Inicio / Futbol / La Liga goleó al alternativo de River. Hoy debuta Racing

La Liga goleó al alternativo de River. Hoy debuta Racing

Martínez Borja festeja su conquista, la segunda de los ecuatorianos.

Tal vez River empezó a perder el partido contra Liga Deportiva Universitaria de Quito cuando Marcelo Gallardo decidió dejar a todos los titulares en Argentina para preparar el duelo del sábado ante Atlético Tucumán en busca de ese título de liga local que se le niega desde que asumió la conducción del club de Núñez. Ni siquiera viajó el Muñeco a Quito, por un malestar gripal. Tampoco lo hizo el presidente del club, Rodolfo D’Onofrio, ni el mánager Enzo Francescoli. La sensación en la previa era que River casi que regalaba el partido. Y eso se ratificó con el andar del juego: Liga, un equipo limitado, lo aplastó. Le hizo tres goles, pero pudieron ser muchos más.

La altura (2.850 metros sobre el nivel del mar) influye, claro. Todo análisis debe realizarse a partir de esa condición tan adversa para los que suben desde llano. Pero River hizo demasiadas cosas mal en Ecuador.

“Tenemos que hacer un partido de tenencia”, había avisado el capitán Leonardo Ponzio en la previa. Nada de eso sucedió. Se paró de contra el elenco de Núñez. Y se replegó sin disputar la pelota. Lo dejó aislado a Lucas Pratto arriba, que tenía 40 metros por delante. Los volantes ofensivos (el tridente conformado por Julián Alvarez, Jorge Carrascal y Cristian Ferreira), lo mismo. Estaba parado para correr River en la altura. Como mínimo, raro.

Y algo más: Matías Biscay, con el aval de Gallardo, puso en cancha a dos mediocampistas centrales con poca tenencia y distribución, como Ponzio y Sosa. Recién a los 30 minutos juntó más de 5 pases River. Fue cuando se enchufó el colombiano Carrascal. Duró poco y nada.

Todo lo demás fue sufrir. Hay que decir, primeramente, que estuvo a nada de ponerse en ventaja el River con un remate lejano de Ferreira que pegó en el ángulo del arco defendido por el ex Independiente Adrián Gabbarini. Era un golazo. Y la mala suerte quiso que a la jugada siguiente, Franklin Guerra marcara de cabeza tras un córner al primer palo de Junior Sornoza. El marcador central ecuatoriano anticipó a Pratto y le ganó el mano a mano a Robert Rojas. Fue un golpe duro para el visitante: de ahí en más, Liga lo pasó por arriba.

Sufrió el debutante Franco Paredes en el sector derecho de la defensa cada uno de los desbordes del extremo Caicedo y del lateral Ayala, Rojas nunca pudo contra el gigante Martínez Borja y Angileri perdió más de lo que ganó. Enrique Beto Bologna mantuvo a River en juego con varias atajadas. Hasta que Luis Ayala encontró el fondo por enésima vez y mandó un centro exacto para la entrada de Cristian Martínez

Borja, que empujó al gol al arco vacío. Puede que la pelota haya rebotado en el pie de Bruno Zuculini, que jugó como marcador central, aunque la transmisión oficial se lo otorgó al centrodelantero ecuatoriano.

En la segunda mitad, obligado a salir a buscar el descuento, River se adelantó unos metros y Alvarez acompañó al hasta entonces solitario Pratto en el ataque. Se animó a jugar, no especuló tanto. Y tuvo diez minutos buenos en los que pudo descontar con un disparo de Alvarez que pegó en el palo. Fue lo último de los de Biscay, que volvieron a quedarse sin aire y se fueron definitivamente de partido.

Martínez Borja erró tres goles increíbles. De penal marcó el tercero el local, minutos después de que Bologna fuera expulsado por tocar la pelota con la mano fuera del área en una salida apresurada producto de una distracción de la última línea. El árbitro colombiano Andrés Rojas se equivocó y sancionó una mano inexistente de Zuculini. Sornoza, el mejor de la noche, batió al ingresado Germán Lux para el 3-0 definitivo. Poroto todavía no había tocado la pelota y la tuvo que ir a buscar dentro del arco.

La excursión de River a Quito terminó como se pensaba: el equipo alternativo no dio la talla y perdió sin atenuantes. Fue goleado y dejó una pálida imagen. El sábado, en Tucumán, se sabrá si este juego pasará a ser nada en la historia de River.

