Inicio / Tenis / Juan Manuel Cerúndolo ganó en forma notable el Córdoba Open

Juan Manuel Cerúndolo ganó en forma notable el Córdoba Open

El joven de 19 años ganó en su debut en torneos ATP.

Juan Manuel Cerúndolo le puso el broche de oro a una semana de ensueño. El argentino, 335° del ranking y proveniente de la clasificación, derrotó por 6-0, 2-6 y 6-2 al español Albert Ramos Viñolas, 47° del mundo y quinto favorito. Es el primer título de su carrera y en su debut en el circuito mayor del tenis masculino. El momento clave fue cuando se puso 4-2 en el tercer set. Con el marcador 4030 y su saque, con paciencia fue gastando al español sobre el revés y luego cerró con un drive paralelo que dejó a su rival sin respuesta. 5-2 para el porteño, a un juego de la gloria. Había ganado claramente el primero y después el español levantó su nivel y se quedó con claridad en el segundo.

Cerúndolo no sólo vino a aportarle una brisa de aire renovado al tenis nacional desde que con apenas 19 años y tres meses se acaba de convertir en el cuarto argentino más joven en ganar un torneo ATP. Con su título en Córdoba, en su primera experiencia en un cuadro principal además, Juan Manuel Cerúndolo se puso al frente de un carro que lleva adentro al futuro de ese tenis y que, efecto contagio mediante, se espera que más temprano que tarde empiece a generar más buenas noticias. Chicos como Thiago Tirante y Alejo Lingua son nacidos en 2001, como Cerúndolo; y de 2000 son Sebastián Báez y Facundo Díaz Acosta, por ejemplo. Todos ellos son parte de un porvenir que pinta para bastante más que interesante.

Cuando a Federico Coria le preguntaron por Cerúndolo antes de enfrentarlo en la semifinal del torneo cordobés, el rosarino destacó por entre todas las virtudes de su próximo adversario la inteligencia. Y en los ocho partidos que disputó en el Mario Alberto Kempes -los tres de la clasificación y los cinco del main draw- esa inteligencia para planificar primero y ejecutar después fue lo que lo llevó a levantar el trofeo de campeón.

Cerúndolo no tiene un golpe de nocaut y carece de una potencia avasallante (mide 1,83 metros y pesa sólo 70 kilos) para disponer de una pelota pesada aunque, de todos modos, tiene tres armas que explota al 100 por ciento gracias a esa cabeza que le permite también ser lúcido para identificar lo que sucede adentro de una cancha sin dejarse llevar por las emociones propias de un partido y los vaivenes de un resultado (lo que le pasó en la final después del 6-0 del primer set y de quedar 2-0 abajo en el tercero es un claro ejemplo de ello).

Esos tres puntos que le sirven a Cerúndolo para desarrollar su juego son el timing para pegarle siempre a la pelota a la misma distancia del cuerpo tanto de drive como de revés, la paciencia para no apurarse y elegir los tiros correctos y la sensibilidad para manejar muy bien la pelota independientemente de la velocidad a la que le jueguen.

En lo técnico, el tenis de Cerúndolo todavía tiene un margen importante para mejorar.

• El saque no es su mejor golpe y por eso busca jugar siempre con primeros servicios profundos y con buenos porcentajes (si del 70 por ciento para arriba ya es bueno el número, él nunca bajó del 71 en todo el torneo y frente a Coria sacó al 79 por ciento).

• El drive es su golpe más agresivo y el drive paralelo es su tiro más rápido y con el que más suele desequilibrar a los rivales.

• El revés lo impacta siempre con limpieza y cambia de direcciones con naturalidad.

• El drop es bueno, tanto de drive como de revés.

• Los ángulos de sus tiros desde el fondo de la cancha también son muy buenos y utiliza mucho la variante de las alturas. Si bien sus planteos son conservadores, busca que sus adversarios peguen incómodos y que se desplacen lo máximo posible.

La devolución es otra de sus grandes virtudes. Tiene tiros muy profundos que le permiten tomar buenas posiciones en la cancha.

El posicionamiento, justamente, también es muy correcto. Cuando da el paso atrás para impactar lejos de la línea de base vuelve rápidamente con un par de pasos veloces dados en diagonal hacia adelante.

Miembro de una familia deportista al 100 por ciento -además de sus hermanos Francisco (137° del ranking) y Constanza, que está en el plantel de las Leonas y fue campeona olímpica en los Juegos de la Juventud de Buenos Aires 2018, su padre, Alejandro, estuvo cerca del 300° puesto del mundo allá por los 80 y fundó la academia Tenis Point en la que aprendió a jugar-, Cerúndolo tiene el tenis en el cuerpo aunque su personalidad parezca no demostrarlo. La manera en la que celebró el día más importante de su vida fue casi un compromiso. Sus gestos hacia el afuera resultaron apenas un puño izquierdo apretado y una sonrisa tenue dibujada en su rostro mientras el pequeño grupo de sus amigos del colegio Esquiu que habían viajado en auto para alentarlo no paraban de gritar y sus padres lo miraban emocionados repitiendo casi como un mantra el “no lo puedo creer”. Por dentro, claro, seguramente pasaron otras emociones en ese chico de apenas 19 años que desde hoy será 181° del ranking mundial y que gritó campeón de un ATP cuando hace apenas un mes jugaba torneos turcos por un puñado de dólares.

Mariano Ryan/Clarín

Compruebe también

Tenis: Argentina cayó, pero le dio un susto grande a Kazajistán

La Selección Argentina de tenis femenino perdió 3-2 ante Kazajistán en la serie de playoffs de la Copa Billie Jean …

Lourdes Carlé empató la serie con Kazajistán tras la derrota de Podoroska

La bonaerense María Lourdes Carlé mostró un muy buen nivel y derrotó este viernes a …

Dejanos tu comentario