Inicio / Polideportivo / Plata para el 3×3 Femenino, Bronce en Pentatlon y más resultados argentos

Plata para el 3×3 Femenino, Bronce en Pentatlon y más resultados argentos

El 3×3 Femenino se quedó con la plateada. No pudieron con USA que ganó el torneo invicto.

No fue de oro, pero la medalla que logró el seleccionado femenino de básquet 3×3 entró en la historia. Lo saben Victoria Llorente, Andrea Boquete, Melisa Gretter y Natacha Pérez, las jugadoras que aceptaron el desafío de presentarse en los Juegos Panamericanos pese a no ser especialistas en la actividad y a tener que jugar con Las Gigantes desde el 6 de agosto en este mismo Coliseo Eduardo Dibós del Cercado de Lima.

Luego de una enorme actuación en la semifinal, Argentina estuvo cerca en el encuentro decisivo frente a Estados Unidos y hasta logró ponerlo incómodo en el arranque. “Vinimos casi sin entrenamiento y nos fuimos acostumbrado a un juego más dinámico y físico. Luchar de igual a igual contra EEUU es algo muy positivo para el básquet femenino”, resalta Melisa Gretter, la mejor jugadora argentina y elegida el año pasado en Brasil como la MVP de las finales y del Juego de las Estrellas.

Aunque el marcador mostró un 1721, Argentina peleó hasta el final, con un intento fallido de Pérez por sumar de a dos. “Sabíamos que nos íbamos a enfrentar con una potencia. Pero nosotras no nos rendimos nunca. En el debut, que fue contra ellas, nos dimos cuenta de que les podíamos luchar de igual a igual y eso cambió nuestra cabeza”, agrega. Y Llorente se suma: “Físicamente es muy difícil aguantar el ritmo en todos los partidos y esta vez tuvimos que usar faltas por cansancio, lo que es un aspecto a mejorar”.

La plata obtenida en Lima es la que primera que Argentina consigue en un Juego Panamericano. “Esta medalla significa mucho para el básquet femenino. Si bien es una nueva modalidad, en la liga argentina no se suelen hacer campeonatos de 3×3 y ojalá que esto haga que cada vez más clubes y federaciones lo incorporen. Nuestro objetivo era la medalla y estamos muy felices de haberlo podido lograr”, se ilusiona la alero.

La basquetbolista del Gernika español es un caso testigo del sacrificio de las basquetbolistas argentinas: ha jugado en Argentina pero ahora lo hace profesionalmente en el exterior y reparte su tiempo entre el 3×3 y el 5 contra 5. Además, en 2017 sufrió la rotura de ligamentos cruzados en la rodilla izquierda y estuvo ocho meses sin jugar.

Si bien en la cancha solo hay lugar para tres y una silla en la que aguarda la suplente, Juan Pablo Boadaz también es responsable de esta histórica medalla. El profesor de educación física y asistente técnico del seleccionado femenino de básquet tradicional asumió el mando del equipo hace apenas una semana y logró marcarle una impronta. “Más allá de ganar o perder, mantuvimos una identidad, que es lo más lindo que nos llevamos, además de la medalla”, agrega el entrenador de nutrida experiencia en el ascenso.

La CABB buscaba una medalla en el 3×3 para fomentar la actividad y continuar el impulso que tuvo en los Juegos Olímpicos de la Juventud. “De hecho que haya tres jugadoras muy importantes del cinco contra cinco le da un envión y lo hace crecer”, aporta Boadaz.

“Hoy en día el 3×3 es olímpico y hay que darle más importancia por eso. Hay que hacer más torneos en las provincias y motivar porque es un deporte divertido”, comenta Gretter. Y Llorente se suma: “El del 3×3 recién está empezando y ojalá esta medalla entusiasme a la gente”. Pronto llegará el momento de cambiar el chip y comenzar la competencia con las Gigantes. Pero antes la base hace un pedido: “Todas luchamos para ser conocidas y dejar a la Argentina en lo más alto. Siempre voy a hacer lo mejor para seguir disfrutando de este deporte tan lindo. Que nos den más importancia estaría genial y nosotras desde nuestro lado seguir luchando para que eso pase”.

Emmanuel Zapata-Sergio Villamayor se quedaron con el bronce tras muchos años de sequía de la especialidad.

Argentina sigue sumando medallas de oro en Lima: dos en canotaje y una en wakeboard.

El pentatlón moderno argentino cerró con una nueva medalla su participación en los Juegos Panamericanos de Lima. Porque al bronce que había conseguido el domingo Sergio Villamayor en la prueba individual, con plaza olímpica para Tokio 2020 incluida; ayer se sumó la que ganó el formoseño junto a Emmanuel Zapata en el relevo masculino.

