Inicio / Combate / Guerra en Wembley: Beterbiev liquidó a Yarde. Maderna metió batacazo

Guerra en Wembley: Beterbiev liquidó a Yarde. Maderna metió batacazo

El púgil argentino sorprendió con su definición rápida en la misma velada de Beterbiev-Yarde.

Una verdadera batalla vivió la afición en el Wembley Stadium y el campeón se fue aplaudido por más que era el visitante. Artur Beterbiev le ganó por TKO8 a Anthony Yarde, un dignísimo rival de la bestia ruso-canadiense que mantuvo su invicto con todos KO y los títulos semicompletos de la Organización, el Consejo y la Federación internacional de boxeo.

El noqueador temible Artur Beterbiev (19-0, 19 KO) destruyó a Anthony Yarde en Wembley, y pidió por la pelea undisputed de las 175 libras contra Dmitry Bivol.

El campeón unificado de peso semicompleto del Consejo Mundial de Boxeo OMB y FIB, Beterbiev (19-0, 19 KO) defendió su promedio de nocaut del 100 % el sábado por la noche al obtener una victoria por nocaut técnico en el octavo round contra el duro golpeador británico Anthony Yarde (23-3, 22 KO) en la OVO Arena de Wembley de Londres.

En el momento del final, dos jueces tenían a Yarde ganando con puntajes de 68-65 y 67-66, mientras que un juez tenía 67-66 para Beterbiev. Sin embargo, el rey de la división de las 175 libras nunca ha recorrido la distancia, y esta noche no fue la excepción.

La pelea comenzó como se esperaba, con Yarde boxeando desde afuera y usando un jab de izquierda para mantener ocupado a Beterbiev. El campeón con sede en Montreal avanzó con impunidad mientras comenzaba a descifrar a su retador.

Para el cuarto round, Beterbiev había encontrado su ritmo y distancia, e inmediatamente comenzó a empujar a Yarde contra las cuerdas. Beterbiev conectó varios golpes, pero Yarde conectó algunos propios. Durante los siguientes rounds, ambos hombres tuvieron sus momentos. Yarde tenía una cortada debajo de su ojo derecho y Beterbiev tenía un corto encima de su ojo izquierdo.

El poder de Beterbiev nuevamente demostró ser la diferencia, ya que conectó una mano derecha que envió a Yarde a la lona en el octavo round. Yarde peleó por ponerse de pie, y cuando Beterbiev avanzó para terminar la pelea, la esquina de Yarde detuvo el round a los 2:01 minutos de dicho round.

Beterbiev dijo: “Cada pelea es diferente. Es una preparación diferente. Y el peleador también es diferente. No puedo decir que hice una pelea muy mala. Pero si pudiera hacerlo de nuevo, lo haría mejor. Pero me siento bien. Para ser honesto, me preparé para todos los golpes que dio. Por eso podría volver. Es porque esperábamos esos golpes.

“Todo el mundo puede golpear fuerte a este nivel. Y Anthony también lo hizo. Pero es joven. Me convertí en profesional a los 28 años. Tiene tiempo. Espero que le vaya bien en el futuro. Quiero a [Dmitry] Bivol. Ahora mismo, es todo. En esa pelea, tendremos cuatro cinturones. Creo que es una pelea realmente buena”.

elroundfinal.com

MADERNA SE CONSAGRÓ CAMPEÓN INTERNACIONAL

El boxeo argentino volvió a festejar después de la victoria del platense Ezequiel Maderna en el mítico estadio de Wembley, en Londres. El púgil de 36 años se impuso por nocaut al británico Karol Itauma en lo que fue una de las sorpresas de lo que va del año.

Tras derrotarlo en el quinto asalto y cortarle un invicto de nueve triunfos consecutivos, el boxeador se consagró campeón y obtuvo el cinturón internacional de los semipesados del Consejo Mundial de Boxeo (WBC).

“Vamos por más”, escribió el que supo ser el representante del boxeo argentino en los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008 en su página oficial de Instagram junto a una foto en la que aparece posando con su nuevo cinturón.

Quedaban dos minutos para el final del quinto round cuando el argentino logró penetrar la defensa de su rival con un jab marcado y un potente gancho de derecha que lo dejó muy tocado. Pese a que Itauma no cayó, el golpe lo dejó tan sentido que Maderna logró derribarlo con el clásico “uno dos” de izquierda y derecha.

Automáticamente, el réferi le señaló la esquina al platense y comenzó a contarle al inglés quien parecía totalmente desorientado. Cuando la cuenta llegó a diez, y el juez decretó el final, Maderna se abalanzó hacia la otra esquina para celebrar la victoria .

Este, que fue el primer triunfo del púgil nacional fuera del territorio argentino, le valió el cinturón internacional de peso semipesado de la WBC y su decimonovena por la vía rápida. Además acumula 29 victorias y sólo 10 derrotas. Del otro lado, el británico fue despojado de su invicto y ahora su historial marca 9-1.

infobae.com/Deportes

Compruebe también

Usyk-Fury buscan al Campeón Total de los Pesados

“Esta ciudad no es lo suficientemente grande para los dos”. La frase, utilizada por primera …

Por Turki Alalshikh, Arabia y Las Vegas pelean por ser la meca del boxeo

Si se hubiese realizado a fines del siglo pasado, podría haber sido en Atlantic City, …

Dejanos tu comentario