Inicio / Música / Músicos notables recordarán a Jaime Torres en el Ópera

Músicos notables recordarán a Jaime Torres en el Ópera

El charanguista será recordado el 20 de Junio en el primer homenaje tras su deceso a fines del año pasado.

La casa de la familia de Don Jaime Torres, en Barracas, sigue siendo un lugar de reunión y de amistad, donde se comparten historias y mucha música, como cuando el gran músico argentino oficiaba de anfitrión.

Sólo que en la tarde del jueves 30 de mayo, ese rol lo asumieron sus hijos Soledad, Manuela y Juan Cruz Torres, quienes recibieron la visita del ‘Tata’ Cedrón, Rubén ‘Mono’ Izarrualde, Charo Bogarín, Susana Moncayo, Gustavo Cordera y Tute, para compartir una mesa en la que se habló, esencialmente, del concierto Ofrenda musical a Jaime Torres, que se llevará a cabo el jueves 20 de junio en el Teatro Opera como parte del FestiBAl Otoño 2019.

“Es el primer homenaje que le hacemos a mi padre (Jaime Torres falleció el 24 de diciembre de 2018), y nos pareció adecuado reunir a un grupo de músicos y amigos de los primeros tiempos como Jairo y de los más recientes, como Charo Bogarín”, cuenta Soledad. “La lista podría ser interminable. No fue fácil elegir a quién convocar de tantos músicos-amigos con lo que tocó, pero confío en que este homenaje no será el único. Es más, estamos pensando en producir una muestra itinerante con todo su material, instrumentos, videos, fotos y su música”, agrega.

Recién llegado al encuentro, el director musical del concierto, el ‘Mono’ Izarrualde, quien formó parte del grupo de Torres, recuerda haber conocido a Don Jaime en 1970, en el Teatro Argentino de La Plata, junto con Mercedes Sosa y Ariel Ramírez. “Desde ese momento quedé flechado por la calidad de sus interpretaciones, y después me premió con su amistad. Cuando el productor, Daniel Randazzo, me propuso dirigir este homenaje acepté, pero junto a Federico Siciliano y Goyo Alvarez, que son sus históricos acompañantes. Serán todas composiciones de Don Jaime, músicas a las que que no hace falta hacerle arreglos, salvo a alguna como Sabana esperanzada, que la cantará Manuela, y el Gloria, de la Misa Criolla, que la interpretará Moncayo», cuenta.

La mesa se va completando, y mientras los tempraneros prueban el malbec Sumaj Tira («linda flor», significa en idioma quechua), dedicado a Torres por el enólogo Marcelo Pelleriti, combinado con empanadas bolivianas, La Charo cuenta cómo fue su primer encuentro con el charanguista: “Estaba hace tres o cuatro años atrás en un Tiwanaku, en Humahuaca, cuando se me acercó Don Jaime y me dijo: ‘Conozco lo que estás haciendo’.»

El músico se refería al trabajo cuasi antropológico de la artista con las lenguas originarias. «A partir de ese momento -sigue la cantante- desarrollamos una amistad entrañable y proUna justa ofrenda. funda, no sólo con él; con su familia también. Nos encontramos bastante en el escenario y en su casa, rodeados de amigos, vino y canto. En su homenaje elegí cantar Barro y altura, una vidala que hacíamos juntos”, adelanta la cantante, que visitó en el sanatorio a Don Jaime cuatro días antes de su muerte, y le cantó Sabana esperanzada. “Lo sentí como una despedida, porque pudo escucharla y en su mirada encontré ese amor por la música que tuvo siempre, y una manera de decirme adiós”, agrega.

Como no podía ser de otra forma, el encuentro derivó en una breve ‘tocada’, con una preciosa versión del tema; sencilla, sentida, emocional, que permitía sentir el espíritu de Don Jaime llenando el espacio. El cuatro de Bogarín y su voz, y el charango de Juan Cruz Torres enriquecieron el ambiente con una sonoridad latinoamericana, tan a gusto del legendario charanguista.

Para Manuela Torres, la Ofrenda musical a Jaime Torres será un concierto muy especial. “Toda mi carrera, que comenzó como bailarina y siguió luego como percusionista, fue con mi padre delante. También cuando comencé a cantar… Entonces, será una noche con mucha emoción. Voy a cantar Sabana…, una música que compuso mi padre en Venezuela, a la que mucho tiempo después Tute le puso letra, y que grabaron La Charo con Ricardo Mollo. Y también voy a bailar, ya que siento desde siempre esa conexión entre baile y charango. Fue así como comencé”, explica.

Y mientras en la casa se respira ese dicho de “corazón de madre, siempre hay lugar para alguien más”, los diálogos, anécdotas y comentarios sobre lo que se viene acompañan la despedida de la tarde.

En el homenaje a Jaime Torres participarán, además de sus hijos y su banda, que completan Sergio loco, Jorge Gordillo, Hernán Pagola y Javier Sepúlveda, el ‘Mono, La Charo, la mezzosoprano Susanna Moncayo, Gustavo Cordera, Cedrón, Jairo, Bruno Arias, Melania Pérez, Carolina Peleritti, Adriana Lubiz, Florencia Dávalos y el grupo de danza Los Morenitos, entre tantos otros que no quieren faltar.

Compruebe también

Buenos Aires Jazz 2020: sábado y domingo vía streaming y presencial

Mientras la cotidianeidad de estos tiempos tensa sus contornos entre lo que se resiste a …

A 50 años de All Things Must Pass, donde George Harrison pudo ofrecer sus temas

Fue uno de los grandes compositores del siglo XX, pero tuvo la mala fortuna de …

Dejanos tu comentario