Inicio / Música / Pablo Gignoli y Taxxi Tango XXI presentan Alimentacion Genérale, el nuevo tango en París

Pablo Gignoli y Taxxi Tango XXI presentan Alimentacion Genérale, el nuevo tango en París

Gignoli es argentino y fue parte de la Orquesta Fernández Fierro en nuestro país.

Pablo Gignoli se mudó a Francia por su familia. Dejó en la Argentina un pasado con la Fernández Fierro, a la Orquesta Metafísica y al cuarteto Derrotas Cadenas, que fundó junto a Bruno Giuntini y donde pudo soltarse creativamente. En su nuevo hogar lo sostuvieron la música y el bandoneón. Primero en un dúo junto a Sebatián Volco y luego se sumó Taxxi Tango XXI, un potente grupo de tango vanguardista que acaba de lanzar su segundo disco, Alimentacion Genérale, con un fuerte eje conceptual en torno a la comida. La placa ya está disponible en Bandcamp y pronto llegará a otras plataformas digitales.

En Taxxi lo acompañan Carmela Delgado (con otro fueye), las violinistas Aurelie Gallois y Anne Le Pape, la viola de Romain de Mesmay, el cello de Verónica Votti, Berivan Sart al piano, Lucas Eubel Frontini en contrabajo y Sebastián Rossi en la voz de la mitad del disco. “Cuando llegué a París después de casi ocho años con la Fierro y cebado con Derrotas necesitaba salir a romper todo en terreno desconocido. En Francia el tango se baila mucho pero tango nuevo hay poco”, recuerda.

Alimentación Général es un disco súper conceptual. ¿Por qué te interesaba avanzar por este camino?

-Me gusta mucho el concepto de álbum. Una obra no puede tener elementos que no tengan sentido entre si. No podés hacer un puente donde las estructuras vayan para cualquier lado. “Alimentation Générale” es como se denomina en Francia a nuestro “almacén” pero como me gustan las mezclas idiomáticas siempre me pareció muy interesante porque en español se lee muy claramente “alimentación general” y se amplía el sentido. Entonces reunimos algunas ideas escritas y músicas cuyos títulos evocaran la problemática de la comida sin ser ni veganos, ni pro Mc Donalds, ni dietéticos. Solo queríamos reflejar algunos aspectos como el hecho de tomarse el tiempo para prepararse un buen plato (“Comida Lenta”, lo contrario de Fast Food) o un tipo que sueña que come manjares con sus amigos pero luego de horas de duro trabajo termina comiendo comida chatarra (“Big Mec”, que es como Big Mac pero “mec” en francés es “tipo”, “chabón”). “Una Delicia” es un tema muy lento, apasionado, que está dedicado a una persona deliciosa y que además es una gran cocinera. “Damas 20h” habla de una madre o un padre que tiene que hacer dormir a su bebé en medio de una ciudad que está siendo bombardeada. “Emergnecias” evoca una protesta de terratenientes de 2008, cuando incendiaron pastizales alrededor de Buenos Aires.

En muchos aspectos “Los sabios” parece el tema central del disco, o el que termina de redondear su propuesta. ¿Es así?

-Los Sabios es un restaurante vegetariano que esta en Av. Corrientes y Agüero. Yo siempre iba ahí y en las mesas hay unos mantelitos de papel con la leyenda que repetimos en la letra de este tango: “En este lugar la comida es sagrada. Sírvase solo lo que va a comer, solo se trata de no desperdiciar. Recuerde siempre que sirviéndose lo justo y necesario evitará el hambre en el mundo”. Y sí, este tema redondea la utopía de que si todos hiciéramos el esfuerzo de medir lo que consumimos, con el debido respeto por la naturaleza, fijándonos cómo obtenemos los alimentos, y si lográramos boicotear los monopolios de la alimentación y otras industrias, habría comida para todos.

En Francia están los productos «bio», equivalentes a los «orgánicos» de acá. ¿Cómo ve esa movida?

-Lamentablemente es mucho mas difícil cultivar productos orgánicos debido al cuidado que hay que darles para no utilizar ciertos productos químicos (en nuestro próximo álbum habrá una zamba dedicado a esa empresa), por lo tanto los costos son mas altos y el público se reduce. También podemos decir que en las grandes ciudades es mucho más fácil ir al super cuando llegás muerto de trabajar, que ir a buscar un productor independiente. Tampoco es fácil en las pequeñas ciudades donde, por ejemplo en Francia, los pequeños comercios céntricos van desapareciendo y la gente tiene que ir sí o sí en auto a comprar a grandes tiendas.

En redes sociales se comparten fotos de comida. Incluso está la etiqueta #FoodPorn, donde el plato siempre es exhuberante. ¿Pensaron en eso mientras trabajaban el disco?

-Mientras hacíamos el álbum no, pero durante el confinamiento se nos ocurrió hacer una serie de recetas en Youtube para acompañar cada tango del álbum (en nuestro canal de youtube hay una playlist que se llama “Los artistas también comen”), ¡y se podría decir que es #Pornfood explícito! De echo la receta del tema “Una Delicia” nos daba pudor mientras la estábamos editando con la chef, escritora, camarógrafa y fuente de inspiración Sevana Karalekian. A todos nos gusta comer bien, cada quien tiene sus gustos, pero educar el paladar es algo que no debería ser sólo para algunos pocos.

Andrés Valenzuela/Página 12

Compruebe también

El Mundo te Espera Ahí Afuera, lo nuevo del Quinteto Caravana

Jorge “Negro” Latini canta “un gato quiere explicar las virtudes del hambre” y queda bien claro …

El Indio Solari cantó en el show de los Fundamentalistas del Aire Acondicionado

Es raro, y en algún punto es el recordatorio de cuánto se extrañan las ceremonias en …

Dejanos tu comentario