Inicio / Futbol / Independiente, frustrado; Derby rosarino, parda; Falcioni, mal arranque

Independiente, frustrado; Derby rosarino, parda; Falcioni, mal arranque

Gastón Silva y Leonel Di Plácido disputan el balón. El Rojo no pudo sostener la ventaja.

ndependiente desperdició esta domingo una ventaja de dos goles, empató con Lanús como local 2 a 2 y se fue silbado por su parcialidad en el estadio Libertadores de América, en un partido discreto y cambiante por la sexta fecha de la Superliga. Silvio Romero, en dos ocasiones y uno en cada tiempo, marcó para Independiente; mientras que Lautaro Valenti y José «Pepe» Sand establecieron el empate para Lanús, en la parte final.

El partido, si bien no fue bien jugado, fue muy intenso en la etapa inicial, porque los dos equipos hicieron presión alta y obligaban a tocar de primera, por lo cual se hacía todo impreciso, muy cortado y con acciones bruscas. Un atajada de Agustín Rossi ante un disparo de Sebastián Palacios fue la única llegada de la etapa, previo a la apertura del marcador, que se produjo a los 23 minutos.

Se equivocó en la marca Leonel Di Plácido y el uruguayo Gastón Silva le ganó la espalda por izquierda, llegó al fondo y envíó centro rasante para que Silvio Romero,  anticipándose a Ezequiel Muñoz y con un toque suave, desvíe apenas la pelota y supere a Agustín Rossi para poner el 1 a 0, sin festejo por su pasado en el Granate. El tanto tranquilizó a los conducidos por Sebastián Beccacece y le trasladó la  responsabilidad a Lanús, que no supo cómo acercar peligro hasta el final del período.

La parte final comenzó a todo ritmo y emociones, cuando todavía no se había jugado un minuto, Silvio Romero definió de emboquillada, tras un pase de Pablo Pérez y una buena jugada de contraataque, para poner el 2 a 0 parcial, con lo cual parecía todo resuelto para el local.

Imprevistamente, Lanús llegó a la igualdad en una ráfaga, tras un disparo desde afuera del área de Lautaro Valenti luego de una cesión corta de Nicolás Pasquini, a la salida de un tiro libre, a los 48 minutos, para establecer el descuento y a los 53 el Pepe Sand lo empató definiendo en el área chica, al aprovechar un córner desde la derecha y la pasividad defensiva de Independiente.

Desde entonces, el cotejo se hizo de ida y vuelta, pero sin control del juego y aún más trabado y desprolijo que los primeros 45 minutos. De todos modos, Lautaro Acosta estuvo a punto de darle los tres puntos a los conducidos por Luis Zubeldía, tras una gran maniobra personal y definición por encima de Martín Campaña, que Juan Sánchez Miño pudo desviar sobre la línea; igual que Sand al estrellar un tiro en el palo.

Independiente sumó otra frustración, volvió a jugar mal, dilapidó una diferencia a favor de dos tantos y se fue silbado nuevamente por sus parciales. Lanús, por el contrario, se repuso al resultado adverso, se llevó un punto de Avellaneda y estuvo más cerca de ganar el partido.

2 INDEPENDIENTE: Campaña; Bustos, Figal, Barboza, Silva; P. Pérez, Romero, Sánchez Miño; Blanco, Romero, Palacios. DT: Sebastián Beccacece.

2 LANUS: Rossi; Di Plácido, Muñoz, Valenti, Pasquini; Vera, Quignón, Moreno; Auzqui, Sand, Acosta. DT: Luis Zubeldía.

Estadio: Independiente. Arbitro: Mauro Vigliano. Goles: 23m y 46m Romero (I), 48m Valenti (L), 53m Sand (L). Cambios: 46m Domingo por G. Silva (I), 65m C. Domínguez por Palacios (I), 78m Roa por P. Pérez (I), 79m Orsini por Auzqui (L), 87m Belmonte por Vera (L), 90m De la Vega por Morena (I).

Página 12/Deportes

Central y Ñuls terminaron igualados en un partido con mucho en juego.

El clásico de Rosario suele cocinarse en una olla a presión. Como cualquier otro. O tal vez como ninguno. La ciudad está atravesada por pasiones irreconciliables y la necesidad de ganar – -o de no perder, dependiendo de las circunstancias– se lleva al extremo.

Esta edición, la de la sexta fecha de la Superliga, tenía un bonus: Central y Newell’s debían jugar atendiendo además la tabla de los promedios. Los dos luchan por no descender y eso le sumaba tensión al derby. Vale decirlo: esta vez, y a pesar de que terminaron en empate, no los superó el miedo.

Ofrecieron un partido por momentos discreto, en algunos pasajes emotivo, a veces tenso, pero los dos buscaron ganar. ¿Por qué no lo lograron? Sencillo: las carencias también hacen lo suyo y a veces no alcanza sólo con el deseo.

Lo mejor del primer tiempo lo ofreció Newell’s. Gestó las acciones más profundas y, a diferencia de Central, encontró durante 20 minutos una llave para desnudar las falencias defensivas del rival. Aprovechando la zona detrás de Rinaudo y de Gil, los Rodríguez – los primos Maximiliano, Denis y Alexis- se asociaron para darle dolores de cabeza a Central.

