Inicio / Futbol / Mariano Elizondo, CEO de la Superliga, contesta todo

Mariano Elizondo, CEO de la Superliga, contesta todo

El mandamás del fútbol de primera división no se guardó nada.

El calor no da tregua en esa otra ciudad dentro de la Ciudad que es Puerto Madero. Allí, sobre la calle Olga Cossettini, a la vuelta del Hilton, están las oficinas de la Superliga. Faltan pocos días para que termine 2019 y Mariano Elizondo, el CEO del ente que organiza la Primera División del fútbol argentino, habla de las realidades de una competencia que, a pesar de los avances, no puede escapar de la crisis que vive el país. Los derechos de TV, los reclamos de los clubes, la eliminación de los promedios, la demorada llegada del VAR y la llegada del nuevo Gobierno, son algunos de los temas a tratar.

-¿Cómo cierra el balance de este año para la Superliga?

-Se mejoraron los ingresos en un contexto complicado de país en lo económico. El dinero que reparte este año la Superliga es un 60 por ciento más de lo que repartía el año pasado. Ese porcentaje le gana a la inflación. Ahora, el incremento del tipo de cambio fue superior y los otros ingresos de los clubes son inferiores. Hoy tenés, a lo mejor, más dinero que repartís desde Superliga pero los clubes tienen menos dinero de cuota social y de venta de entradas. Tenés también el limitante de que lo que entra por exportación de jugadores lo tenés que liquidar a los cinco días y después te genera un perjuicio económico. Hacemos más esfuerzos para generar más ingresos y podemos decir que le ganamos a la inflación. Pero la realidad también indica que los clubes no tienen para tirar manteca al techo.

-¿Las restricciones económicas pueden deteriorar la competencia?

-Depende mucho de cada mercado. El próximo mercado de pases, en enero y febrero, es el menos fuerte. Se hacen el 30% de las ventas que se realizan en el año. El mercado más fuerte es el de invierno. Entonces, los jugadores no van a irse por irse. Para eso tiene que venir alguien a comprarlos. Si los compran, al tipo de cambio alto que tenemos, con menos cantidad de venta de jugadores se pueden solucionar problemas económicos o financieros. Lo que sí puede pasar es que los jugadores internacionales que juegan nuestra liga no tengan tanto incentivo para quedarse y puede que vayan a jugar a otro país. También es cierto que la Argentina es un mercado de despegue para jugar en Europa, México o la MLS. Muchos jugadores latinoamericanos pasan por aquí para luego ir a ligas más poderosas. En eso tenemos una ventaja.

-¿Cómo es el vínculo con AFA?

– El vínculo es muy bueno desde lo personal con Chiqui Tapia. Y en lo laboral también es muy bueno, aunque hay momentos en los que tenemos discusiones sobre algunos temas. El haber ordenado la competencia es un halago. El producto era complicado al principio. No se sabía hasta unos días antes en qué momento del fin de semana jugabas y los clubes tampoco sabían cuándo cobraban el dinero de la TV. Les daban cheques a 90 o 120 días. No había sponsors. Son un montón de cosas que se fueron mejorando.

-¿Y cómo es la relación con Tinelli? Antes de asumir avisó que ocupará sillas que San Lorenzo había dejado vacías en la Superliga y en la AFA.

-A Marcelo lo conozco hace 15 años. El vínculo siempre fue muy bueno y trabajé muchos años al lado suyo. Él conoce mucho del entretenimiento que rodea al fútbol. Desde su lugar, nos puede aportar una visión distinta y nos puede ayudar a tener mejores sponsors y a tener una presencia internacional más grande.

-También hubo cambios en Boca. Matías Ahumada, hombre de Daniel Angelici, era el tesorero de la Superliga. ¿Cómo creés que se acomodará la nueva dirigencia?

-Hablé con Mario Pergolini, a quien también conozco por haber trabajado en la televisión, y quedamos en que nos íbamos a juntar. Me preguntó cómo era el funcionamiento de la Superliga. Le conté que el representante de Boca en Superliga era el tesorero. Por lo tanto, Boca debe definir quién será el tesorero en Superliga y además, que puede ser el mismo o no, la presencia en el Comité Ejecutivo de la Superliga.

