Inicio / Futbol / Huracán se lo dio vuelta a Independiente y River empató con Argentinos

Huracán se lo dio vuelta a Independiente y River empató con Argentinos

El Globo fue sorpendido por los juveniles del Rojo, pero en la segunda mitad ganó el partido.

Domingo de súper acción en Parque de los Patricios. Huracán e Independiente regalaron uno de los mejores partidos de lo que va de la Copa Diego Maradona, con muchos goles, salvadas, polémicas y una expulsión.

El Rojo, con un equipo alternativo lleno de pibes surgidos de la cantera y que tiene el foco en la Copa Sudamericana, había comenzado arriba muy temprano, pero se quedó con diez y todo cambió. Huracán puso la artillería y lo dio vuelta para quedar líder del grupo A y sacarle el invicto de 13 encuentros a Lucas Pusineri. Sobre el final hubo un penal no sancionado de Cambeses sobre Asis.

Rápido y letal. Como el veneno de una serpiente que muerde dos veces sin que la víctima se entere, así Independiente atacó al dueño de casa. Casi ni se dio cuenta Huracán que su visitante, en menos de diez minutos, ya le ganaba 2-0.

El local había empezado con el joystick del encuentro en sus manos. la pelota era de su propiedad y con buen criterio intentaba acercarse al área defendida por Sebastián Sosa, uno de los poquitos titulares que jugaron en el Ducó. Pero en dos ráfagas veloces, el Diablo lo puso de rodillas.

La fortuna no estuvo del lado del juvenil Ezequiel Navarro en la jugada del primero. Thomas Ortega se la dio a Andrés Roa y el colombiano desbordó a Raúl Lozano para tirar el pase atrás que rebotó en Navarro y se le metió a un Cambeses sorprendido.

El gol fue en contra, pero lo festejó Roa, que necesita demostrar con buenos rendimientos que el entrenador puede confiar en él y que la dirigencia se termine de convencer de pagarle a Deportivo Cali los 450 mil dólares que restan para completar la compra del 80 por ciento de su pase.

El Globo no se había terminado de acomodar en el campo que recibió otro alfiler inesperado. otra vez por la izquierda de su defensa, sector que quedaba desprotegido por la subida de Lozano. Esta vez fue una salida fallida, con Navarro otra vez como villano, pero ahora no por mala suerte sino por una mala decisión. Tardó en soltar el pase, Domingo Blanco se cruzó todo el terreno para presionarlo y le robó la pelota como un carterista experimentado en plena calle Florida. Mingo mandó el centro al medio y Nicolás Messiniti completó la maniobra con el segundo grito antes de los diez minutos.

Cuando la noche estaba destinada a ser toda roja, Ortega, que tenía amarilla, llegó a destiempo mal y se ganó la otra que derivó en la roja. Pusineri retrasó al pibe Alan Soñora y dejó todo así, con la cola más cerca de su arco. Y Damonte movió piezas para mandarse al ataque de un modo más directo.

Afuera los Ezequieles, Navarro y Bonifacio; adentro Patricio Toranzo y Juan Garro. Hombres de marca por hombres de ataque. Naturalmente, todo pasó a ser de los locales. En poco más de media hora de juego había pasado mucho más que en los 90 minutos de otros encuentros chatos de este particular torneo local. Y faltaba más.

Messiniti festejó como otro gol la salvada en la línea que protagonizó tras un cabezazo de Garro. Pero Huracán no dejó de insistir. Entre Toranzo y Norberto Briasco armaron una linda jugada que se abrió para la derecha con Franco Cristaldo, quien tiró el centro para Andrés Chávez, aunque el chico Ayrton Costa fue quien la terminó metiendo cuando buscó cortar el pase.

El Rojo, de contra, tuvo las suyas. Sin embargo, la presión de los locales fue demasiado. Las manos de Sosa ya habían resistido bastante. Huracán consiguió lo que merecía gracias a Toranzo. El Pato metió un pase filtrado

genial para Santiago Hezze, que enganchó para sacarse de encima a Costa y definir.

El pibe Hezze (19 años), citado para comenzar a entrenarse con la Sub 20, se vistió de asistidor en la siguiente jugada y Chávez – levemente adelantado- fue el que ahora no perdonó a Sosa tras parar el pase con una pierna y rematar con la otra, cruzado al palo derecho.

Así dio vuelta una historia llena de acción y puntos de giro que quedó con Huracán como el justo vencedor desde el juego a pesar de que el árbitro Nicolás lamolina omitió un penal de Cambeses sobre Asis en la última jugada.

Nahuel Lanzillotta/Clarín

Julián Álvarez abrió el marcador mediante la ejecución de un penal.

Aunque tuvo a unos cuantos de sus habituales titulares, River no pudo doblegar a Argentinos Juniors y empató 1-1 en el estadio de Independiente por su debut en la Zona A de la Fase Campeonato de la Copa Diego Armanado Maradona. El equipo de Marcelo Gallardo se había puesto en ventaja en el primer tiempo gracias a un penal muy bien ejecutado por Julián Alvarez, goleador del equipo en lo que va de temporada.

La pena máxima se originó en un muy buen pelotazo lejano del zurdo Fabrizio Angileri para el colombiano Rafael Borré, quien aprovechó la defensa en línea del fondo de Argentinos y una lenta salida del arquero Lucas Chaves: el atacante le punteó la pelota al uno, que lo terminó derribando dentro del área.

Cuando se jugaban 35 minutos, Ignacio Fernández tuvo que pedir el cambio por una dolencia en la cintura, lo que provocó preocupación en el banco de River pensando en el próximo compromiso por Copa Libertadores.

De hecho, el conjunto de Núñez dispuso una alineación mixta con la mente puesta en la revancha de cuartos de final de la Libertadores, que disputará el próximo jueves frente a Nacional en Montevideo con una considerable ventaja luego del triunfo 2-0 de la ida. En consecuencia, en Avellaneda se pudo a ver a varios de los habituales titulares de Gallardo como Milton Casco (jugó la segunda parte como volante), Javier Pinola, Robert Rojas, Alvarez y el propio Borré y Fernández.

Pero Argentinos, algo conservador en la primera parte, salió con otra dinámica al complemento. Diego Dabove le encontró la vuelta al planteo millonario y encontró una muy buena noticia con el ingreso del juvenil Mateo Coronel, quien puso el 1-1 a los 66 minutos luego de una muy buena jugada colectiva de los suyos, con protagonismo de Gabriel Hauche, quien finalmente lo asistió.

De ahí en más, cualquiera de los dos se pudo llevar los tres puntos. Ya sea con la clarísima chance que el colombiano Edwar López desperdició de cabeza o con el tiro libre que su compatriota Jorge Carrascal casi le clava en el ángulo a Chaves, quien la sacó al córner. Merecido empate en Avellaneda.

La próxima fecha, River visitará a Huracán el domingo a las 21.30 mientras que Argentinos hará lo propio en Sarandí ante Arsenal el viernes desde las 21.10.

Página 12/Deportes

 

Compruebe también

Argentina busca la clasificación ante Chile

Para Argentina, ganar en un debut de un torneo grande es todo una novedad en …

Sorpresa en Inglewood: Brasil no pasó del empate ante Costa Rica

Un 24 de junio de 1990, en el Mundial de Italia, una gran Selección de …

Dejanos tu comentario