Inicio / Cine / La dupla Bullock-Reeves quiere volver a trabajar juntos, ¿se viene Máxima Velocidad III?

La dupla Bullock-Reeves quiere volver a trabajar juntos, ¿se viene Máxima Velocidad III?

La pareja actoral también compartió set en La Casa del Lago, de Alejandro Agresti.

Reeves se convirtió en un meme en estado latente: todos los adoran, colegas actores, niños, ancianos. Nunca envejece, no pierde el pelo, tiene pinta de yerno ideal y es tan sensible que sus frases inteligentes están en boca de todos. Es famoso por haber protagonizado la tetralogía de Matrix. También por decir cosas como: “Cuando realmente comprendés el karma, te das cuenta de que sos responsable de todo en tu vida. Es increíblemente enriquecedor saber que tu futuro está en tus manos”.

Ahora, Keanu está más que seguro de que él y Sandra Bullock podrían realizar una tercera película de Máxima velocidad. Ese thriller de acción fue la cuarta película más taquillera de 1994, recaudando por entonces 350 millones de dólares en todo el mundo, en gran parte debido a la química que hubo entre Reeves y Bullock. El filme los convirtió en uno de los dúos cinematográficos más icónicos de la década. Después se volvieron a reunir en 2006 para el drama romántico La casa del lago, dirigidos por el argentino Alejandro Agresti.

Durante una entrevista reciente y conjunta en un podcast, Sandra no pudo reflexionar sobre la exitosa fórmula: “Es que no hay una fórmula. Simplemente funciona o no funciona, y esto funcionó…”, dijo como si fuera un capricho. “Antes de morir, antes de dejar este planeta -agregó-, creo que Keanu y yo debemos hacer algo más frente a la cámara. Aunque estemos en sillas de ruedas o con andadores».

“Jajaja, me encantaría volver a trabajar con vos antes de que se nos cierren los ojos”, agregó Reeves..

La entrevista en conjunto, según Variety, dejaría entrever una posible nueva colaboración. ¿Será en una posible Máxima velocidad 3? Cabe recordar que sólo Bullock estuvo en Máxima velocidad 2, una porquería que también fracasó en las boleterías de todo el planeta. “Ay, todavía me da vergüenza haber estado en ese proyecto”, dijo ella con vergüenza de emoji.

Reeves, en cambio, rechazó la secuela: “Tenía muchas ganas de trabajar con Sandra, me encantaba interpretar a Jack Traven y me encantaba el proyecto, pero en ese momento tuve la sensación, no sé, de que simplemente no estaba bien el guion. Por eso me negué”.

Siguieron hablando de lo bien que se llevaban. “Teníamos afecto mutuo”, dijo Reeves. “Y los propios personajes de la película sienten ese afecto. Creo que supimos jugar entre nosotros y creo que eso fue simplemente divertido. Creo que también confiamos el uno en el otro, ¿verdad?”.

“Sí, me sentí muy cómoda”, continuó Sandra. “No había nada que yo no pudiera intentar hacer o decir y que él no fuera capaz de pelear para que se llevara adelante. Ese tipo de confianza es muy poco común con los actores. Cada vez que le lanzaba algo, él lo devolvía de buena manera y simplemente yo decía: ‘Ahhhh, ése es mi compañero’”.

Que es Reeves, el mismo de otra frase genial: “Comé comida deliciosa. Caminá a la luz del sol. Saltá en el océano. Decí la verdad que llevás en tu corazón como un tesoro escondido. Sé tonto. Sé amable. Sé raro. No hay tiempo para mucho más”.

Clarín/Espectáculos

Compruebe también

Cannes: Coppola volvió a patinar con una decepcionante Megalopolis

Hace casi cuarenta años, en la conferencia de prensa que dio durante el Festival de …

Meryl Streep volvió a Cannes y recibió la Palma de Oro de Honor

Como toda institución, el Festival de Cannes tiene sus tradiciones, pero -parafraseando a Groucho Marx- “si no …

Dejanos tu comentario