-Justamente Tinelli le apuntó a Boca y habló de las injerencias que tenía en Superliga y AFA cuando Macri era el presidente de la Nación. ¿Lo hablaste con él?

-Con Marcelo he hablado de diez millones de cosas así que imagínate. Pero acá Boca tiene la tesorería y San Lorenzo la vicepresidencia. Y en los reglamentos que fuimos armando de la Superliga, en algunos participó más Boca y en otros menos. Todos eligieron miembros del Tribunal de Disciplina y todo fue fluyendo. Si en algún momento Boca tuvo más o menos participación no tengo la vara para medirlo, pero mi idea siempre fue hacer de esto una entidad participativa.

-¿Sigue en pie el plan para tener un torneo de 20 equipos?

-A mitad de año teníamos 24 equipos que arrancaban esta temporada. Iba a haber cuatro descensos y dos ascensos y pasábamos a 22 en la próxima temporada. A pedido de un montón de clubes, a mediados de año, pasamos a tener 3 descensos y 2 ascensos en el campeonato que estamos jugando ahora. Y eso seguirá así por tres años más. Para la temporada 23/24 tendremos 20 equipos.

-¿Y puede que bajen hasta 18?

-La gran mayoría de las ligas tienen 20 equipos. Hoy jugamos un torneo con 24 y es imposible tener un torneo de ida y vuelta o dos torneos en una temporada porque no da el calendario. La idea de muchos clubes es tener dos torneos y que haya dos campeones, pero hoy no se puede.

-Van a volver los torneos cortos…

-Cuando lleguemos a 20 equipos y puedan jugarse dos rondas me parece que lo ideal sería jugar dos torneos cortos como pasa en otros lados. En México, por ejemplo. Se definirá en el momento en que lleguemos a quedar con 20 equipos.

-¿Y qué pasará con los promedios?

-Siempre están en discusión. Particularmente a mí me encantaría poder quitarlos. Lo que hay que definir es en qué momento tomamos la decisión y a partir de cuándo. Siempre se habló de que el día en que se saquen será dos o tres años para adelante.

-¿Creés que cambiará algo con la llegada de Fernández al Gobierno?

-Considero que Alberto Fernández no se va a meter en el fútbol. En todas las entrevistas dijo que para el Gobierno el fútbol no era una prioridad. Lo hablé con algún integrante de esta nueva gestión que me dijo lo mismo, con lo cual no creo que el gobierno quiera entrar en el fútbol. Además, el negocio tiene una estructura diferente. Me parece que hoy estamos para aportarle soluciones al Estado y no para reclamarle cosas. Esto es independiente de los temas que hay pendientes como el decreto 12/12, el régimen de ART, los temas de seguridad social y de seguridad. Es un trabajo que debemos encarar en forma conjunta entre la industria del fútbol y los gobiernos. Pero creo que no entrarán a trabajar con los derechos audiovisuales porque ellos mismos lo dicen.

-Hay dirigentes que están desencantados con los ingresos de la TV. Y ahora se abre una ventana a partir de la chance de licitar los derechos al exterior. ¿Ves posible que se puedan mejorar los contratos?

-Arranco por la última parte. Ahora tenemos un contrato por el que se pagan seis millones de dólares por año de los derechos audiovisuales de Argentina en el mundo. Lanzamos una licitación hace dos semanas. Las empresas se pueden presentar hasta mediados de enero y a mediados de febrero estaremos viendo quién será el ganador. Esperamos que el ingreso, como mínimo, se duplique. Ese dinero, entonces, se transferirá directo a los clubes, con lo cual van a tener más ingresos en dólares a cobrar. Con respecto a la cuestión local, los ingresos en pesos son 60% mayores que el año pasado. En algunos casos tenemos diferentes ingresos por cada club en función de cómo terminaron en la tabla de posiciones la temporada pasada y en función de la audiencia televisiva. Hay clubes que tienen un ingreso de un 80% superior al año anterior. También es cierto que, de la manera que se mueve la economía de algunos clubes, no termina alcanzando.

