Inicio / Polideportivo / Las medidas preventivas que reducirán el costo y el riesgo de Tokio 2021

Las medidas preventivas que reducirán el costo y el riesgo de Tokio 2021

Todas las medidas son para el desarrollo normal del evento y prevención del coronavirus.

La postergación de los Juegos Olímpicos de Tokio para 2021 debido a la crisis sanitaria mundial generada por el coronavirus le costará a Japón miles de millones de dólares. Pero como el Comité Olímpico Internacional (COI) y los organizadores quieren celebrarlos sí o sí del 23 de julio al 8 de agosto, se anunció un combo de 50 medidas que apuntan a “simplificar” la cita olímpica para que se dispute aun sin la vacuna, pero con menos glamour y lujos.

Uno de los pocos cambios que afectará a los deportistas será la cancelación de las tradicionales ceremonias de bienvenida de las delegaciones a la villa Olímpica. Ese acto que culmina con el izado de la bandera de cada país, muy emotivo para los participantes, no se realizará no sólo por temas de presupuesto sino también como parte del protocolo de prevención del Covid-19.

También habrá un ligero retraso en la apertura de las sedes de los entrenamientos que no estarán disponibles para las misiones con tanta anticipación como estaba planeado. Y se apuntará a una moderación general en las sedes de las competencias y en la villa.

Las ceremonias de apertura y de clausura, que suelen ser dos de los eventos de mayor espectacularidad de cada edición de los Juegos, también podrían ser alcanzadas por el plan de recortes por lo tendrían un despliegue de una menor escala.

Según confirmó Toshiro Muto, director general del Comité Organizador, se estudia cómo lograr que no sean “actos festivos de una magnitud excesiva innecesaria”.

Con la idea de respetar al máximo a los atletas y a los Juegos, la mayoría de los recortes afectarán a los oficiales acreditados para la cita; es decir, a los miembros de las misiones que n o sean atletas y entrenadores (dirigentes, por ejemplo), a los patrocinadores e invitados de los mismos y a los representantes de los gobiernos y de los Comité Olímpicos nacionales.

Ese grupo se reducirá entre un 10 y un 15 por ciento para bajar los costos y para disminuir la cantidad de personas involucradas y el riesgo de contagio de coronavirus. Además se restringirá el acceso de esos acreditados al transporte oficial y habrá menos invitaciones para las ceremonias de apertura y clausura y para otros eventos especiales.

También se reducirá en un 14 por ciento el espacio destinado a oficinas de la organización. Y el público -que al menos por ahora podrá asistir a las competencias- tendrá menos ofertas de actividades extras disponibles en las diferentes sedes deportivas.

El relevo de la antorcha olímpica no alterará su recorrido. La llama partirá el 23 de marzo de Fukushima y recorrerá las otras 46 prefecturas japonesas durante 121 días. Pero involucrará a menos personas y será acompañada por menos vehículos.

La sesión del COI que se celebra en la previa de cada Juego también sufrirá el recorte. Se canceló la protocolar ceremonia de inauguración que suele involucrar la actuación de músicos en vivo.

¿Cuánto espera ahorrar el Comité Organizador con esos recortes? Según una nota del diario japonés Mainichi, sería como máximo de entre 1 y 2 por ciento en el presupuesto operativo oficial de 12.600 millones de dólares.

Muto afirmó que esperan presentar las cifras definitivas ante el COI hoy, cuando vuelva a reunirse el Comité Organizador. Y agregó que seguirán trabajando para incrementar los ingresos con nuevos contratos de patrocinio y para acordar nuevos recortes.

El plan de reducción de costos cuenta con el total apoyo del COI, que reiteró el optimismo de cara a la celebración de Tokio 2020 aún en un contexto de pandemia. “Todos compartimos la visión de que esto es posible, de que pueden celebrarse los Juegos porque no podemos decepcionar a una generación de atletas olímpicos. Esto es lo que nos mueve”, afirmó John Coates, miembro del COI.

“La tarea única de organizar estos Juegos Olímpicos exige que el movimiento olímpico trabaje en unidad. Este hito ilustra nuestro compromiso colectivo”, continuó el australiano. Y cerró: “El modelo de Tokio no sólo ofrecerá unos Juegos adecuados para un mundo post coronavirus sino que se convertirá en un modelo a seguir”.

Clarín/Deportes

Compruebe también

Tras 14 meses sin competir, volvió Paula Pareto y fue plata en Budapest

La judoca bonaerense Paula Pareto consiguió este viernes la medalla plateada en el Grand Slam de Budapest, Hungría, …

Paula Pareto vuelve a la competencia en el Grand Slam de Budapest

Después de 14 meses sin competir, la judoca bonaerense Paula Pareto, medalla de oro en Río …

Dejanos tu comentario