A los 22 minutos Maxi tuvo una chance para abrir el marcador y Caruzzo terminó rechazando en la línea. A los 30’ el travesaño salvó a Ledesma después de un remate de Denis.

Central tuvo apenas 15 minutos en los que se mostró mejor plantado. Aprovechó las imprecisiones de Newell’s, pero ese momento también expuso sus limitaciones: ni Rius ni Zabala le aportaron profundidad por las bandas y el recurso fue el pelotazo repetido para Riaño y Ribas. Esa herramienta, llana, precaria, le generó alguna duda a Newell’s, en especial por el sector de Gentiletti.

En el inicio del segundo tiempo cambió la tendencia. Central salió con otro ímpetu y fue más profundo. Gil, Zabala y Rius se involucraron más con el juego. El ex Unión inquietó en el arranque con un remate cruzado y un tiro libre de Gil pasó cerca del palo derecho. Central era más. Newell’s aguantaba. No mostraba ninguna de las virtudes de la etapa inicial.

Pero como el fútbol no es una ciencia exacta, quizás en su peor momento encontró el gol en una pelota parada. Córner de Bittolo y cabezazo claro y solitario de Lema para llenarse la boca de grito. Aunque la ventaja favorecía los planes de Newell’s, le duró poco. Dos minutos después su defensa no logró despejar una pelota, Gil asistió de cabeza a Riaño, que definió rápido y cruzado.

La tensión, el cansancio, alguna puerta que los dos creían ver abierta, convirtieron el partido a un ida y vuelta desprolijo, pero emocionante. Central iba con desorden, pero exigía. Newell’s se disponía para lastimar en alguna contra. Finalmente fue empate. Y fue justo. Si sirve o no, más allá de lo que exige el folclore, dependerá de la cuenta que haga cada uno. La temporada tendrá mucho de eso para los dos: un ojo estará en la cancha y el otro atento a los vaivenes de la molesta tabla de los promedios.

1 CENTRAL: Ledesma; Molina, Caruzzo, Barbieri, Britez; Rius, Rinaudo, Gil, Zabala; Riaño, Ribas 4. DT:  Diego Cocca.

1 NEWELL’S: Aguerre; Gabrielli, Lema, Gentiletti, Bittolo; Cacciabue, Fernández, D. Rodríguez; A. Rodríguez; Albertengo, Maxi Rodríguez. DT: Frank Kudelka.

Estadio: Rosario Central. Arbitro: Andrés Merlos. Goles: 65m Lema (N), 67m Riaño (RC).
Cambios: 68m Gamba por Zabala (RC), 71m Novaretti por Barbieri (RC), 75m Villarruel por D. Rodríguez (N), 82m F. González por A. Rodríguez (N), 87m Pereyra por Ribas (C).

       Mauro Aguilar/Clarín

Nahuel Bustos festeja su gol que le dio la victoria a Talleres y amargó el regreso de Falcioni.

Talleres de Córdoba aprovechó este domingo el traspié de San Lorenzo para alcanzarlo en la cima de la Superliga, gracias a un triunfo ajustado como visitante por 1-0 frente a Banfield, que tuvo el debut de Julio Falcioni como entrenador.

El conjunto cordobés exhibió un juego aplicado tácticamente, en el que aprovechó casi la única situación de peligro que generó, un cabezazo solitario de Nahuel Bustos, para abrir el marcador a los 37 minutos del primer tiempo.

Luego se vio beneficiado por la impericia de los rivales y el gran trabajo del arquero Guido Herrera, que incluso le tapó un penal y su rebote al mediocampista Nicolás Bertolo.

El Taladro, tras la salida de Crespo y el arribo de Falcioni para su cuarta etapa en el club, tuvo mejor desempeño en el complemento pero sufrió su ineficacia, que no le permitió al menos rescatar un empate, y podría quedar en zona de descenso esta misma fecha.
De esta forma, Talleres, dirigido por el uruguayo Alexander Medina, suma 13 puntos, los mismos que San Lorenzo, y a la espera de lo que haga Boca más tarde, que en caso de ganar será el único líder.

Síntesis

0 BANFIELD: Conde; Arciero, Civelli, Lollo, Bravo; Gómez, Vittor, Damonte, Urzi, Bertolo; Arias. DT: Julio Falcioni.

0 TALLERES: Herrera; Tenaglia, Komar, Medina, E. Díaz; Fragapane, Cubas, Méndez, Pochettino; Menéndez, Bustos. DT: Alexander Medina.

Estadio: Banfield. Arbitro: Ariel Penel. Gol: 37m Bustos (T). Cambios: 56m Carranza por Damonte (B), 61m Fontana por Arias (T) y Payero por Menéndez (B). 75m Dátolo por Gómez (B), 81m Moreno por Bustos (T), 92m Navarro por Fragapane (T). Incidencias: 42m Herrera (T) le detuvo un penal a Bertolo (B); 85m Medina, DT de Talleres.

Página 12/Deportes

Compruebe también

El Clásico de Avellaneda se juega en el Cilindro y por MG Radio

A las 21 en el Cilindro, Racing e Independiente jugarán un nuevo clásico de Avellaneda …

4-2: San Lorenzo le ganó a domicilio a Platense

La Copa de la Liga Profesional ingresó en su etapa final y distintos equipos intentan …

Dejanos tu comentario