Inicio / Tenis / Sam Querrey: estadounidense, tenista, buscado y con coronavirus

Sam Querrey: estadounidense, tenista, buscado y con coronavirus

El norteamericano iba a participar en el torneo de San Petersburgo.

Un escándalo se desató en el ATP 250 de San Petersburgo, uno de los torneo con los que se inició esta semana la gira de canchas sintéticas. La ATP confirmó que un jugador que participaba del torneo violó las reglas del protocolo de prevención de coronavirus y anunció que lleva adelante una investigación al respecto. Aunque el nombre del tenista no fue confirmado oficialmente, diferentes periodistas ya difundieron que el protagonista de la increíble historia es Sam Querrey, quien había dado positivo en la previa del torneo.

Tras haber sido dado de baja, el estadounidense debió aislarse 14 días en el hotel en el que estaba alojado junto a su esposa Abby y a su hijo Ford, de 8 meses, quienes también dieron positivo. Pero cuando les comunicaron que si tenían síntomas podían ser hospitalizados, Querrey alquiló un avión privado y huyó de Rusia sin la autorización de los organizadores y de las autoridades locales.

El 49° del mundo debía debutar ante el canadiense Denis Shapovalov en single y también estaba anotado para jugar el dobles junto a su compatriota Tennys Sandgren. El lunes la ATP había informado que un jugador había dado positivo y había sido eliminado del torneo.

Los movimientos en los cuadros dejaron ver que se trataba de Querrey, que fue reemplazado en el cuadro de single por el serbio Viktor Troicki. Y se conoció además que estaba aislado y asintomático. Hasta ahí, nada fuera de lo normal en un 2020 de reglas y procedimientos alterados por la pandemia.

Pero ayer estalló el escándalo. Primero cuando la ATP comunicó la “violación del protocolo”. Y luego cuando el nombre de Querrey comenzó a asociarse con el episodio.

Tras haber dado positivo en el primer test, el tenista y su familia quedaron aislados a la espera de un segundo control. Ahí fue cuando Querrey recibió entonces un inesperado llamado de las autoridades sanitarias rusas avisándole que los tres serían revisados por un médico y, si mostraban síntomas, serían hospitalizados.

Querrey, con síntomas leves, no quiso correr el riesgo de ser separado de su mujer y su bebé. Entonces contactó a una compañía de aviones privados que fue auspiciante suyo en el pasado y alquiló uno para salir de Rusia.

Los tres viajaron a un país europeo cercano que no les exige un test negativo para ingresar y planean quedarse allí, al menos por ahora, y mantener su paradero en secreto.

La huida causó sorpresa y enojo en el seno de la ATP, que la calificó como una “seria violación al protocolo del Covid-19”.

El incumplimiento de las reglas, que los jugadores se comprometen a respetar para poder disputar un torneo, constituye una falta grave y quien la comete se arriesga a recibir una dura sanción. Querrey tenía planeado terminar la temporada en el Masters 1000 de París. Sin embargo su furtivo escape podría dejarlo afuera de ese y de otros torneos y también costarle muy caro de cara al próximo año.

Clarín/Deportes

Compruebe también

El Peque Schwartzman superó a Otte y pasó a cuartos en Colonia

La reaparición de Diego Schwartzman en el circuito se hizo esperar 13 días, desde la gran actuación …

Diego Schwartzman debuta como top ten en Colonia

Después de su ausencia de los ojos argentinos durante 13 días -porque tras sus actuaciones en …

Dejanos tu comentario