-¿A qué países llega la Superliga?

-Hoy llegamos a todos los países de Sudamérica, Francia, España, Italia y otros países de Europa como Lituania. También a Australia y Nueva Zelanda. Nosotros queremos llevar la Superliga a todo el mundo.

-¿Cómo se pueden ordenar los números de los clubes para que se cumpla con el fair play financiero?

-El régimen de fair play financiero lo modificamos en junio de 2019 porque el anterior era muy rígido, no contemplaba un montón de situaciones y siempre te llevaba a la quita de puntos. Y había situaciones intermedias que no eran ni blanco ni negro. A partir de este año, con el consenso de los clubes, se determinó que el régimen de sanciones tiene más que ver con castigos económicos y no con la quita de puntos. Tanto por la falta de pago de los clubes a sus jugadores como también por la falta de pago de las transferencias entre clubes, algo que sucedía muy a menudo y hasta ahora no estaba contemplado.

-Otro tema a solucionar es el de las canchas vacías…

-La posibilidad de tener visitantes es una medida que no depende de Superliga. Depende de la Ciudad o de las distintas provincias. Eso quizá podría permitir tener más gente. Luego, nosotros podemos tomar medidas que son más bien estéticas. Exigirles a los clubes que la gente se siente en frente del foco de cámara. Entonces se ve un estadio que está lleno porque ves gente en todos lados y eso no significa que esté lleno, sino que todo lo que se ve es mucha presencia de cámara. Esa medida puede tomarla la Superliga, pero a veces genera una inversión en los estadios. En el caso de Banfield, hizo una inversión para que en la tribuna que está enfrente de la cámara estén todos los espectadores sentados. Hay clubes que pueden hacerlo, otros no. No solo por un tema económico, también edilicio. También tenemos que seguir avanzando en mejorar la presentación de los campos de juego, que en general, son tan viejos como los estadios. Y otra cosa en la que tenemos que seguir trabajando es en la mejora de la iluminación, sobre todo en los partidos nocturnos. La desventaja es nuevamente que la situación económica del país no permite exigirles a todos los clubes de un día para el otro estas mejoras porque son inversiones en dólares y altas.

-Hablando de inversiones, ¿la posibilidad de implementar el VAR en el fútbol argentino la ves lejana?

-No. Estuve hablando de este tema con el presidente de AFA en el predio de Ezeiza e incluso lo charlé con Federico Beligoy en Mar del Plata. La AFA está trabajando duro para llegar con la implementación del VAR. No depende de AFA tenerlo, sino que también depende de la capacitación de los árbitros. Ojalá que tengamos pronto el VAR porque le va a dar prestigio a la competencia.

-¿Por qué creés que, más allá de las grandes diferencias económicas, al fútbol argentino le cuesta imitar el modelo de espectáculo que hay en las ligas de Europa?

-Lo que pasa es que tenemos historias distintas. Como presidente de la Superliga represento a Sudamérica en el foro de Ligas Mundiales. Y trabajo en una comisión que en Europa le dan mucha importancia que es la lucha contra el racismo y la discriminación. Y es un tema importante y fuerte y tal vez para nosotros no lo es tan importante o fuerte. En Europa se suspenden partidos por discusiones que tienen que ver con el racismo y la discriminación y que, a lo mejor, acá lamentablemente no se le presta tanta atención. Y hay problemas que ellos no lo tienen, como la violencia.

Maximiliano Benozzi-Martín Voogd/Clarín

Compruebe también

River: con el triunfo pasa. Racing: le basta el empate, pero busca el 1

Gana y está en octavos. Así de simple es la cuenta de River para enfrentar …

Boca no pudo con Libertad, pero el empate lo clasificó a octavos

Punto y aparte. Boca cosechó la unidad que le hacía falta para asegurarse la clasificación …

Dejanos tu comentario