Inicio / Polideportivo / La sudafricana Caster Semenya da pelea y apela el fallo de la IAAF

La sudafricana Caster Semenya da pelea y apela el fallo de la IAAF

A Semenya la obligan a bajar su nivel de testosterona para competir.

Caster Semenya no detiene su carrera. La atleta sudafricana hizo pública su apelación en el Tribunal Federal suizo y manifestó su disconformismo con la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo (IAAF, segun sus siglas en inglés) por tomar una medida “discriminatoria”.

“Soy una mujer y una atleta de talla mundial. La IAAF no me medicará y no me impedirá ser quien soy”, aseguró luego de conocer el fallo que le impedirá competir en los 400 metros, la distancia en la que es la dominadora absoluta, a menos que reduzca artificialmente sus niveles de testosterona. La defensa de Semenya buscará anular la decisión del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS, según sus siglas en inglés) y basará su postura en los derechos humanos fundamentales. Según la cadena inglesa BBC, Dorothee Schramm, responsable de la apelación de la atleta, afirmó que “la normativa de la IAAF va en contra de los principios primordiales de las politicas públicas suizas en las que los derechos humanos son más importantes que los intereses deportivos”.

La decisión de la IAAF fue avalada por el TAS y Semenya no puede correr contra mujeres en pruebas que van de 400 metros a la milla (1.609,34 metros). Si quiere hacerlo en esas distancias debe competir contra hombres o reducir sus niveles de testosterona por debajo de los 5 nanomoles por litro durante un periodo continuado de al menos seis meses.

Diversas personalidades del atletismo dieron su punto de vista. Joanna Harper, ex atleta y médica transexual, que asesoró al TAS y al Comité Olímpico Internacional en el caso, aseguró que “Semenya compite con todas las ventajas propias de un hombre”. Y Paula Radcliffe, recordwoman mundial de maratón, replicó: “Sería ingenuo no pensar que si ella puede correr libremente no habrá personas que busquen activamente a niñas con esa condición física”.

“Una vez más me defenderé y seguiré inspirando a mujeres y jóvenes atletas en Sudáfrica y en todo el mundo”, dijo Semenya.

La confrontación entre la deportista y la IAAF viene del año pasado cuando la entidad buscó impulsar un nuevo umbral de tolerancia para los grados de testosterona. En aquella oportunidad se trató de reducir de 10 a 5 los nanomoles permitidos en sangre para poder ser parte de las carreras que van de 400 a 1.500 metros.

Desde la IAFF sostienen que un incremento en la testosterona aumenta en un 4,4 por ciento la masa muscular, entre un 12 y un 26 por ciento la fuerza y en un 7,8 por ciento la hemoglobina de la sangre.

Al finalizar su declaración ante el tribunal Suizo, Semenya volvió a hablar fuerte y dijo: “Quiero simplemente correr de manera natural, como lo hago desde que nací. No es justo que me pidan cambiar; no es justo que la gente se pregunte quién soy”.

Hasta que se tome una nueva determinación, Semenya ya anunció que correrá los 3.000 metros del Clásico Prefontaine que se disputará en Stanford el 30 de junio. Entre las inscriptas para la carrera californiana, ella tiene la peor marca con 9m36s29.

                 Clarín/Deportes

 

Compruebe también

Handball Mundial: Argentina debutó con el pie derecho, derrotó a Congo

La Selección Argentina de handball, también conocida como Los Gladiadores, debutó este viernes con un triunfo …

Mundial Handball: Argentina debuta frente a Congo

El armador central Diego Simonet, máxima figura del seleccionado argentino masculino de handball, aseguró este …

Dejanos tu comentario