Inicio / Teatro / La Cultura que viene: Cifelli, de Ministerio a Secretaría, recortes y más

La Cultura que viene: Cifelli, de Ministerio a Secretaría, recortes y más

Leonardo Cifelli fue designado por el presidente electo. Es productor teatral y ya estuvo en la gestión pública.

La ausencia de «gradualismo» que Javier Milei prometió en su primer discurso como presidente electo impactará en las políticas públicas de fomento de la creación artística y las expresiones culturales. A partir del 10 de diciembre, Cultura dejará de ser ministerio y pasará a ser secretaría. A cargo del área estará el productor de espectáculos teatrales y musicales Leonardo Cifelli, con un antecedente en gestión durante la de Angel Mahler como ministro porteño. Los trabajadores del área se encuentran «en estado de alerta y movilización», preocupados por lo que viene y el vencimiento de contratos.

Quién es Leonardo Cifelli

Cifelli fue convocado en diciembre por La Libertad Avanza. Estaba empezando una temporada de Drácula, el musical; entonces se juntó en abril con Karina Milei. De 52 años, es productor de espectáculos como el mencionado, Picadillo de carneMonólogos de la endorfinaEl jorobado de ParísLa zapatera prodigiosaLas mil y una nochesDorian Gray, el retrato y Priscila, la reina del desiertoHa trabajado con Pepito Cibrián, Antonio Gasalla, Enrique Pinti, China Zorrilla, Moria Casán, Soledad Silveyra, Marilina Ross y Carlos Perciavalle. Es, además, socio del compositor Mahler, quien lo designó como jefe de Gabinete mientras estuvo al frente del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, en una gestión efímera entre 2016 y 2017, durante el mandato de Horacio Rodríguez Larreta como jefe de gobierno.

Principales ideas de LLA para Cultura

Cifelli no accedió a dialogar con Página/12. En entrevistas con distintos medios dio algunas pistas sobre el futuro del área. La reducción presupuestaria de la cartera rondará el 33 por ciento. En medio de la ola privatizadora de LLA, aseguró no tener una «bajada de línea» en torno a los espacios culturales. Prometió que no se quitarán subsidios al cine y al teatro. La búsqueda por «optimizar» recursos pasará por dejar de pagar «fortunas» a algunos artistas. No está confirmado aún si Cultura quedará bajo la órbita de Jefatura de Gabinete o será absorbida dentro de otra cartera, como podría ser el Ministerio de Capital Humano. La primera opción es más probable.

El productor precisó a CNN Radio que con el cambio de esquema «se están sacando subsecretarías y direcciones generales porque estaba un poquito grande el Ministerio». No detalló cuáles. De acuerdo a lo que anticipó a La Nación, la Secretaría tendrá «tres subsecretarías y direcciones generales y operativas». La modificación implica una reducción de lo que él llama «ravioles» del área. De 60 a 40: eso dijo a Infobae.

El presupuesto de 2023 para Cultura fue de más de 54 mil millones de pesos. El productor indicó que el área será «un 33 por ciento menos costosa que ahora», que ese es «el recorte que se va a hacer». Amplió a Ambito esta idea, sin dar números: «El presupuesto de cultura para el año próximo aún no se aprobó pero el presidente electo ya dijo que no es un presupuesto abultado como para hacer un gran recorte. Con el dinero que tenemos debemos hacer que valga más, no puede venir un artista, no importa quién, y cobrar fortunas». Añadió que el Estado no puede «pagar más cachet de lo que se paga en el ámbito privado». También dijo que su gestión estará abierta a distintas ideologías -cuestionó al gobierno saliente al respecto- y que dará trabajo a quienes no lo tienen -«siempre son los mismos»-. Adelantó que se finalizará la puesta en valor del Palais de Glace.

