Inicio / Tenis / Federer no arranca. Perdió en segunda ronda de Halle, y se viene Wimbledon

Federer no arranca. Perdió en segunda ronda de Halle, y se viene Wimbledon

Al suizo le está costando entrar en ritmo tras su larga recuperación.

Roger Federer cambió completamente el semblante en el ATP 500 de Halle, donde quería su triunfo número 70 y buscaba la mejor preparación de cara a Wimbledon, su segunda casa. El triunfo en el debut no había sido sencillo, pero se dio. La contracara llegó ayer con la derrota en octavos de final ante el canadiense Felix AugerAliassime, 19 años menor que él, por 4-6, 6-3 y 6-2.

“El proceso de rehabilitación fue un gran desafío para mí. Todos los que se han sometido a múltiples cirugías saben de lo que estoy hablando. Las cosas ya no son fáciles y esa es a veces la mayor preocupación”, sorprendió a todos Federer en una conferencia de prensa demasiado particular.

Es que el ex número uno demoró dos horas entre la derrota y su aparición en la sala de conferencias. Pidió hablar sólo en inglés y su cara lo decía todo: estaba diferente.

“Necesitaba tiempo para digerir el tercer set, porque no estaba contento por cómo terminó. Me tomé mi tiempo antes de entrar en la conferencia de prensa porque no quería decir cosas equivocadas jugadas por las emociones”, confesó quien el 8 de agosto cumplirá 40 años y viene de retirarse en Roland Garros para cuidar su físico hacia la Catedral.

“Fui muy negativo, que no es mi estilo. Mi actitud fue mala y no estoy orgulloso de ello. Eso fue decepcionante. Recibí mucha información de mis partidos en las últimas semanas. Cambiar de superficie no es fácil. Auger-Aliassime es un gran jugador y estuvo mejor”, sentenció en modo de furiosa autocrítica.

Un detalle curioso: Federer jamás se había enfrentado con un rival nacido en el siglo XXI. Y no terminó bien la historia para el suizo después de una hora y 44 minutos. Sobre todo porque el lunes 28 comenzará Wimbledon, donde conquistó ocho títulos y pretende la hazaña de quedar en soledad como máximo ganador de Grand Slams. Junto al español Rafael Nadal, ambos suman 20 trofeos “grandes”, mientras que el serbio Novak Djokovic llegó a los 19 con su festejo en Roland Garros.

La felicidad de Aliassime contrastaba con la amargura de Federer. “¡Es alucinante! Por supuesto que no esperaba esto”, declaró tras enfrentarse por primera vez a su ídolo. Y agregó: “Quería ganar, pero Roger Federer es mi ídolo y ha sido un auténtico honor jugar contra él antes de que se retire. Ganarle es algo grandioso. Voy a valorar esto. Me puse nervioso cuando me di cuenta que podía ganar, pero seguí creyendo en mis chances y jugué casi un tenis perfecto”.

Clarín/Deportes

Compruebe también

Alexander Zverev fue medalla de Oro en Tokio

El tenista alemán Alexander Zverev se proclamó campeón olímpico al vencer en la final al …

Alexander Zverev superó a Djokovic y lo dejó sin Golden Slam

Se terminó la ilusión de Novak Djokovic, número uno del ránking mundial ATP, de lograr el Golden …

Dejanos tu comentario