Inicio / Futbol / Ganó Colón y es puntero en su zona. Vélez también sumó de a tres

Ganó Colón y es puntero en su zona. Vélez también sumó de a tres

Cristian Bernardi abrió el marcador en el Cementerio de los Elefantes.

En la vuelta a su estadio, Colón volvió a ganar allí luego de casi un año (la última había sido en un 3-2 a Estudiantes el 25 de noviembre de 2019) y de yapa, la noche se cerró con una perlita del “Pulga” Rodríguez: hizo un gol de emboquillada cacheteando la pelota con la cara externa desde afuera del área.

El Pulga (Rodríguez) hizo un gol de la Pulga (Messi). Si hubiese habido el estadio se hubiese venido abajo. No hay dudas. Luis Miguel entró a los 28 minutos del segundo tiempo y puso la mejor música santafesina para cerrar la noche a puro baile. Se floreó Colón en los últimos minutos y tanto él como sus compañeros se animaron a tirar lujos que estaban contenidos. Hasta pudo golear, pero Sánchez evitó lo que hubiera sido un golazo de Bernardi picándole la pelota tras una gran jugada colectiva.

Es que Colón arrancó con todo. Después, se quedó. A los seis minutos ya iba ganando con un gol de Cristian Bernardi. Fue de arranque con un a palomita a un centro de Aliendro desde la derecha., Después, Bernardi quien participó de casi todas las jugadas de ataque. Con Tomás Chancalay como aliado, otro de los que complicó a la defensa rival. De hecho, asistió a Rodríguez para que se luciera al convertir su gol.

No había jugado como local Colón en el nuevo torneo del fútbol argentino. Lo había hecho en Florencio Varela (le ganó 3-0 a Defensa y Justicia) y en Avellaneda (igualó 1-1 con Independiente). Entonces, tenía que ratificar su buen andar de visitante. Y así lo hizo.

De esa manera, el “Sabalero” lidera la Zona 2 con siete puntos, dos más que Independiente. Encaminó la clasificación. Pero lo más importante es que se sostuvo con solidez y jugó un partido como para entusiasmarse con ser un equipo competitivo que puede complicar a más de uno. Despacito, el Colón de Eduardo Domínguez va tomando forma.

Página 12/Deportes

Thiago Almada, de penal, marcó la diferencia en Liniers.

Necesitaba ganar Vélez, para romper con los cuatro empates seguidos del ciclo Pellegrino y para acomodarse un poco en la zona que lidera Huracán. Lo hizo con lo justo, con un penal que no fue y dejando en el final una pobre imagen, apurado por un orgulloso Patronato que terminó con dos jugadores lesionados.

En el quinto partido oficial, el equipo de Mauricio Pellegrino sigue sin encontrar los caminos hacia el gol. Esa profundidad en el último cuarto de la cancha donde se ganan los partidos. Maneja el balón, traslada, prueba con los cambios de frente, a veces busca romper entre líneas pero todo a un ritmo bastante parsimonioso, bastante aburrido. Un equipo con paciencia, sí, pero sin creatividad. Tiene dos jugadores diferentes como Ricky Centurión y Thiago Almada, pero aparecieron poco y nada.

Es cierto que desde el inicio cambió muchos nombres de partido a partido y eso dificultad un andar más sólido. Pero ni aún con las tres semanas en las que no hubo copa internacional se notó una mejoría. Y ahora se vienen los octavos de final de la Sudamericana.

Patronato cedió terreno y pelota. Y esperó buscando sorprender de contra, en especial por sector de Ortega, quien se proyecta seguido. También subió más de lo normal Guidara, entonces por momentos quedaban abajo solamente Amor y Brizuela. En su anemia ofensiva, el equipo entrerriano apenas molestó el arco de Hoyos.

Ya sin Fernando Gago, sorprendió el trabajo del chileno Galdames, a su clásica recuperación le agregó traslado y cambios de frente preciso. Cenpa, turión, recostado por derecha, sigue fuera de ritmo. Janson, por izquierda, intermitente. Lucero pivotea mucho pero no queda de frente al arco.

Está claro que en la búsqueda de alternativas, Vélez encontró el gol con ese centro pasado a la cabeza de Amor, mal anulado por el línea que indicó posición adelantada.

Vélez encontró un espacio por la zona derecha, Centurión habilitó a Guidara, quien mandó un centro rasante, la fue a buscar Lucero y cayó en el área ante la marca de Gissi. Mastrángelo dudó un segundo pero después sancionó penal, una decisión tan equivocada como el gol anulado a Amor. Almada, ya un especialista desde los 12 pasos, no falló.

El local mantuvo su libreto tras del gol, siguió manejando la pelota con ritmo lento. En cambio, el que se despertó fue Patronato, que se animó a buscar el empate. A los 22 minutos, Marín envió un centro, cabeceó Detter y Hoyos salvó en dos tiempos.

Alvarez agotó los cambios a los 27 minutos. Y enseguida se lesionó Gissi, que estuvo cinco minutos afuera y luego continuó con dificultad. Vélez sólo una vez aprovechó esa situación: Sappa salvó ante Tarragona.

Además, con la secuencia de los cambios, Pellegrino se animó a jugar con los dos nueves, pero fueron apenas 9 minutos. Luego, reforzó el medio con Pittón y dejó arriba al tridente: Bouzat-Tarragona-Orellano. Pero terminó defendiendo el empate.

Oscar Barnade/Clarín

Compruebe también

Atlético-Boca, Racing-Talleres, Tomba-Sarmiento y Vélez-Aldosivi, hoy

A ocho puntos de los líderes y con ocho equipos arriba, pero todavía con el …

La Liga Profesional considera apropiado el regreso del público a los estadios

Los integrantes de la Liga Profesional de Fútbol (LPF) se reunieron por el retorno del público a …

Dejanos tu comentario