Inicio / Teatro/Cultura / Liliana Heker presenta hoy La Trastienda de la Escritura, su nuevo libro

Liliana Heker presenta hoy La Trastienda de la Escritura, su nuevo libro

Heker es fundadora de las revistas literarior El Escarabajo de Oro y El Ornitorrinco.

Liliana Heker sabe escribir literatura de la buena y cómo conseguir que otros también escriban buena literatura. Prueba de eso son los 40 años que lleva coordinando un ya mítico taller de escritura y también los nombres de algunos de sus participantes: Guillermo Martínez, Inés Garland, Samanta Schweblin, Margarita García Robayo y Pablo Ramos, entre otros. Hoy revelará una parte de ese recorrido, reflejado en su nuevo libro, La trastienda de la escritura.

“No son consejos. No creo que uno pueda darlos. Tampoco creo que alguien le pueda enseñar a otro a escribir. Cada escritor aprende cómo funciona para él su propio oficio”, dijo en una entrevista con este diario a fines de junio. Pero la autora de Zona de clivaje y de El fin de la historia ha iluminado el camino para muchos autores. Dos de ellos, Inés Garland y Mauricio Koch, la acompañarán en la presentación que tendrá lugar a las 18 en Dain Usina Cultural (Nicaragua 4899, esquina Thames).

Hace un tiempo, Heker escribió un decálogo de la escritura. Fue publicado por el portal Arcadia y empezaba así: “Las ganas de escribir vienen escribiendo. Es inútil esperar el instante perfecto en que todos los problemas han desaparecido y solo existe el deseo compulsivo de escribir”. Ella, por ejemplo, empezó a escribir desde chica y a los 16 se animó a enviar un poema a la revista literaria El grillo de papel. El enorme Abelardo Castillo recibió la carta y pensó dos cosas: que los versos eran malos. Y que la autora era buena. De manera que ese verano de 1960, la adolescente se sumó a un grupo de escritores mayores que ella y todos varones.

“La primera versión de un texto es sólo un mal necesario”, sigue el decálogo Heker. Ella siguió transformando primeras versiones en buenos libros. Lo hacía mientras fundaba con Abelardo Castillo dos de las revistas literarias de mayor repercusión en la literatura latinoamericana: El Escarabajo de Oro (1961-1974) y El Ornitorrinco (1977-1986). Entre esos años se sucedieron sus libros. El primero reunía cuentos y se titulaba Los que vieron la zarza (1966). Fue un debut con todas las letras: obtuvo la Mención Única en el Concurso de Casa de las Américas. Luego, siguieron Acuario (cuentos, 1972), Un resplandor que se apagó en el mundo (nouvelles, 1977) y Las peras del mal (cuentos, 1982).

“En literatura no existen sinónimos ni equivalencias: no es lo mismo un rostro, que una cara, que una jeta. Aferrarse a una frase o una palabra simplemente porque ha salido así del alma, es por lo menos un riesgo: el alma, a veces, dicta obviedades”, señala tajante Heker en su decálogo. También su premiada novela Zona de clivaje (1987) hizo un tajo en la literatura argentina en aquel momento: puso la mirada sobre las mujeres de una manera nueva.

Luego, entre otros títulos, siguieron Los bordes de lo real (cuentos, 1991), El fin de la historia (novela, 1996) y La muerte de Dios (cuentos, 2011).

“Hay que nutrirse de los credos y hay que aprender a dudar de ellos. No existen reglas universales para el oficio de escribir”, cierra el decálogo Heker, maestra de escritores. De eso, dicen, hablará hoy en Palermo.

                    Clarín/Espectáculos

Compruebe también

El 13º Filba Internacional abre con la escritora uruguaya Ida Vitale

La poeta uruguaya camina hacia el centenario: el próximo 2 de noviembre cumple 98 años …

Falleció Robin Wood, el «padre» de Dago, Pepe Sánchez y Nippur de Lagash

Robin Wood confiaba en el correo. Donde estuviera, guardaba el guión en un sobre, iba al …

Dejanos tu comentario