Los argentinos -ambos integrantes del Ejército Argentino- finalizaron terceros detrás de los mexicanos Duilio Carrillo González y José Silva Huerta, que se llevaron el oro, y los estadounidenses Brendan Anderson y Amro Elgeziry, que se quedaron con la plata.

La cita continental de la capital peruana quedará en la historia del pentatlón nacional. Es que allí se rompió una sequía de 68 años sin podios panamericanos para los pentatletas de nuestro país.

La última vez había sido en Buenos Aires 1951, cuando también se habían sumado dos bronces. Enrique Rettberg quedó tercero en la prueba individual masculina y también se consiguió un tercer puesto en el relevo masculino.

EL BEACH VOLEY FEMENINO Y LA GARRA VAN POR EL ORO. OTROS RESULTADOS

No bien la pelota tocó la arena del lado rival, Ana Gallay salió corriendo y se abrazó con su entrenador. Unos segundos después, se sumó Fernanda Pereyra. El festejo fue un reflejo de lo difícil que se había presentado el partido. Las cubanas Maylen Delís y Leila Martínez dieron pelea, sobre todo en el segundo set, pero la dupla argentina no aflojó y se metió en la final del beach volley de Lima 2019.

Gallay y Pereyra -que comenzaron a jugar en pareja hace apenas un año y medio- necesitaron cuatro match points para cerrar el duelo de semis, en el que finalmente se impusieron por 21-19 y 24-22. Con la medalla de plata asegurada, hoy a las 15.30 irán por el oro ante Estados Unidos, que le ganó 2 a 0 a Brasil, y buscarán repetir el primer lugar que Gallay ya consiguió en Toronto 2015 junto a Georgina Klug.

El festejo argentino no fue doble porque Julián Azaad y Nicolás Capogrosso se quedaron afuera de la final masculina al perder en tres sets por 21-9, 17-21 y 15-12 ante los mexicanos Rodolfo Ontiveros y Juan Virgen. Hoy a las 13.40, enfrentarán a los canadienses Aaron Nusbaum y Michael Platinga por el bronce.

El paso de la Garra no se detiene en Lima, donde el seleccionado femenino de handball busca dar el batacazo y sacarle el oro y la clasificación olímpica a Brasil, el firme candidato. En la VIDENA, el equipo de Dady Gallardo se impuso por 31 a 21 a Cuba y avanzó a la final. El entrenador ya había anticipado que con Cuba no podían relajarse en un hipotético cruce en instancias decisivas porque “a medida que van tomando ritmo de competencia, se van haciendo más fuertes”.

Si bien la Garra logró sacar una ventaja de diez puntos (17-7) en el primer tiempo, las caribeñas se plantaron en el segundo tiempo, al punto tal que convirtieron la misma cantidad de goles que las argentinas (14). Pero el seleccionado mantuvo la distancia y festejó la clasificación. Para llegar hasta aquí, Argentina venció a Estados Unidos en el debut, luego aplastó a Perú y se impuso a República Dominicana. Ahora llegará la hora de torcer el rumbo de la historia para soñar con el oro panamericano, como los Gladiadores lo hicieron en 2011. Hoy a las 22.30 de Argentina se sabrá si lo lograron plasmar.

Martín Sio (en la categoría más de 80 kg.) y Alexis Arnoldt (en menos de 67 kg.) se quedaron al borde del podio al perder sus combates por la medalla de bronce en el Polideportivo Callao. El varón cayó con el mexicano Carlos Sansores por 17 a 13, mientras que la chica fue derrotada por la cubana Arlettys Acosta por 10 a 7. Ambos habían caído en cuartos de final pero luego ganaron los repechajes.

Dayana Sánchez se aseguró el bronce al vencer -por puntos y en fallo dividido- a la canadiense Irene Fiolek, por la categoría ligero. Hoy, en el turno vespertino, peleará la semifinal con la mexicana Esmeralda Falcón. Antes, Ramón Quiroga (mosca) irá por el pase a la final ante el dominicano Rodrigo Marte De la Rosa y Leonela Sánchez (gallo) hará lo propio contra la colombiana Yeni Arias Castañeda.

Martina Dominici cerró en gran forma la primera actuación de su vida en unos Juegos Panamericanos: fue quinta en el allaround, con un puntaje de 52,800, y se llevó un diploma. La chica, de 17 años, logró así el mejor resultado para Argentina en la disciplina desde el bronce que consiguiera Romina Platarotti en 1991. Luna Fernández, en tanto, finalizó novena, con un puntaje final de 50,450.

                Sabrina Faija/Clarín

 

Compruebe también

John Geddert, entrenador olímpico de USA, se suicidó tras ser acusado de abuso

John Geddert, exentrenador de gimnasia olímpica de EE.UU, que llevó al equipo femenino a una medalla …

Bombazo en el Handball: Lucas Moscariello jugará en el Montpellier

El Mundial de Handball, que se disputó en Egipto, en el cual la Selección Argentina …

Dejanos tu comentario