Inicio / Automovilismo / Max Verstappen también ganó en las calles de Las Vegas

Max Verstappen también ganó en las calles de Las Vegas

El tricampeón del mundo se sobrepuso a una penalización de cinco segundos.

Más allá del arrastre de las críticas por lo ocurrido durante las 48 horas previas, el Gran Premio de Las Vegas de Fórmula 1 mantuvo la tónica de toda la temporada: el neerlandés Max Verstappen, campeón anticipado del Mundial, se quedó con el triunfo al superar en una emocionante carrera nocturna a Charles Leclerc y al mexicano Sergio Pérez, que aseguró el subcampeonato también para su equipo Red Bull.

Checo Pérez, que perdió la segunda posición de la carrera a manos de Leclerc en la última vuelta, tiene garantizado el subcampeonato pase lo que pase la semana que viene en la última fecha en Abu Dhabi, lo que representa el mejor resultado logrado por un piloto mexicano.

Verstappen, compañero de Pérez en Red Bull, se sobrepuso a numerosas dificultades incluyendo una sanción de cinco segundos por una agresiva maniobra en la salida.

Pero el insaciable Mad Max, que tiene asegurado desde hace semanas su tercer título mundial consecutivo, acabó ampliando su récord de victorias, 18 en las 21 carreras del curso, incluidas las tres en Estados Unidos.

“Ha sido difícil. He intentado ir a por todas en la salida, pero me he quedado sin agarre. Eso nos ha retrasado, nos ha hecho ganar la penalización y he tenido que adelantar a muchos autos”, explicó Verstappen, de 26 años.

Aunque fue el más crítico con el show organizado alrededor de este Gran Premio, Verstappen celebró cantando por radio el clásico “Viva Las Vegas”cuando cruzaba la meta bajo las luces de neón de la gran avenida de los casinos y la futurista The Sphere, el mayor recinto esférico del mundo.

El paddock instalado en la capital del juego se llenó de celebridades del mundo de la música, el deporte y el espectáculo como Rihanna, Brad Pitt, David Beckham o Justin Bieber, a quien se encargó ondear la bandera a cuadros.

La vuelta de la competición a Las Vegas, tras las carreras de 1981 y 1982, es crucial en la estrategia de la Fórmula 1 de conquistar el público estadounidense, que sufrió un grave traspié el jueves con la vergonzosa cancelación de los primeros ensayos debido a una alcantarilla mal sellada que dañó el Ferrari del español Carlos Sainz.

La falta de adherencia de la pista hizo que no faltaran los incidentes, adelantamientos y cambios de liderazgo en una prueba que arrancó a las 22:00 locales y ofreció el espectáculo que los promotores ansiaban para el nuevo evento.

“Fue una carrera muy difícil”, reconoció Pérez. “Ha sido bastante difícil con las ráfagas de viento, el bloqueo de la parte trasera. No me esperaba el adelantamiento final de Charles, él estaba a 0.7 y, luego en la zona de frenada, ya estaba ahí, así que bien por él y por Max”, completó.

 El monegasco Leclerc partió por quinta vez en el año en la pole position pero volvió a sucumbir ante la velocidad y el talento de Verstappen. Ferrari desaprovechó así otro trazado de características urbanas que teóricamente lo favorecía.

Su otro piloto, el español Sainz, fue sexto en un fin de semana desafortunado. El madrileño tuvo que salir en la duodécima posición tras recibir una controvertida penalización de 10 puestos por los nuevos componentes que necesitó su auto tras el choque con la alcantarilla el jueves.

El también español Fernando Alonso (Aston Martin) terminó en la novena plaza y el británico Lewis Hamilton fue séptimo.

El siete veces campeón mundial era el único que podía disputarle la segunda plaza del campeonato a Pérez pero para ello necesitaba finalizar por delante del mexicano en Las Vegas.

La penúltima carrera de la temporada vivió una convulsa salida en la que Verstappen hizo una agresiva maniobra por el interior con la que desplazó fuera del trazado a Leclerc y le costó la sanción de cinco segundos.

El escaso agarre de la fría pista produjo numerosos toques en la primera vuelta como las de Sainz y Checo Pérez, que tuvo que cambiar su alerón delantero.

El mexicano puso después foco en la caza de Hamilton y, tras un pinchazo del británico, se catapultó hasta la segunda posición tras Leclerc, líder de nuevo por la aplicación de la sanción de Verstappen en boxes. La primera posición se le volvió a escapar rápidamente a Leclerc ante el empuje de Pérez, que tomó el mando en el ecuador de la prueba. Leclerc superó otra vez al piloto mexicano pero Verstappen, recuperado de un impacto con George Russell, ya estaba a rueda del dúo y en la vuelta 38 saltó a la primera posición que ya no abandonó hasta el final.

Cuando Red Bull acariciaba su primer 1-2 desde principios de septiembre, Leclerc hizo una astuta maniobra final para desbancar a Pérez del segundo puesto.

Aún así el piloto de Guadalajara cumplió su objetivo de lograr el primer subcampeonato de Fórmula 1 de su carrera, tras ser cuarto en 2020 y 2021 y tercero el año pasado. La multitudinaria demanda Unos 35.000 aficionados de la Fórmula 1 emprendieron acciones legales contra el Gran Premio de Las Vegas (Estados Unidos) tras el desalojo de las tribunas durante los ensayos libres del jueves, confirmó la competición a AFP.

El evento tuvo un caótico inicio la noche del jueves con la abrupta cancelación de los primeros ensayos libres, cuando los autos apenas llevaban rodando nueve minutos, debido a una alcantarilla mal sellada que dañó el Ferrari del español Carlos Sainz.

El imprevisto provocó la revisión de los 6,2 kilómetros del nuevo circuito, construido en el corazón de la zona hotelera. Alegando cuestiones logísticas y de seguridad, los organizadores desalojaron a los espectadores antes de que, tras dos horas y media de retraso, se pusieran en marcha los segundos ensayos libres, que concluyeron a las cuatro de la mañana.

Cinco personas se han personado como demandantes en la acción colectiva contra el Gran Premio, que reclama más de 15.000 dólares por daños y perjuicios, reportó el periódico local Las Vegas ReviewJournal.

“Nosotros defenderemos los derechos de los aficionados que han recorrido grandes distancias y pagado pequeñas fortunas para asistir a la carrera, pero que se han visto privados de esa experiencia”, declaró el abogado Steve Dimopoulos, asesor de los demandantes.

Como compensación por los incidentes del jueves, los espectadores que tenían entradas únicamente para esa jornada recibieron un bono de 200 dólares para gastar en las tiendas oficiales del Gran Premio, según anunció.

Clarín/Deportes

Compruebe también

Colapinto largará en primera fila en la carrera sprint de Imola

El argentino Franco Colapinto tendrá una gran oportunidad este fin de semana en la Fórmula 2: largará desde …

Kevin Benavides está internado con pronóstico reservado

El mundo del deporte motor en general y del motociclismo en particular vive otra situación …

Dejanos tu comentario