Inicio / Polideportivo / La operación de Paula Pareto fue un éxito y ya puso la mira en Tokio 2020

La operación de Paula Pareto fue un éxito y ya puso la mira en Tokio 2020

La judoca de Oro argentina sufría una hernia cervical.

Paula Pareto tiene un objetivo claro: llegar al 100 por ciento a Tokio 2020 para intentar defender el oro olímpico que conquistó hace poco más de tres años en Río de Janeiro 2016. Pero a mediados de la temporada se topó con un obstáculo que encendió la preocupación: una hernia cervical que no la dejaba entrenar y competir con normalidad. Pero, sobre todo, no la dejaba dormir a causa del dolor. Por eso la judoca se operó para resolver el problema definitivamente.

Según le contó su entrenadora Laura Martinel a Clarín, “la operación fue un éxito; duró aproximadamente dos horas y Paula estuvo en las mejores manos”. Fue operada por quien el propio equipo de Pareto define como “uno de los mejores especialistas de cirugía de columna del mundo”: el doctor Federico Girardi, que contó con la asistencia de Pablo Juárez Marazzo.

“Para los que quieran saber me hicieron una artrodesis cervical C5-C6”, contó Pareto, que además de enfocarse en su carrera deportiva hace la residencia en Traumatología en el hospital de San Isidro, a través de sus redes sociales.

¿En qué consiste esa intervención? En unir con una pequeña placa las vértebras cervicales números 5 y 6 ubicadas unos centímetros más arriba de la base del cuello. Así se evita que se mueva la articulación entre esas dos vértebras, no se compriman los nervios y no se produzca el dolor.

A partir de ahora, y si se cumplen los plazos establecidos, la recuperación completa, en principio, demandará dos meses. “Tendrá que parar dos semanas y empezar de a poco a entrenar los miembros inferiores, siempre cuidando la zona cervical – explicó Martinel-. En enero estará recuperada al 100 por ciento y esperamos poder competir en marzo”.

“Después de muchas noches sin dormir o despertándome con dolores por elegir entrenarme a mi 100 por ciento, llegué a la consulta con un profesional que me dio la tranquilidad de saber que con una cirugía podía devolverme en pocos meses mi nivel óptimo de entrenamiento, sin sufrir las consecuencias de molestias constantes o ese dolor que en el día era tolerable pero que tanto me despertaba a la hora de intentar descansar. Hoy elijo este paso por el quirófano para llegar de la mejor manera a Tokio”, escribió Pareto en su cuenta de Instagram, junto a varias imágenes en las que se la ve sonriente con un cuello ortopédico en una cama de la clínica en la que está internada.

“La hernia cervical genera una contractura por reflejo, como me explicó un especialista. Desde que me entrené en Japón hasta que luché en el Grand Prix de Canadá, estuve 20 días sin dormir. Me volvía loca el dolor. Esa contractura es la que me tenía a maltraer porque si no dormís no descansás como corresponde y no rendís”, le había contado Pareto a este diario a fines de agosto tras competir en el Mundial de Tokio, que fue su último torneo de la temporada.

Después de participar en los Juegos Panamericanos de Lima se “recuperó” como pudo y decidió viajar al Mundial porque ese torneo entrgaba puntos vitales para el ranking olímpico que en mayo determinará a los clasificados a los Juegos. Y tras ese torneo -en el que sintió el hormigueo en un sólo combate y terminó séptima- cerró su año.

“Es tiempo de parar. No quiero forzar la lesión”, había dicho antes del Mundial. Dos meses después tomó

“Para los que quieran saber me hicieron una artrodesis cervical C5C6”, contó Pareto.

otra difícil decisión y se realizó la operación para dejar los dolores en el pasado y poder enfocar toda su energía en buscar de la clasificación olímpica, que tiene casi en el bolsillo.

Y agregó: “Encima, apareció un cosquilleo en un brazo y luego en el otro. A los Panamericanos no los tenía en los papeles porque me ponía en riesgo por mi lesión, pero los dirigentes me pidieron que fuera y me parecía bueno ir por una medalla para el país. No resultó porque ese hormigueo era bastante constante y molesto. Y te mata. Cansa sufrir todo el día por lo mismo”.

Finalmente dio el paso para dejar ese padecimiento atrás. No será la primera vez que le dé batalla a un problema físico. A los 9 años hizo un tratamiento endocrinológico, a los 12 la pasó mal luego de una patada en la cabeza en el colegio…

Será apenas otro round más para una verdadera campeona.

Clarín/Deportes

Compruebe también

Florence Griffith-Joyner, la más rápida, y esas sospechas eternas

  A Florence Griffith-Joyner la encontraron muerta en su cama el 21 de septiembre de …

Mariano Ronconi será el nuevo DT de los Leones

De un modo u otro, él siempre está. Durante la presentación habló de sus tres …

Dejanos tu comentario