Inicio / Combate / Monstruoso: Inoue se recuperó de una caída y liquidó a Nery en el sexto

Monstruoso: Inoue se recuperó de una caída y liquidó a Nery en el sexto

El temible japonés cayó por primera vez en su carrera, pero se recicló para retener sus coronas de los supergallos.

El apodo de Naoya Inoue no es casualidad. El “Monstruo” japonés brindó ayer una nueva demostración de que se trata del boxeador más determinante de la actualidad. Se recuperó de una inesperada caída en el primer round para noquear al mexicano Luis “Pantera” Nery en el sexto asalto y hacer estallar el Tokyo Dome, repleto con más de 55.000 personas en la pelea más convocante de la historia del deporte en Japón, para retener sus cuatro títulos supergallos FIB, AMB, CMB y OMB.

Con el primer ataque, Inoue mostró sus credenciales y le movió la estantería a Nery con una potente derecha. Pero el golpe de escena sucedió a falta de poco más de un minuto de ese primer asalto, porque en un intercambio el mexicano conectó con su izquierda sobre el mentón del japonés y lo hizo besar la lona por primera vez en su carrera profesional.

Pero el japonés se despertó para darle cacería. Lo agarró mal parado a Nery y conectó un golpe a la zona blanda que lo hizo sentarse en el ring en el mítico estadio. La pelea ya se había emparejado, pero parecía improbable llegar al final.

En el quinto round ya rebozaba de confianza el japonés, lanzando su plan de demolición. Le dobló las piernas al mexicano, que resistió, pero el local empezó a mostrarse más decidido a encontrar el nocaut. Estuvo a punto de conseguirlo cuando sobre el cierre conectó un gancho de zurda al mentón del mexicano.

“La caída me dio una motivación especial para seguir”, reconoció Inoue. Entonces, era cuestión de tiempo. Y ese momento llegó en el sexto round, cuando aplicó un fortísimo directo sobre el rostro de Nery, quien quedó enroscado en las cuerdas, sin poder reponerse.

A los 31 años, Inoue lleva ya una larga temporada en la cresta de la ola. Con un récord inmaculado de 27 victorias (24 antes del límite), exhibió una hegemonía abrumadora en cada una de las categorías por las que fue desfilando. Fue campeón minimosca del Consejo Mundial de Boxeo, consiguió el cetro supermosca de la Organización Mundial de Boxeo y fue monarca indiscutido en la división gallo. Todo ello antes de apropiarse de las cuatro fajas de los supergallos, que defendió con éxito.

El japonés es un rockstar en su país y es tan sólo el segundo hombre en convertirse en campeón indiscutido en dos pesos diferentes desde que empezó la era de los cuatro cinturones en 2004, tras el estadounidense Terence Crawford.

Es tanta la popularidad de Inoue que logró que el Tokyo Dome le reabriera sus puertas al boxeo después de 34 años. La última velada había sido cuando el casi desconocido James “Buster” Douglas derrotó al hasta entonces invicto campeón de los pesados Mike Tyson el 11 de febrero de 1990.

El primer estadio multiuso cubierto del país fue inaugurado el 17 de marzo de 1988. Tras la impensada derrota de Tyson, no volvió a acoger una velada de boxeo. Con las 55.000 entradas agotadas, el combate entre Inoue y Nery se convirtió en el más convocante en la historia del país.

Clarín/Deportes

Compruebe también

Por Turki Alalshikh, Arabia y Las Vegas pelean por ser la meca del boxeo

Si se hubiese realizado a fines del siglo pasado, podría haber sido en Atlantic City, …

Por lesión, Carrasco pierde su oportunidad. Chucky Alaniz tiene retadora

Juan Carrasco, actual campeón sudamericano e intercontinental FIB de peso ligero, sufrió un corte en su …

Dejanos tu comentario