la última jugada del partido.
Barcelona 78 (1) – Real Madrid 77 (0)
Un parcial de 7-0 en los últimos dos minutos y medio del tercer partido dieron la primera victoria (78-77) en la final de la Liga Endesa al Barça Lassa (2-1), que resistió a la versión más letal desde el perímetro de un Real Madrid que tuvo un último tiro para sentenciar el título.
Liderado por Thomas Heurtel (21 puntos) y Chris Singleton (12 puntos y 6 rebotes), el equipo azulgrana apretó en defensa en el tramo decisivo del partido, un resultado final que Trey Thompkins (18 puntos) pudo cambiar en el último segundo con una canasta que parecía sencilla tras capturar un rebote en ataque.
Los locales confiaban en el factor Palau para ganar confianza después de perder el segundo choque de la final en el último suspiro. Y esta vez la victoria no se escapó.
Sin embargo, enfrente se encontró a un rival que, a pesar de la ventaja, no se relajó. En el primer cuarto, parecía que el Barça Lassa imponía el ritmo en defensa, aunque el conjunto de Pablo Laso sumaba de tres en tres gracias al acierto de Rudy Fernández en los primeros cinco minutos (8-13).
Reaccionó el Barcelona, que encontró a Ante Tomic en la zona. El pívot croata despuntaba en ataque, mientras Pesic apretaba las tuercas en defensa arriesgando con una presión 2 contra 1 que dio sus frutos al término del primer cuarto (19-18).
Cambió el ritmo del duelo en el segundo cuarto. Y eso que el Barça Lassa, con Heurtel y Hanga acertando, gozó de una efímera ventaja (27-21, min.12) que se esfumó con la aparición de Trey Thompkins desde el perímetro.
El ala-pívot estadounidense anotó tres triples en el segundo cuarto y dio alas a su equipo, que castigaba al Barça Lassa en ataque gracias a bloqueos y continuación muy efectivos. A ello se sumó el nulo acierto de los azulgrana, que anotaron más tiros libres que canastas de dos puntos en el primer tiempo.
En éstas, el Real Madrid endosó un parcial de 19-7 en siete minutos que dejaba el 34-40 al descanso. Un resultado que obligaba a remar a los locales tras la reanudación.
Sin embargo, los blancos siguieron apretando el acelerador desde el perímetro. Los triples de Taylor y Randolph dejaban sin respuesta al Barcelona (38-49, min.22).
Un triple de Kuric despertó al Barcelona que, cuando más lo necesitaba, encadenó un parcial de 12-0. Anotaba Singleton de tres y Heurtel se enfundaba el traje de líder para que su equipo tomase de nuevo las riendas (50-49, min.27).
Pero los triples volvieron a dar vida al Real Madrid. La magia desde el perímetro de Llull y Carroll, bien punteados por los defensas azulgranas, dejaban un ajustado 56-58 antes del último periodo.
La igualdad se mantuvo. El Real Madrid, liderado por Campazzo en ataque y muy pendiente de Heurtel atrás, intentaba ampliar la ventaja en el marcador, pero el Barcelona, con más corazón que juego, se resistía (67-71, min.35) a chispazos.
Con todo por decidir, los triples de Rudy y Campazzo acercaban al Real Madrid al título a falta de dos minutos y medio para el final (71-77). El Barça Lassa no bajó los brazos, apretó en defensa y endosó un último parcial de 7-0 de la mano de Kuric, desde el perímetro, de una canasta de Heurtel y una bandeja con suspense de Singleton cuando faltaban 30 segundos.
Jugó la última posesión el Real Madrid. Primero fue Llull el que falló una bandeja. El rebote lo capturó Hanga que, rodeado por jugadores rivales, perdió el balón.
Diez segundos separaban al Real Madrid del título. Campazzo no acertó con su penetración y Thompkins, uno de los mejores jugadores del Real Madrid, falló una canasta que parecía fácil tras capturar el rebote.
Resistieron los azulgrana, que el próximo viernes tiene otra oportunidad en el Palau Blaugrana para forzar el quinto partido que se jugaría en Madrid.
78 – Barça Lassa : Pangos (3), Kuric (10), Claver (-), Singleton (12), Oriola (7) -cinco inicial-, Hanga (9), Smits (5), Heurtel (21) y Tomic (11)
77 – Real Madrid : Campazzo (18), Rudy Fernández (12), Deck (-), Randolph (6), Tavares (4) -cinco inicial-, Causeur (-), Ayón (-), Carroll (10), Llull (6), Thompkins (18) y Taylor (3).
– Facundo Campazzo: 18 puntos (3/4 en dobles, 2/3 en triples y 6/6 en libres), 2 rebotes, 4 asistencias, 2 robos, 1 pérdida y 26 de valoración, en 30:18 minutos en la cancha.
– Gabriel Deck: 1 rebote y 1 de valoración, en 11:07 minutos dentro del campo de juego.
                                    Agencia EFE

Compruebe también

Angeles Lakers-Miami Heat comienzan a definir el anillo de la NBA

El dato es impactante: LeBron James tiene más finales de NBA en el lomo que 27 …

Básquet: todos los números de los argentinos en el exterior

Este fin de semana estuvo marcado por la participación de una gran cantidad de jugadores …

Dejanos tu comentario