Informó, asimismo, que trabaja con un «equipo de 20 personas» y que próximamente difundirá quienes serán los directores del Teatro Cervantes, el CCK y Tecnópolis. También, de la Biblioteca Nacional, la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares, el Incaa y el Fondo Nacional de las Artes. Para el teatro de la calle Libertad sonó el nombre de Alejandro Tantanian -quien ocupó ese cargo de 2017 a 2020-. Este medio pudo reconstruir que, efectivamente, hubo un llamado el 20 de octubre, es decir antes de las PASO; incluso un ofrecimiento para el director teatral para el CCK, pero no integrará la gestión de Milei. También Cifelli llamó a Alberto Ligaluppi -exdirector general artístico del Complejo Teatral Buenos Aires- para el Cervantes. Otro nombramiento que no se concretaría.

En un comunicado elaborado anteriormente al balotaje, Cifelli plasmó otras de sus propuestas. Titulado «Por una cultura libre y federal», el texto contiene cinco ideas principales: productores y artistas dejarán de pagar Ganancias e Ingresos Brutos. Presentaciones de artistas en teatros de todo el país. La posibilidad de instaurar a nivel nacional un sistema de mecenazgo como el que funciona en CABA.

También, la intención de que la Argentina sea una «fábrica» de talentos. «De acá han salido artistas de la talla de Paloma Herrera, Barenboim y Julio Bocca, como tantos otros. Nos enfocaremos en la promoción cultural internacional, generando alianzas e inversiones público-privadas que nos permitan establecer circuitos culturales alrededor del mundo, trabajando en el diseño y producción de programas itinerantes que nutran a Embajadas, Consulados y espacios culturales en el exterior», se lee en el documento. Finalmente, habla del «emplazamiento de plataformas audiovisuales» en el país, con el fin de generar «puestos de trabajo» y «oportunidades de crecimiento» para artistas y promover «el turismo, las inversiones, el ingreso de divisas extranjeras».

«Los argentinos estamos atravesando la peor crisis económica de los últimos 20 años», subraya el comunicado. «Contamos con un equipo con trayectoria dentro de la cultura y su industria, y eso nos permite tener claro desde el primer momento cuáles son las prioridades y las decisiones que debemos tomar. Nuestro país es un faro cultural regional y eso nos pone en la obligación de ser todos los días más eficientes y creativos», dice al inicio.

Alerta y movilización en el Ministerio de Cultura

En el macrismo la cartera también fue degradada a secretaría, pero en un proceso sí gradual que inició con modificaciones al organigrama, continuó con despidos (muchísimos, cerca de 500, y de la peor manera) y maniobras de desfinanciamiento de programas, hasta que finalmente se oficializó el cambio de rango en 2018. Hubo una fuerte resistencia de parte de los trabajadores del sector, quienes lograron una buena cantidad de reincorporaciones.

Todavía nadie de la nueva gestión se acercó al Ministerio. Esta semana Cifelli se reuniría con Tristán Bauer para iniciar la transición. Este martes 21, los trabajadores nucleados en ATE enviaron una carta al funcionario para informar que se encuentran en «estado de alerta y movilización». Los preocupa que Milei haya confirmado un programa de «recortes presupuestarios, reforma del Estado y desjerarquización del Ministerio». Ante la «incertidumbre» pidieron a Bauer que efectivice la firma de la renovación de contratos, incluyendo a los monotributistas. La mayoría de los 3 mil trabajadores de Cultura -incluyendo cuerpos estables- figura en planta transitoria, con contratos en blanco que se renuevan anualmente. En este momento, hay tensión y se activan reuniones espontáneas.

María Daniel Yaccar/Página 12-Espectáculos

Compruebe también

La soprano coreana Hera Hyesang Park se presenta hoy en el Colón

Hera Hyesang Park es una de las sopranos más interesantes de la actualidad. No solo …

Marcelo Lombardero dirige Ariadna en Naxos en el Colón

“Ariadna en Naxos fue lo último que hice en el Colón”, recuerda Marcelo Lombardero al comenzar la charla con Página/12. …

Dejanos tu comentario