Inicio / Cine / Lisandro Alonso presenta Eureka, con Viggo Mortensen, en Cannes

Lisandro Alonso presenta Eureka, con Viggo Mortensen, en Cannes

Director y actor se encuentran en el festival de la Riviera Francesa.

A los 25 años trajo al Festival de Cannes su primera película, La libertad. Era mayo de 2001 y todo era sorpresa para Lisandro Alonso. Hoy estará presentando Eureka -de nuevo con Viggo Mortensen, protagonista de Jauja, su última película-, de la que, al menos, tiene toda una definición.

“Es mucho más dinámica que el resto de todas mis películas juntas”, dice Alonso, recién llegado desde Buenos Aires. En el elenco del filme, en cuyo rodaje -ya contará- pasó por todo tipo de vicisitudes, de las que el Covid tan solo fue una más, pero no la peor, está Chiara Mastroianni, la hija de Marcello y Catherine Deneuve, que fue la maestra de ceremonias de la inauguración de este año, el martes pasado.

-Ya debés sentirte aquí en Cannes como en tu casa, trajiste todas tus películas a Cannes, y ésta es la sexta vez, desde que en 2001 presentaste tu opera prima, “La libertad”.

-Sí, es la sexta que presentamos, arrancamos con La libertad, luego Los muertos, que ahí ya me refugié en la Quincena de realizadores y seguí en la Quincena con Liverpool y Fantasma, y después con Jauja volvimos a Un certain regard, y ahora ya estamos en Cannes Premiere. Casi que estuve en todas las secciones existentes y por existir. No sé, quizá con la próxima película pueda llegar a la competencia por la Palma de Oro, que ya te digo, siempre me hubiera gustado, pero tampoco me quita el sueño. Tiene una parte de alivio y otra parte que no, porque siempre está ahí de competir. Más que nada por la película. ¿O no? A lo mejor es más por mí, por un ego personal, pero a esta altura me parece que ya estoy. Estoy contento con la carrera, con las películas realizadas, con los lugares conocidos, con la gente con la que trabajé. O sea que ya el ego lo lleno por otro lado.

-¿Que notás de distinto entre el Lisandro de hace 22 años y el que hoy vuelve a Cannes?

-Y, bueno, tengo un poco más de experiencia, me sé desarrollar calculo un poco mejor, y paciencia. Paciencia para proponerme películas un poco más difíciles de realizar, o difíciles para mí, en tanto y en cuanto yo siempre empecé y siempre trabajo con pequeños argumentos. Son historias minimalistas de observación, de gente que vive un poco marginada del sistema.

-Son tres episodios, ¿unidos por algo?

-La película está dividida como en tres apartados si se quiere, pero a mí me gusta pensarla como una sola pieza, y creo que funciona como una sola pieza, por más que tenga tres segmentos a los cuales están relacionados por diferentes motivos y herramientas narrativas.

Filmamos en Portugal, filmamos en España, en Almería, en un set que creó Sergio Leone para hacer esa película con Charles Bronson y Claudia Cardinale (Erase una vez en el Oeste -1968-). Después nos fuimos a filmar a los Estados Unidos, a una reserva india que se llama Pine Ridge, en Dakota del Sur. En invierno, a 32 grados bajo cero, nos atrapó una tormenta que nos encerró en un casino por cuatro días.

-¿Con qué expectativas llegás a Cannes esta vez? No vas en competencia, eso me decías que relaja, ¿no?

-Son las que me propongo siempre: que una película me abra las puertas para hacer la siguiente. En este caso voy dispuesto a pasarla bien, pero voy dispuesto a trabajar. A trabajar mucho, no sólo porque tengo que defender lo el esfuerzo que hizo muchísima gente involucrada durante los últimos cuatro años de rodaje que tuve.

Por más que fueron seis semanas de rodaje, absorbieron cuatro años en diferentes períodos de tiempo y espacio, y hay que ir a pelearla con actores, con equipo técnico, con productores, a tratar de explicar la propuesta, el concepto el porqué. Por qué ésta y no otra película. La película dura dos horas y media, con títulos. Es una película que demanda, pero también es súper placentera.

-¿Los episodios se entrecruzan?

-No es que se entrecruzan, conviven de alguna manera, y se pasan la posta de un segmento a otro. No es que hay un montaje paralelo donde se entrecruzan las historias de unos con otros, porque pasan en diferenposible tes tiempos cinematográficos, espacios, idiomas y culturas. La película vuela de una época a otra caprichosamente y elegida cuidadosamente por mí y por Fabián Casas y Martín Caamaño (sus coguionistas). Eso le da un eje de uniformidad a todas las partes.

-¿En qué episodio está Viggo?

-Vigo está en el primero de los episodios, sí lo podemos llamar así. En cambio, Chiara está en dos de las partes, en dos tiempos, pero juega a que es la misma actriz en las dos partes. Ya te vas a dar cuenta. Tiene como un doble papel y a la vez es un único papel. Es como que gira en sí mismo por la calidad del personaje que lleva.

-¿Cómo llegaste a Chiara Mastroianni y por qué la elegiste?

-Cuando estuve de jurado de Un certain regard, que fue en 2019, la premiamos aquí, la conocí brevemente y me encantó como persona, Sabés que viene de una familia emblemática del cine europeo, al menos, y estás ahí hablando con un toco de cinematografía al mismo tiempo, y Chiara a la vez encarna otra nueva forma de relacionarse con el cine. Ella me parece que entendió el guion cuando se lo propuse.

-Pasaron 9 años en la presentación de tu última película y “Eureka”. ¿Qué hiciste estos años?

-Me dediqué un poco, pandemia mediante, a ver crecer a mis hijos, a tratar de que no se caiga este barco, que no es poco, que tuvo oportunidad de caerse como en otras películas de colegas que nunca se volvieron a levantar después de la pandemia. Sin ir más lejos, Los delincuentes, de Rodrigo Moreno, por nombrar otra que está este año, y estoy feliz de que esté, es un grupo de trabajo que me cae 10.000 puntos y sé que voy a volver a estar bien acompañado con ellos, porque coincidimos en un montón de falencias propias de la época de Covid, que nos hermanaron.

Pero ¿qué más hice, preguntabas? Trabajar un poco más en la actividad agrícola ganadera, que es el trabajo que siempre tuve relacionado a través de la familia paterna y materna. Y ahora entre medio lo sigo haciendo. De hecho, viajé con mis dos hijos a cosechar maíz en provincia de Buenos Aires previo a venir a Cannes.

Pablo O. Scholz/Enviado especial de Clarín-Espectáculos

Compruebe también

Se largó la segunda temporada de La Casa del Dragón

La segunda temporada de House of the Dragon (ayer fue su estreno por HBO y Max) se inició …

Regresa Thomas Shelby: los Peaky Blinders se transforman en película

Thomas Shelby ha vuelto. El ganador del Oscar Cillian Murphy regresará como el temible gángster …

Dejanos tu comentario