A esperar.

Maximiliano Uría/Clarín

Marcelo Díaz es una de las piezas fundamentales del andamiaje de Beccacece.

Racing Club tendrá este jueves su estreno en la Copa Libertadores de América 2020 cuando visite a Estudiantes de Mérida, de Venezuela, en un cotejo por el Grupo F del certamen, buscando reafirmar la evolución que demuestra como equipo tras la llegada del entrenador Sebastián Beccacece. El partido se desarrollará en el Estadio Olímpico Metropolitano de Mérida, desde las 19 de Argentina, con el arbitraje de Raphael Claus de Brasil y televisación de ESPN2. Por el mismo grupo, pero a las 23, en Perú, Alianza Lima recibirá a Nacional de Montevideo, Uruguay.

Se inicia la Libertadores para Racing, un torneo en el cual participa por décima vez, que ganó en 1967, guiado por el recientemente fallecido Juan José Pizzuti, y que posteriormente tiene a las semifinales de 1997 como mejor actuación, dirigido entonces por Alfio Basile.

Racing llega con buen estado de ánimo a este debut en medio del incipiente proceso de Becaccece como DT y en gran parte por el triunfo logrado hace casi un mes en el clásico ante Independiente, jugando gran parte del partido con dos hombres menos.

Esa victoria le dio una enorme cuota de oxígeno al técnico que desde su llegada está invicto, aunque no puede pasar inadvertido que de los seis cotejos que tuvo al equipo a cargo en la Superliga sólo ganó dos y empató cuatro y no siempre jugando bien.

Desde su llegada, Beccacece intentó concretar algunas variantes tácticas y para ello decidió variar el puesto de algunos de sus jugadores en el terreno, como hacer jugar a Walter Montoya de lateral derecho, aunque debido al flojo nivel optó por no repetir esa tendencia.

A partir de allí, Racing tuvo momentos interesantes mostrando una evolución como equipo, con buena circulación de pelota y solidez defensiva, especialmente en el triunfo de visitante frente a San Lorenzo, pero también evidenció, como ante Newell’s en su última presentación, falta de juego y falencias ofensivas.

Si Racing muestra su mejor versión puede amagarle la jornada a cualquiera, especialmente si el chileno Marcelo Díaz, Matías Rojas y Lisandro López logran entrar en contacto con la pelota; pero si en la zona de gestación no prospera el equipo pierde el rumbo y deja espacios como para que un rival de jerarquía lo doblegue.

Para el encuentro, Beccacece ordenaría el ingreso de Benjamín Garré, de auspicioso desempeño en los minutos jugados ante Newell’s, por Montoya, quien sufre una molestia muscular.

Estudiantes de Mérida –que cuenta entre sus jugadores al arquero argentino Matías Draghi (ex Independiente Rivadavia) y a Alexis Messidoro (ex Boca)– juega por séptima vez la Libertadores y su mejor antecedente se remonta a 1999, cuando llegó a cuartos de final y fue eliminado por Cerro Porteño de Paraguay. En el torneo local el equipo dirigido por el argentino Martín Brignani viene de perder el domingo ante Yaracuyanos (2-1) y tiene siete unidades, a seis de los punteros Deportivo Lara y Zamora.

Probables formaciones

ESTUDIANTES MERIDA: Draghi, Linárez, Marrufo, Rivas, Penilla; Rivas, Guillén o Rivas, Morillo, Messidoro, Moreno, Rivas o Mena. DT: Martín Brignani.

RACING CLUB: Arias; Pillud, Sigali, M. Martinez, Mena; M. Díaz, Zaracho, Miranday, Rojas; Garré, L. López. DT: Sebastián Beccacece.

Estadio: Olímpico Metropolitano de Mérida. Arbitro: Raphael Claus (Brasil). Hora: 19.00. TV: ESPN2.

Página 12/Deportes

 

Compruebe también

Eugenio Mena dio positivo y es duda para la Supercopa Argentina

Eugenio Mena, defensor chileno de Racing Club, dio positivo en coronavirus y no sólo se perderá el partido …

Femenino: Boca y River ya conocen sus rivales en la Libertadores

Boca, campeón argentino y cabeza de serie, y River, subcampeón, conocieron este martes sus rivales …

Dejanos tu comentario