Inicio / Automovilismo / Lewis Hamilton ganó en Alemania e igualó a Schumacher como el más ganador

Lewis Hamilton ganó en Alemania e igualó a Schumacher como el más ganador

El inglés recibió el casco del Kaiser de manos del hijo Mick.

Michael Schumacher tenía 23 años cuando ganó su primer Gran Premio de Fórmula 1. Conocía la categoría: tenía el background de su primera temporada en Benetton, la de 1991 que representó el último título de Ayrton Senna. Levantó 90 trofeos más hasta el 1 de octubre de 2006, cuando se impuso en el GP de China, el último triunfo de su carrera.

Su récord, ese que parecía tan imposible de alcanzar como el de sus siete títulos, empezó a tambalear por un Lewis Hamilton que en su temporada debut y con 22 años, el 10 de junio de 2007, llevó su McLaren al primer lugar del podio en Canadá. Trece años después y luego de un par de postergaciones, en Nurburgring alcanzó él también 91 victorias en la F1.

Tras ganar el último Gran Premio de la Toscana en Mugello, el piloto inglés de 35 años llegó a la cifra de carreras ganadas de Schumacher al subirse a lo más alto del podio en el Gran Premio de Eifel. En una temporada en la que además podría obtener su séptimo título, ya se convirtió en el hombre con más pole positions (96) y el que más podios tiene en su carrera (160).

Con Valtteri Botas en la pole y Hamilton a su lado, la largada entregó acción de la buena para los fanáticos de la Fórmula 1 en el emblemático circuito de Nurburgring. Con pelea entre los compañeros de Mercedes y un Bottas que demostró que no está dispuesto a ser un partenaire, el finlandés defendió con empeño su posición luego de una carga a fondo de Hamilton en la primera curva. Los dos pilotos de Mercedes quedaron afuera del recorrido original y casi se tocan en esa maniobra. Pero consiguieron recuperarse y a la salida fue Bottas el que consiguió prevalecer y conservar la primera posición.

Bottas se vio obligado a parar en boxes por los daños en los neumáticos y su rendimiento se fue desdibujando de a poco. Tanto que quedó detrás de Verstappen, el único que otra vez parecía con relativa chance de poner en duda un nuevo triunfo de Hamilton quien fue estirando de a poco la distancia con Verstappen mientras detrás, muy lejos de los dos primeros. Finalmente Ricciardo se quedaría con el tercer lugar del podio.

Schumacher y Hamilton coinciden en algo: sus primeros triunfos no fueron con Ferrari ni Mercedes, las escuderías en las que brillaron.

El alemán vio por primera vez la bandera a cuadros en primer lugar el 30 de agosto de 1992. Hamilton, en tanto, era debutante cuando logró su primera victoria el 10 de junio de 2007, en el Gran Premio de Canadá, donde los flashes -sin embargo- se los llevó el espectacular accidente de Robert Kubica.

Michael Schumacher ya tenía 27 años cuando ganó su primer Gran Premio con Ferrari. Fue un lluvioso 2 de junio de 1996, en el GP de España. Después de un inicio irregular, con tres abandonos y dos podios con el Cavallino Rampante, el circuito de Catalunya se presentaba como un desafío para el bicampeón del mundo con Benetton.

España recibía a la Fórmula 1 después del loco GP de Mónaco ganado por Olivier Panis y con Williams al frente del campeonato de constructores. En los medios, incluso, cuestionaban a Schumacher por haberse ido a Ferrari, que solo había conseguido dos victorias en los últimos 5 años.

La clasificación fue para el Williams de Damon Hill, seguido por su compañero Jacques Villeneuve. Pero Schumi (3°) logró superarlos en la carrera, después de una mala largada en la que cayó al séptimo puesto. Peor la pasaron otros: las nubes de spray por el suelo húmedo a raíz de la lluvia que había comenzado a caer el sábado a la tarde hicieron que en las dos primeras vueltas abandonaran seis pilotos.

Bajo un diluvio, Hill se despistó y Schumacher, antes de cumplirse la vuelta 10, ya tenía a tiro a Villeneuve, después de deshacerse de Berger y Alesi. Dos giros después, ya lo había superado y comenzaba su recital hasta el podio.

La victoria de Hamilton al llegar a Mercedes se demoró más que la Schumacher en Ferrari. El británico tuvo que esperar hasta el Gran Premio de Hungría 2013, su décima prueba en el equipo alemán, pero hizo una carrera perfecta.

Largó desde la pole, como en las dos fechas anteriores, pero nunca entregó el primer lugar, gracias a un manejo sobresaliente que le permitió desactivar los intentos de sobrepaso de sus rivales.

Schumacher tenía 37 años cuando logró su victoria número 91 en la Fórmula 1, la última de su laureada trayectoria. Fue en el Gran Premio de China, con la Ferrari, el 1 de octubre de 2006, una temporada en la que luchó hasta el final por el título con Fernando Alonso, quien finalmente se proclamó bicampeón.

Faltaban tres pruebas para que la temporada concluyera y Alonso lideraba con 108 puntos, solo dos más que el alemán, que venía de ganar en Monza y de anunciar que al finalizar el año se retiraría. El español, justamente, había dado el primer golpe con la pole el sábado, pero el heptacampeón dio muestras de sus cualidades de manejo en la carrera del domingo, pese a largar sexto.

Un problema en los neumáticos de Alonso y un temprano abandono de Kimi Raikkonen favorecieron que pronto Schumacher se pusiera segundo, detrás de Giancarlo Fisichella, el otro Renault. Luego, llegaron las paradas en boxes y el error del equipo francés con el neumático trasero derecho del español, que lo sacó de la pelea. Luego, en una gran maniobra, el alemán superó al italiano y ya no abandonó la punta hasta el final.

Schumacher y Alonso se fueron de China empatados con 116 puntos y dos carreras por disputar. La historia, claro, es conocida. El español fue campeón y el alemán se retiró aunque para regresar con Mercedes en 2010 hasta 2013, cuando un joven llamado Lewis Hamilton lo reemplazó. Es el mismo que ahora llegó a su récord de 91 victorias y también va por el de 7 títulos en la F1.

La historia está escrita. O, mejor dicho, seguirá escribiéndose en cada carrera, aun cuando Hamilton se baje de la F1.

“No sé qué decir, es un gran honor. Yo crecí viendo a alguien que es tu ídolo y luego es increíble poder competir con él. A Michael lo tenía en mis juegos de computador” dijo Hamilton tras ganar la carrera y recibir el casco de Schumacher de manos de Mick, el hijo del alemán. “Es surrealista estar aquí”, añadió el británico.

“Estar aquí es un gran honor. Pero siempre vimos lo dominante que era él. Y creo que nadie se puede igualar a Michael” sostuvo Lewis quien luego agregó que “sabía que podía igualar su récord y es algo maravilloso, pero esto es también mérito del equipo, al que le estoy muy agradecido por todo. Muchas gracias a todos”.

Y se lo retribuyó el público, que también volvió a las pistas, justo en un día tan especial. Tan Fórmula 1.

Clarín/Deportes

 

Compruebe también

Ferrari se inclinó por Roberto Shwartzman para sus dos FP1

Poco a poco los equipos van cumpliendo con las sesiones de entrenamientos obligatorias para los …

Valentina Funes debuta en monoposotos. Se incorpora a la Fórmula Nacional

El próximo fin de semana en el autódromo de San Nicolás se producirá el debut de …

Dejanos tu comentario