Inicio / Futbol / Los clubes chicos le bajaron el pulgar al indulto de San Lorenzo y Huracán

Los clubes chicos le bajaron el pulgar al indulto de San Lorenzo y Huracán

Nicolás Russo, presidente de Lanús, llevó la voz cantante.

Se había anticipado una reunión caliente en las oficinas de la Superliga. Los clubes chicos, especialmente, habían puesto el grito en el cielo ante el run run que se generó la semana pasada: el Tribunal de Alzada estaba dispuesto a dar marcha atrás con la sanción que les aplicaron a San Lorenzo y Huracán, una quita de 6 puntos y la prohibición de incorporar jugadores en el próximo mercado de pases. El airado reclamo puede desactivar la idea del perdón para los protagonistas del autodenominado clásico de barrio más grande del mundo. Podrían recibir una pena menor, ¿un recorte de tres unidades? La semana próxima se conocerá el fallo.

Nicolás Russo fue el dirigente que se hizo escuchar con más vehemencia. “Esto es un fallo político. Si no le quitan puntos a San Lorenzo y a Huracán, no paguemos más las auditorias. Tuve que jugar con juveniles durante un año y me comí todas las puteadas. ¿Voy a gastar 15 palos (sic) para pelear el campeonato y no le vamos a pagar a nadie? Hagamos un Reglamento para todos”, disparó el presidente de Lanús en la cumbre del Comité Ejecutivo. “Yo me fui al descenso porque me quitaron seis puntos”, se quejó el vicepresidente de Colón, José Alonso. “¿Y a nosotros quién nos devuelven los puntos?”, enfatizó Juan Concina, secretario de Newell’s. Matías Lammens no emitió palabra.

El titular de San Lorenzo y vice de la estructura profesional sólo participó en tres reuniones de la Superliga. Y se presentó este miércoles, fundamentalmente, porque sabía que se iba a tocar el tema de la quita de puntos. Confiaba en el recurso de amparo que presentó tras la sanción. También, en Luis Incera, ex vicepresidente azulgrana durante la gestión de Rafael Savino e integrante del Comité de Apelaciones. La bronca que diseminó el resto de los clubes puede cambiar el escenario. Huracán ya anticipó que recurrirá al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo). Lammens tomará el mismo camino si se confirma la quita de puntos.

Los dirigentes no quisieron tratar el tema de la reducción de las penas para el próximo torneo. Quieren que, antes que discutir nuevas normas, sea firme el fallo del Tribunal que apuntó a San Lorenzo y a Huracán por irregularidades en las declaraciones juradas y los pagos de salarios. A partir de este suceso, la mayoría está de acuerdo en atenuar las sanciones. Una advertencia y una multa es menos doloroso que una quita de puntos. También se buscará que los cheques de pago diferidos sean tomados como un cumplimiento formal o el permiso para renegociar un contrato en dólares de acuerdo a la coyuntura económica del país.

Unos catorce dirigentes de clubes chicos se habían puesto de acuerdo un rato antes, a cuatro cuadras del edificio de la calle Olga Cossettini, en un hotel de la zona portuaria. Todos reclamaron por los casos de San Lorenzo y Huracán. También, por las apuestas por internet. En la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad se aprobó por ley el juego online.

La Superliga ofrece parte de la publicidad y los clubes quieren un porcentaje de las ganancias. “Hay un dictamen de las legislaturas, pero quieren jugar con el nombre de nuestros clubes sin el permiso debido”, le dijo Russo a Clarín. Se calcula que la recaudación por las apuestas oscila, aproximadamente, en los 12 mil millones de pesos. Una torta suculenta de la que todos quieren su pedazo.

                   Daniel Avellaneda/Clarín

Compruebe también

Boca anunció nuevo refuerzo y cierra el grupo con Caracas

El mediocampista Diego «Pulpo» González se convirtió este miércoles en el tercer refuerzo de Boca con miras a …

Racing ganó, pero no le alcanzó para ser primero en la zona

Racing necesitaba sacar un mejor resultado que Nacional de Uruguay este miércoles para terminar primero en su …

Dejanos tu comentario